Economía

Estos son los cambios en las pensiones de jubilación en 2023

  • Se deben a las reforma de las pensiones de 2011 y la 'reforma Escrivá'
  • Estas modificaciones afectan a más de seis millones de prestaciones
Foto: Dreamstime.

Con la llegada dle nuevo año el sistema de pensiones español ha experimentado varias modificaciones que afectan a distintas materias. Estos cambios ya han entrado en vigor y tienen su origen en las reformas aprobadas en la última década para hacer más sostenible dicho sistema de pensiones, especialmente con la llegada de las jubilaciones de la generación del 'baby boom'.

Las pensiones contributivas de jubilación, el grueso de este tipo de prestaciones (6,28 de los 9,93 millones que se abonan cada mes, de acuerdo con los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social), se ven cambiadas en 2023 por dos reformas de manera simultánea: la reforma de 2011 y la 'reforma Escrivá', que tienen diferentes calendarios de aplicación.

Así, a la vez que se prolonga la aplicación progresiva de la reforma de las pensiones de 2011 (que comenzó en 2013 y terminará en 2027, con cambios cada año) se han aprobado de forma definitiva tras la acción ejecutiva del actual Gobierno llevada a cabo por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

Aumentos en la edad de jubilación

Es quizá el cambio más significativo porque afecta al conjunto de trabajadores y potenciales pensionistas. La reforma de las pensiones de 2011 se hizo con el objetivo de aumentar la edad de jubilación (que era de 65 años sin condicionantes) para los trabajadores que no alcanzasen ciertos niveles de cotización. Tanto la edad como el nivel de cotización van aumentando de forma anual para llegar al objetivo final en 2027.

En 2023 la edad ordinaria de jubilación es de 66 años y cuatro meses para las personas que no lleguen a 37 años y nueve meses cotizados: dos meses más y tres meses extra de cotización, respectivamente. La edad de jubilación se mantiene en los 65 años si la persona que se jubila llega a esa cotización obligatoria.

Más tiempo para cobrar el 100% de la pensión

Esta es también una consecuencia directa de la reforma de 2011, que pretendió aumentar los requisitos que los trabajadores deben cumplir para obtener el 100% de la base reguladora en su pensión de jubilación, algo que depende de los años cotizados en total por el trabajador, que otorgan diferentes porcentajes de esa base reguladora dependiendo de su cantidad.

Se mantiene el 50% de esa base reguladora que otorgan los 15 años obligatorios de cotización. A partir de ahí se modifican los porcentajes: por cada uno de los siguientes 49 meses se concede un 0,21% extra de la base reguladora y por cada uno de los siguientes 209 meses cotizados se da un 0,19% de la base reguladora. Esto que hace que para obtener el 100% de la base reguladora sea necesario cotizar medio año más: 36 años y seis meses.

Aumento en las cotizaciones de los trabajadores

Esta novedad afecta en el presente y en el futuro a los trabajadores: desde 2023 sube en un 0,6% (un 0,5% en la aportación empresarial y un 0,1% en la del trabajador) la cotización por contingencias comunes, por lo que todos los ciudadanos cotizarán por un porcentaje ligeramente superior. Esto, en paralelo, tendrá un efecto de cara al futuro.

La razón es que el aumento en estas cotizaciones tiene como objetivo garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones, ya que el dinero se destinará a la denominada 'hucha de las pensiones'. Las estimaciones del Gobierno son de 4.000 millones de euros por año, hasta un total de 40.000 millones en 2032, con el objetivo de cubrir al sistema con la llegada de las jubilaciones de la numerosa generación del 'baby boom'.

Nuevo sistema de cotizaciones de los autónomos

En el afán por lograr la sostenibilidad del sistema también se ha reformado el sistema de cotización de los trabajadores autónomos para pasar a un sistema de cotización por tramos de ingresos reales que tiene en cuenta los ingresos declarados por el trabajador. Esta reforma se negoció durante 2022 y tendrá un calendario progresivo de aplicación en 2023, 2024 y 2025.

La idea de fondo es reducir el número de autónomos que cotizan por la base mínima (más del 85% de los autónomos personas físicas lo hicieron en 2021), algo que tendrá un efecto lógico en la recaudación por cotizaciones si tiene el efecto buscado de aumentar la base de cotización de estos trabajadores.

Subida de las pensiones no contributivas

Estas pensiones, que son las que se abonan a los trabajadores que no han llegado a los 15 años cotizados que exigen las contributivas, tendrán las mismas cuantías que en la segunda mitad de 2022, ya que se mantiene el aumento del 15% en estas prestaciones para otorgar una cobertura especial a sus beneficiarios ante la inflación.

Este aumento del 15% tuvo lugar a mediados de 2022 y se prolongará durante todo 2023, una subida significativamente superior a la que han tenido las pensiones contributivas, que ha sido de un 8,5% fruto de la inflación media interanual de noviembre de 2021 a noviembre de 2022.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud