Empresas y finanzas

La gran banca maneja un golpe de hasta 33.000 millones por el IRPH

  • Los cinco grandes acumulan hipotecas con este índice por más de 16.200 millones
  • Calculan que las indemnizaciones podrían alcanzar el doble de su exposición
Madridicon-related

La banca española se juega buena parte de su futuro con la decisión que adopte el Tribunal de Luxemburgo (TJUE) sobre las hipotecas referenciadas a IRPH, un indicador hipotecario como el Euríbor pero más caro, cuyo volumen es más elevado de lo que en principio se preveía. El próximo 10 de septiembre, el abogado de la Unión Europea acudirá al tribunal a exponer su valoración sobre lo sucedido, una opinión que, de manera generalizada (no siempre), pesa en la sentencia final. Una decisión que se conocerá a principios del próximo ejercicio.

En los últimos meses las entidades han venido desvelando la exposición que tienen a este tipo de hipotecas, cuyos titulares han tenido que abonar más dinero en sus cuotas que aquellos cuyo préstamo varía en función de la evolución del euríbor. Los principales bancos (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell) acumulan más de 16.200 millones a este tipo de crédito, es decir, un 6,4% del volumen de financiación para la adquisición de viviendas concedido a los hogares. El resto aún no ha aflorado su riesgo, aunque en el mercado se da por sentado que Bankinter apenas estaría afectado, mientras que el resto contaría con porcentajes de exposición similares a la media.

El problema, a día de hoy, radica en la incertidumbre que genera esta causa judicial, porque la cuantía de las posibles indemnizaciones se desconocen, en caso de que haya una sentencia desfavorable para el sector. La cuestión principal, como sucedió con las cláusulas suelo, es desde que fecha se fija para que la banca tenga que devolver dinero cobrado de más a los clientes, en caso de que se demuestre que ha habido mala praxis comercial.

Algunas casas de análisis han cuantificado el posible agujero. Por ejemplo, Morgan Stantley cree, en un escenario donde la retroactividad de las indemnizaciones alcance los 10 años, que el volumen de las compensaciones oscilaría entre los 3.154 millones y los 7.042 millones de euros brutos para el conjunto del sistema. Otros, más pesimistas como Goldman Sachs, llegó a cifrar el boquete en hasta 44.000 millones, al considerar que todos los clientes con hipotecas IRPH reclamarán.

En algunos bancos se maneja como el peor supuesto para sus intereses que la cuantía de las indemnizaciones suponga el doble de la exposición. En esta coyuntura, solo la gran banca tendría que devolver un máximo de 32.500 millones, un importe que entra dentro de las estimaciones realizadas por Goldman.

Según los datos, CaixaBank es la entidad más expuesta a este riesgo, tanto en volumen como en porcentaje sobre su cartera hipotecaria. La entidad cuenta con préstamos la entidad que tiene el IRPH de 6.446 millones, es decir, el 8% del total de créditos para viviendas. El Santander, por su parte, cuenta con 4.300 millones, lo que supone el 6,81% del total de hipotecas. La exposición de BBVA alcanza los 3.100 millones (el 4%), mientras que Bankia y Sabadell se sitúan en 1.600 millones (2,4%) y 1.600 millones (2,6%), respectivamente.

Si tenemos en cuenta los cálculos de algunas de las entidades, CaixaBank se enfrenta a pagos de casi 13.000 millones a los afectados; Banco Santander, a 8.600 millones; BBVA, a 6.200 millones; Bankia, a 3.200 millones; y Sabadell, a 1.662 millones.En el sector financiero se confía en que la sentencia sea positiva para las entidades, ya que el IRPH es un índice público y, por tanto, añade su transparencia, una de las cuestiones esenciales de las demandas. Aun así, se muestran preocupados, ya que la Justicia comunitaria apoya de manera general a los consumidores y castiga a la banca desde la crisis.

Menores ingresos en el futuro

El arreón, de producirse un fallo en favor de los clientes, será mayor para la banca, ya que sus ingresos futuros bajarán, al sustituirse en las hipotecas afectadas el IRPH por otro. De ser el euríbor, éste índice se encuentra en mínimos históricos negativos del -0,3%. Las entidades, con el fin de rebajar la exposición, están tratando de negociar con los clientes un cambio de condiciones de los contratos, con el euríbor como referencia, y evitar así posteriores demandas.

Eso sí, un cambio de las condiciones no implica que después no se vaya a poder reclamar, si la sentencia finalmente es a favor de los consumidores. Desde la compañía de servicios legales reclamador.es recordaban la semana pasada que los afectados por el IRPH pueden, entre otras cosas, pedir en su banco la sustitución de este índice por el euríbor para abonar una cuota mensual inferior sin perder derechos, aunque recuerda que en ningún caso se debe firmar ni aceptar la renuncia de acciones por las cantidades que en el pasado se han desembolsado de más.

La compañía también matiza que las entidades no están obligadas a aceptar los cambios en el índice de referencia para fijar la cuota y hace hincapié en que hay que tener en cuenta que la novación del contrato, por las modificaciones, conlleva determinados costes, como el pago de una comisión si el préstamo se ha firmado hace menos de tres años, notaría, gestoría, registro de la propiedad, etc.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud