Economía

Este será el método de cálculo de las pensiones a partir de 2022

  • Desde enero se avanzará otro paso más en la reforma iniciada en 2011
  • Se modifica la edad ordinaria de jubilación y el cálculo de la base reguladora
Foto: Alamy.
Madridicon-related

El sistema de pensiones se someterá a diferentes cambios a partir de 2022 debido a la reforma diseñada por José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Esta remodelación afectará a la revalorización de las prestaciones, las diferentes modalidades de jubilación anticipada o la jubilación demorada. Sin embargo, no serán los únicos cambios para los pensionistas.

La razón es que desde 2022 cambiará también el cálculo de las pensiones, que en el próximo año tendrá unas variables diferentes a la hora de proceder a establecer tanto la base reguladora como la edad ordinaria de jubilación de los trabajadores.

Estos cambios no tienen nada que ver con la reforma que planea Escrivá (y que todavía necesita de la pertinente aprobación parlamentaria), ya que corresponden a la reforma de las pensiones de 2011 que elaboró un calendario por el que se aumentaban los requisitos para acceder a una pensión de jubilación en base a un periodo transitorio que finaliza en 2027.

Antes de comenzar con el cálculo de la pensión, los trabajadores deben saber que la edad ordinaria de jubilación subirá a 66 años y dos meses (la actual es de 66 años) para todos los ciudadanos que no lleguen a 37 años y seis meses de cotización (ahora 37 años y tres meses), aunque se mantendrá en 65 años si se llega a esa cantidad. Todas las jubilaciones por debajo de esa edad, siempre que se ajusten a la normativa, serán jubilaciones anticipadas, sea cual sea su modalidad.

Teniendo esto claro, el trabajador se encontrará con novedades a la hora del cálculo de la pensión: para determinar cuál será la base reguladora se tomarán en cuenta las bases de cotización de los últimos 25 años (300 meses), en lugar de los 24 (288 meses) de 2021. Esta cantidad se dividirá entre un divisor de 350, en lugar del divisor aplicable de 336 para 2021.

Esto obligará a los aspirantes a pensionistas a concentrarse un año más en tener buenas bases de cotización para conseguir el objetivo de una pensión con cierto valor. El aumento de la edad de jubilación (dos meses) y de la fecha de referencia (se ha aumentado tres meses) van en la misma línea que también persigue José Luis Escrivá: equiparar la edad real y la edad efectiva de jubilación en España.

Lo que sí permanecerá inalterado en 2022 es la forma de determinar qué porcentaje de base reguladora compondrá la cuantía de la pensión. Para acceder a la pensión mínima o el 50% de la base reguladora se necesitarán 15 años trabajados. A partir de esa fecha, por cada uno de los primeros 106 meses trabajados se añadirá un 0,21% extra de la base reguladora, mientras que por cada uno de los 146 siguientes se añadirá un 0,19% de la base reguladora.

Con estos porcentajes, el trabajador tendrá derecho al 100% de la base reguladora una vez acumule 36 años de trabajo. Si llega a esa cantidad, en los últimos años de carrera 'solo' tendrá el objetivo de mantener una base reguladora que se ajuste a sus objetivos para poder disfrutar de una pensión suficiente cuando se jubile.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud