Economía

El desabastecimiento lleva a Reino Unido a retrasar otra vez los controles a los alimentos de la UE

  • Declaraciones y controles aduaneros completos hasta el 1 de enero de 2022...
  • ... y las declaraciones sobre seguridad y protección, hasta el 1 de julio
  • El Brexit y la pandemia han contribuido a la escasez de productos
Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido. Foto: Reuters

Reino Unido ha anunciado este martes que retrasará por segunda vez la puesta en marcha de algunos controles a la importación post-Brexit debido a la presión de la pandemia sobre las empresas y a las tensiones existentes en la cadena de suministro global. Su aplicación, finalmente, será gradual a lo largo del próximo año.

El Gobierno británico, que tras formalizarse el Brexit se dio seis meses para aplicar las inspecciones, ha retrasado de nuevo la obligación de realizar declaraciones y controles aduaneros completos hasta el 1 de enero de 2022, mientras que las declaraciones sobre seguridad y protección se exigirán a partir del 1 de julio del año que viene.

"Queremos que las empresas se centren en su recuperación de la pandemia en lugar de tener que lidiar con nuevos requisitos en la frontera, por lo que hemos establecido un nuevo calendario pragmático para la introducción de los controles fronterizos completos", ha indicado el ministro británico para el Brexit, David Frost. 

Fuentes del sector de la logística y las aduanas consultadas por Reuters han señalado que la infraestructura estatal de Reino Unido no está preparada para imponer controles completos. 

Lo cierto es que en las últimas semanas Reino Unido se está enfrentando a un serio problema de desabastecimiento que generan problemas en supermercados y en hostelería. La pandemia y el encarecimiento del transporte no dan tregua tras el Brexit.

La realidad del Brexit duro se ha materializado en restaurantes abocados a retirar platos del menú supermercados con los lineales bajo mínimos y stocks insuficientes para la demanda.

Ian Wright, director de la Federación de Alimentos y Bebidas del país, ha llegado a advertir que la falta de comida en Reino Unido va a ser "permanente" como consecuencia de la escasez de camioneros (ahora es más complejo cubrir estos puestos con personal extranjero ante la complejidad del nuevo visado), las barreras en las aduanas tras la separación de la UE y las restricciones de circulación por el covid. Sonado fue que McDonald's tuvo que dejar de vender batidos o que en KFC escasea el pollo. 

Mientras Bruselas introdujo sus controles fronterizos de forma inmediata tras abandonar Reino Unido el mercado único de la Unión Europea a finales del año pasado, el país que dirige Boris Johnson optó por ir introduciendo de manera escalonada los controles a la importación de bienes como los alimentos para dar tiempo a las empresas a adaptarse a la nueva situación.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Paganini
A Favor
En Contra

¡¡Negocio redondo!! .

Por una parte , les ponemos toda clase de controles aduaneros , como corresponde a un tercer pais que han pasado a ser, con lo que bajan sus exportaciones al resto de la UE de forma dramática

Por otra , ellos restringen la entrada de trabajadores , con lo que reducen su producción , dificultan su propio abastecimiento y cadenas de suministro.

Y para terminar de rematarlo , ¡¡ no ponen barreras ni controles a las importaciones !! , con lo cual , podemos inundar su mercado con nuestros productos . Hay mas garantía de abastecimiento desde la huerta murciana , que no tienen problemas de mano de obra ni de logística , que desde la campiña inglesa .

Todavía no sé si Boris será finalmente un agente infiltrado para destruir UK desde dentro .

Llegará el día en que ni él ni sus secuaces en el Brexit puedan salir a la calle sin que les corran a gorrazos

Puntuación 10
#1
delgado
A Favor
En Contra

^>

Cortesía de Business Insider

Una disposición del actual gobierno de Biden, dará un incentivo fiscal de $ 4,500 a las personas que compren vehículos eléctricos ensamblados en instalaciones estadounidenses cuyos trabajadores estén sindicalizados.

Estalinismo en estado Puro

Puntuación 3
#2
Diego desde Tabarnia
A Favor
En Contra

Y ahí tenemos a Crusty el payaso, acongojado por lo que le pueda caer encima y al resto de gilipollenses pueblerinos del countryside como el Faradays ese, más tieso que tragarse una viga de hierro, con el paragüitas y el ridículo bombín made in britain. Egocéntricos y altaneros ellos.

Pues a ver si ahora se van a quedar tan solo con el horrendo roast beef, el cutre fish and chips, el reseco pudding con frutas caramelizadas o la mierda de earl green tea ese para la gilipollez del té de las cinco de la tarde con la pastita seca.

A ver si esta vez no salen del agujero, que ya les va tocando. Lo deseo fervientemente.

Puntuación 2
#3
Español
A Favor
En Contra

Lo único que les salva es que tienen dinero porque su economía es muy fuerte, la segunda después de Alemania, que no es poco. Aquí España sigue empobreciéndose cada vez más por culpa de los políticos (da igual el color). Así nos va, mendigando siempre a la UE.

Puntuación 2
#4