Empresas y finanzas

El Gobierno aplaza al martes como mínimo lanzar más avales pese a las urgencias de las pymes

  • Bancos y empresarios reclaman otros 20.000 o 30.000 millones
  • Las entidades reclaman un aumento de las garantías públicas como en Alemania
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

La banca y también las organizaciones empresariales llevan días presionando al Gobierno para que lance un nuevo tramo de avales ante la avalancha de peticiones. Las entidades iniciaron el lunes la comercialización oficial de los préstamos garantizados por el Estado y la gran banca agotó en el primer día su cupo, fijado por cuotas de mercado. Pero, el Gobierno ha aplazado cualquier decisión al menos hasta el Consejo de Ministros del martes, según fuentes conocedoras de la situación.

En el día de ayer fueron los dos grandes bancos los que alzaron a voz urgiendo al Ejecutivo a que ampliara el dinero disponible. Desde BBVA se indicó a última hora del día que "es preciso un nuevo tramo para paliar los negativos de la crisis actual", indicando que son las pymes y los autónomos los que más necesidades y urgencias de liquidez presentan en estos momentos de dificultad por el coronavirus. Un mensaje que fue compartido por el responsable del Santander en España, Rami Abukhair.

Ante este escenario, desde todos los sectores se está pidiendo al Ejecutivo que lance ya una nueva línea, que podría rondar entre 20.000 millones y 30.000 millones de euros, teniendo en cuenta la demanda de las últimas semanas. La que está en marcha está dotada con avales por 20.000 millones.

La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, señaló ayer que el Ejecutivo tomará una decisión una vez los bancos aporten toda la información y el tramo se haya consumido. Además, manifestó que se revisarán todos los datos, para poder llevar a cabo las modificaciones necesarias. Así, por ejemplo, no se descarta que en el segundo tramo haya un porcentaje mayor de dinero disponible para las pymes si así se precisa, tal y como están reclamando algunas entidades.

De los 20.000 millones que se están movilizando ahora, 10.000 millones están reservados para autónomos y empresas con una facturación inferior a los 50 millones y un volumen de trabajadores no superior a las 250 personas. Los restantes 10.000 millones son para compañías mayor tamaño.

Las operaciones de menos de 50 millones se conceden de manera automática por parte del sector financiero, aunque posteriormente serán revisadas por el ICO. Pero, para los contratos por encima de dicha cantidad el organismo público tiene que dar su beneplácito previo, de acuerdo con la normativa, por lo que las compañías que haya solicitado este tipo de préstamos tendrán que esperar días para poder disponer del dinero.

En las posibles modificaciones, la banca también intentará que el umbral de las garantías públicas se eleve, al menos para determinados colectivos. En la actualidad estos avales son del 80% para las pymes y de entre el 60 y el 70% para las empresas más grandes. En Alemania, el Gobierno ha subido el nivel de cobertura al 100% para algunas compañías, un modelo que las entidades españolas pretenden que se siga en nuestro país.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud