Economía

La guerra por encontrar trabajadores dispara los salarios en Reino Unido y preocupa al Banco de Inglaterra

  • Las vacantes de empleo crecen al mayor ritmo visto desde 1997
  • Las empresas tienen que 'fichar' trabajadores de otras compañías
  • El Banco de Inglaterra ve con preocupación la escasez de mano de obra
Londres. Foto de Alamy

La pandemia y los confinamientos provocaron grandes vaivenes en la economía. Caídas históricas, seguidas de repuntas históricos. Ahora que la situación se ha suavizado todavía se pueden ver algunos de estos indicadores mostrando tasas de variaciones históricamente altas, como es el caso de los salarios en Reino Unido, que están creciendo a un ritmo no visto en décadas ante la recuperación económica del país, junto a otros factores agravantes.

Las preferencias de los trabajadores y de los parados han variado durante la crisis. Los gobiernos han mostrado gran determinación a la hora de apoyar a las familias que han perdido sus ingresos, lo que podría dar cierta seguridad a los desempleados y mantenerse en tal situación esperando una oportunidad mejor. También es cierto que ahora los trabajadores premian más otras cosas como la seguridad o una vivienda amplia, lo que también podría estar teniendo impacto en un mercado laboral que ha estado muy concentrado en las grandes ciudades.

De este modo, los salarios iniciales (los que se pagan al comenzar en un nuevo empleo) en el Reino Unido aumentaron al ritmo más rápido en al menos 24 años ante los problemas de las empresas para encontrar trabajadores disponibles. La población que no tiene empleo pero que busca trabajo de forma activa es un grupo cada vez más reducido, según revelan las encuestas.

Los salarios suben con fuerza en Reino Unido
Los salarios suben con fuerza en Reino Unido

Las empresas están teniendo que buscar a los trabajadores que necesitan en otras compañías ofreciendo mejores condiciones. El Reino Unido vive una situación especial. Más allá del fuerte rebote de la economía, que está generando problemas a las empresas para seguir el ritmo de la demanda, las islas también sufren una escasez de trabajadores como resultado del Brexit. Muchos extranjeros se han marchado y otros muchos han descartado Reino Unido como destino ante las mayores restricciones. 

De este modo, el salario que las empresas pagan a las nuevas contrataciones refleja una competencia cada vez mayor para cubrir las vacantes, aseguran desde la firma KPMG y la Confederación de Reclutamiento y Empleo en un nuevo trabajo. El informe señala que la presión inflacionaria sobre los salarios se está incrementando tras la salida de Londres de la Unión Europea, lo que ha reducido el número de trabajadores.

Las empresas británicas, desde minoristas hasta empresas de construcción, están luchando por llenar los vacíos en su fuerza laboral después de que el Brexit haya mermado la llegada de trabajadores de la UE, mientras que la pandemia han provocado que los trabajadores hayan cambiado ciertos hábitos y muestren ahora preferencia por empleos más seguros.

Todo esto está generando cierta intranquilidad en el Banco de Inglaterra ante la posibilidad de que la inflación suba más de lo esperado y supere el objetivo del 2% más tiempo de lo previsto. La reunión de esta semana dejó a la luz algunos de estos temores que ya se incorporan a las previsiones oficiales del organismo, que ahora reconoce que la inflación estará por encima del objetivo durante dos años.

El vaivén del mercado laboral

"El desafío del mercado laboral ahora es diferente", comentaba el jueves el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, en una rueda de prensa. "Existe una creciente evidencia de un mayor número de puestos vacantes y de la estrechez del mercado laboral asociado. El desafío de evitar un fuerte aumento del desempleo ha sido reemplazado por el de garantizar un flujo de mano de obra hacia los puestos de trabajo. Este es un desafío crucial".

"Es un buen momento para buscar trabajo", comenta Kate Shoesmith, directora ejecutiva adjunta de REC, en declaraciones a Bloomberg. Aún así, dijo que las nuevas reglas de inmigración son clave para satisfacer el aumento de la demanda laboral. "La escasez de habilidades ha estado con nosotros durante un tiempo y, como muestran nuestros datos, está empeorando".

Las vacantes se están incrementando al ritmo más rápido desde que comenzó esta encuesta en 1997. Mientras que el número de personas disponibles para cubrirlas ha vuelto a caer en julio.

La contratación para puestos permanentes en Londres y otras ciudades cercanas está tocando máximos históricos, superando al sur y al norte de Inglaterra. Las vacantes laborales crecen en todos los sectores, lideradas por tecnologías de la información e informática.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud