Economía

Cómo pedir el paro por internet: estos son los pasos y la cuantía que cobrarás

  • Es válido si se dispone de certificado digital, Cl@ve o DNI electrónico
  • Permite hacer el trámite a través de la Sede Electrónica del SEPE
Foto: Dreamstime.

Cuando una persona se queda sin trabajo la mayor de sus preocupaciones en ese momento es garantizarse el cobro de la prestación contributiva por desempleo, el paro, si tiene derecho a ella. La forma más rápida de hacerlo, si cumple con las condiciones necesarias, es hacerlo a través de internet.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) permite hacer este trámite a través de la Sede Electrónica, entrando por la categoría 'Personas' y accediendo al servicio 'Reconocimiento de la prestación contributiva', disponible en este enlace. Para poder hacer el trámite, eso sí, el ciudadano debe contar con alguno de estos métodos de acceso: certificado digital (puede conseguirlo en cuatro sencillos pasos), DNI electrónico o Cl@ve (así puede registrarse para obtener Cl@ve PIN o permanente).

El funcionamiento de este servicio es sencillo: una vez el ciudadano acceda con el método del que disponga ha de responder a "un sencillo formulario, guiado paso a paso por pantallas", en el que el solicitante debe introducir toda la información laboral y personal que se necesite para el reconocimiento de la prestación.

En primer lugar, y siempre que no haya sido remitido por la empresa, se ha de introducir la información que aparece en el certificado de empresa. Aquí están los datos de la empresa (Régimen de la Seguridad Social, NIF o CIF, razón social, CNAE, domicilio social...), los datos del trabajador (nombre y apellidos, DNI o NIF, grupo de cotización, tipo de contrato...) y la causa y fecha de la suspensión o extinción laboral.

Después, el ciudadano podrá informar o modificar parte de la información que tiene en su poder el SEPE. Aquí hay que indicar la situación legal de desempleo, los datos bancarios del solicitante (para la recepción de la prestación), los datos de envío de notificaciones (dirección, correo electrónico, número de teléfono móvil o fijo), los datos de responsabilidades familiares y un apartado de observaciones que el ciudadano puede rellenar si lo así lo estima oportuno.

Con toda la información añadida, el solicitante ha de adjuntar toda la información anexada que necesite y que se constituya como documentación obligatoria para el reconocimiento de la prestación.

Cuando se hayan cumplido esos pasos, el solicitante recibirá un resumen de la prestación (incluye la cuantía del paro y su duración) y la confirmación, que tendrá que firmar para acabar con el trámite. La firma depende del tipo de método de acceso que se haya elegido:

-Si es a través de certificado digital o DNI electrónico se hará mediante el envío de un código al número de teléfono móvil.

-Si es a través de Cl@ve se debe introducir la contraseña de acceso, después el código enviado al teléfono y acabar el trámite pulsando en 'Continuar'.

Los requisitos para cobrar el paro

Para poder percibir la prestación contributiva por desempleo es preciso cumplir con alguna que otra condición que explica el SEPE en su página web. Son las siguientes:

-Estar afiliado y en situación de alta (o asimilada) a la Seguridad Social.

-Estar en situación legal de desempleo y suscribir el compromiso de actividad.

-Estar inscrito como demandante de empleo.

-Haber cotizado por desempleo al menos 360 días dentro de los seis años anteriores a la situación legal de desempleo.

-No tener la edad ordinaria de jubilación

-No percibir una pensión incompatible con el paro.

-No realizar una actividad por cuenta propia o ajena a tiempo completo.

Cuantía y duración del paro

La cuantía del paro es equivalente al 70% de la base reguladora (el promedio de las bases de cotización de los 12 meses anteriores a la solicitud) durante los primeros seis meses. A partir del séptimo mes esa cuantía se reduce al 50% de la base reguladora.

La duración del paro, explica el SEPE, depende de lo que se haya cotizado por desempleo previamente durante los seis años anteriores a la solicitud de la prestación. Con 360 días cotizados se tiene un mínimo de cuatro meses de paro y, a partir de ese momento, la duración de la prestación va aumentando hasta su cantidad máxima: 24 meses de duración en aquellos casos en los que el trabajador cotizase por desempleo 2.160 días.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud