Empresas y finanzas

BBVA se protege del Brexit y saca de la bolsa de Londres su filial turca

  • Garanti dejará de negociar sus acciones en la 'City' el próximo 5 de noviembre
Un edificio de Garanti. Foto: Reuters

BBVA quiere protegerse lo máximo posible ante las consecuencias del Brexit, ya sea por entendimiento o a las bravas. La entidad ha tomado la decisión de sacar de la Bolsa de Londres su filial turca, Garanti Bankasi, además porque los títulos tenían poca liquidez y suponían un coste elevado.

Este abandono, que ya ha sido comunicado a la Financial Conduct Authority y a la UK Listing Authority (UKLA), se producirá el próximo 5 noviembre, cinco días después de la fecha prevista para la desconexión del Reino Unido de la Unión Europea. Será entonces cuando sus títulos dejarán de cotizar y negociarse en el parqué de la City.

El movimiento de Garanti no es el único que ha hecho BBVA como escudo al Brexit. En los últimos meses ha trasladado las emisiones de bonos en libras listadas en el mercado de Londres al de Dublín (Irlanda) y ha cerrado una de las dos sucursales operativas con las que contaba en la capital del Reino Unido.

La filial otomana de BBVA, que controla con casi el 50% del capital, se convirtió en 1993 en la primera empresa de Turquía en ofrecer acciones en los mercados internacionales con su incorporación al mercado de recibos de depósitos de títulos de Londres (Global Depositary Receipts), un sistema similar al de los ADR de Estados Unidos, con el que compañías extranjeras pueden recabar fondos en otros países.

ADR británicos

La gran diferencia del mercado londinense con el estadounidense reside en que los títulos que se colocan en el primero se pueden negociar en todo el mundo salvo en Norteamérica, mientras que en el segundo solo en la Bolsa de Nueva York.

La resistencia de Garanti es uno de los principales focos de incertidumbre que sufre desde hace más de un año BBVA. Aporta cerca de un 10% de los beneficios y la situación económica y política que vive el país genera inestabilidad a su cotización y a su evolución futura. En la apuesta turca el grupo español se juega una parte relevante de sus ganancias para los próximos ejercicios y una inversión de unos 7.000 millones de euros.

En contraste con otros bancos de nuestro país, BBVA apenas tiene exposición directa a Reino Unido. Solo cuenta con una participación minoritaria de la entidad digital Atom. El Santander y el Sabadell sí tienen un elevado riesgo al mercado británico. El grupo cántabro tiene en peligro una sexta parte de los resultados, mientras que el catalán aspira a que en el corto plazo genere el 18% de sus ganancias. El Santander ha deteriorado ahora en 1.500 millones el fondo de comercio de su franquicia inglesa.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0