Economía

El Banco de España advierte: la reforma de pensiones eleva el gasto previsto a futuro

  • Ligar las pensiones a la inflación es el principal foco del gasto
  • Este mes ya proyectó el coste de la revalorización en 13.500 millones extra
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. EE
Madrid

El Banco de España (BdE) ha publicado el informe de Estabilidad Financiera con una seria advertencia a la primera parte de la reforma de pensiones llevada a cabo por José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social. En concreto, el banco central explica que se espera una tendencia al alza y en ningún caso de reducción del gasto público con las pensiones públicas en el centro de la diana.

En palabras del organismo liderado por Pablo Hernández de Cos, la ausencia de un plan de consolidación y la falta una mejora de la productividad laboral choca de plano con el "previsible incremento de los gastos ligados al envejecimiento de la población". Con todo, en ningún escenario plantea una reducción de deuda pública. El pasivo "tenderá a mantenerse o aumentar en los años posteriores, lo que supone un claro riesgo para la economía española y para sus agentes".

En el informe, el Banco de España señala a la aprobación de la primera pata de la reforma de pensiones que incorpora "aspectos que elevan el gasto futuro previsto". El principal factor es la derogación del facto de sostenibilidad en sustitución por la revalorización de las pensiones públicas con la inflación media entre noviembre y noviembre de cada año. 

Y es que el coste de la revalorización se mueve entre los 10.000 y los 13.500 millones de euros. Casas de análisis como Fedea prevén un gasto extraordinario de 1.700 millones por cada punto extra de inflación (10.200 con IPC medio del 6%). Otros como WTW se van hasta los 12.300 millones de euros. La auditora pública, AIReF, eleva el gasto a unos 1.500 millones por cada puntos extra.

El propio Banco de España, como institución oficial, dibuja uno de los horizontes más pesimistas. Proyecta una inflación media anual del 7,5%, el doble que en su estimación previa, y calcula que el coste de revalorizar estas retribuciones públicas acordes al IPC es de 1.800 millones por cada punto de inflación. Así, la Seguridad Social afrontaría una 'paga extra' en 2023 de hasta 13.500 millones. De ahí su alerta sobre el gasto público ligado a las pensiones.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Si se dejaran de hacer huelgas de juguetes, ministerios de desigualdad, estudios para determinar la autenticidad sobre la nata del roscón de reyes y demás sandeces sin sentido....seguramente, llegaría para eso y para mucho más.

Puntuación 3
#1