Economía

La industria alimentaria británica advierte: la falta de comida en Reino Unido va a ser "permanente"

  • Calcula que faltan unos 500.000 trabajadores en el sector alimentario
Un supermercado de Bristol. Foto: Dreamstime.

El Reino Unido se enfrenta a una "escasez permanente" de alimentos y bebidas debido a la falta de mano de obra, según advirtió este viernes Ian Wright, director de la Federación de Alimentos y Bebidas del país. "La situación va a empeorar, pero no creo que rebote y se recupere en mucho tiempo", dijo.

En un acto del Instituto para la Gobernanza, un think tank, Wright explicó que el desajuste crónico en el mercado laboral que ha dejado el Brexit y la pandemia significa que los británicos "ya no podrán ir al supermercado o al restaurante y esperar que todos los estantes estén llenos y toda la carta esté disponible".

La culpa es que las cadenas de suministro que había hasta ahora se han roto, porque la falta de camioneros y las barreras aduaneras creadas por el Brexit han destruido el sistema de "justo a tiempo", en el que los comercios podían pedir nuevos cargamentos de productos el día antes de que se agotaran sus reservas. Y los supermercados, que llevan décadas manejándose con inventarios mínimos y almacenes minúsculos, no van a poder ajustarse a un nuevo sistema, en el que haya semanas en las que no llegue ni un solo gramo de pollo o de zanahorias al país

Wright puso como ejemplo la falta de agua embotellada en todo el este de Inglaterra esta semana. "El país no se va a quedar sin comida. Va a ser un problema del primer mundo: no creo que nadie vaya a desesperarse porque una semana sea imposible comprar agua mineral. Pero ese va a ser el patrón a partir de ahora", advirtió.

Múltiples escaseces

Las brechas en el mercado laboral del Reino Unido han agitado las cadenas de suministro, con una escasez crónica de conductores de camiones, de veterinarios para certificar los mataderos o de ingenieros que interrumpen el flujo de mercancías. A la industria alimentaria le faltan unos 500.000 empleados, o una octava parte de la fuerza laboral requerida, y los motivos son claros: los trabajadores europeos que se han vuelto a sus países por la presión conjunta del Brexit y el covid, y que ahora no podrían volver aunque quisieran, por las restricciones a la inmigración implantadas por el Gobierno en el ínterin.

Downing Street rechazó las afirmaciones y dijo que la escasez de algunos productos alimenticios no sería permanente. "Tenemos cadenas de suministro de alimentos altamente resistentes que se han enfrentado extremadamente bien a los desafíos", dijo a los periodistas el portavoz del Ejecutivo, Jamie Davies. "Creemos que seguirá siendo así".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud