Empresas y finanzas

Iberia presenta un ERTE de tres meses para el 82% de su plantilla por el virus

  • La compañía emplea a 17.000 personas y el grueso son pilotos, TCP y handling

Iberia ha puesto en marcha un ajuste temporal de empleo para el grueso de su plantilla, formada por unos 17.000 trabajadores. El ERTE presentado hoy ante las autoridades para hacer frente a las consecuencias de la crisis del coronavirus, tendrá una duración inicial de tres meses y afectará a todos los departamentos de la aerolínea con distinta intensidad.

En total, Iberia informa que se verán afectados por el ERTE un máximo de 13.900 personas, lo que supone el 82% de la plantilla del grupo. En este punto, la compañía quiere dejar claro que el periodo de tres meses está sujeto a la evolución de la crisis sanitaria y de la reactivación de la demanda. Así, la cantidad de afectados y el periodo podrá reducirse si la actividad se recupera más rápido, o bien la firma podría pedir una ampliación si ocurre lo contrario. En este último caso lo tendría que aprobar el Ministerio de Empleo.

"Las áreas de negocio relacionadas directamente con la operación se verán afectadas por el ERTE en la misma proporción que la reducción de capacidad"

Los trabajadores vinculados directamente con la operación de los vuelos (pilotos, TCP, servicios de tierra, handling, mantenimiento en línea, carga) serán los más afectados por el ajuste temporal ya que llegará hasta el 90% de los trabajadores que, a su vez, conforman el colectivo más numeroso.

"Las áreas de negocio relacionadas directamente con la operación se verán afectadas por el ERTE en la misma proporción que la reducción de capacidad", explica la firma en un comunicado, lo que implica que espera tener una programación de mínimos, mientras que IAG ha anunciado la cancelación del 75% de la capacidad. 

Así, los vuelos que operará la aerolínea de bandera serán los mínimos imprescindibles para garantizar una mínima conectividad de España en el corto, medio y largo radio y, entre otras cosas, permitir que los españoles que no estén en casa puedan volver junto a sus familias y que los ciudadanos extranjeros que se encuentran en nuestro país puedan volver a sus lugares de origen. Es decir, realizará vuelos de rescate, los servicios mínimos fijados entre la península y las islas y puede que alguno doméstico más. Según los datos de Eurocontrol, el tráfico aéreo de Iberia cayó el miércoles con un 60,3% respecto a un día análogo del año pasado.

El ERTE podrá ampliarse si la crisis se alarga y la actividad tarda en remontar

Iberia ha presentado un expediente de regulación de empleo por fuerza mayor aprovechando las facilidades que ha dado el Gobierno para que las empresas se acojan a este modelo en la situación de crisis excepcional en la que se encuentra la industria aérea. No hay que olvidar que ante las restricciones a la movilidad impuestas por los Ejecutivos y el cierre del fronteras, las aerolíneas ya casi no tienen destinos a los que volar ni pasajeros a los que transportar. El ERTE por fuerza mayor implica un periodo de tramitación más corto, unos siete días, y no implica negociación con los sindicatos. El proceso abierto todavía está pendiente de que lo apruebe la autoridad laboral.

Un ajuste por barrios

En un comunicado, Iberia desgrana por áreas de actividad la intensidad en la que va a aplicar el ERTE, más allá de los trabajadores vinculados directamente con la operación. Así, en el caso de servicios centrales y oficinas, tanto corporativos como de mantenimiento y handling, se verán afectados en un máximo de un 70% de los trabajadores. 

En resto de las actividades de Mantenimiento, debido a la relación comercial con clientes externos y esperando que ésta se mantenga en la situación actual. Por su parte, Motores se verá afectado durante los tres meses en un máximo de un 60%, mientras que en Mantenimiento Mayor la afectación será de un máximo del 80% los dos primeros meses y de un máximo del 90% el tercero. El área de Componentes se verá afectada a su vez en un máximo de un 70%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en Google+
Antonio Lopez Lopez
A Favor
En Contra

Nuestra industria del turismo necesita de las aerolineas, y en nuestro caso IAG debe sobrevivir.

En el pasado reciente con el 11-S les costó 22 meses llegar a la normalidad, con esta crisis, que es peor, necesitarán ayuda financiera para poder despegar. En Francia Macron ya lo está implantando dichas ayudas en Air France.

Es un sector que habrá que facilitarles lo que necesiten si quieren subsistir, y que en España emplea a muchísima gente.

Puntuación 8
#1
nicaso
A Favor
En Contra

Vaya, ahora sólo falta que la Administración presente otro Erte para sus funcionarios y despues nos vamos todos a casa a morir descansados. ! Qué disparate todo !

Puntuación 13
#2