Bolsa, mercados y cotizaciones

El Banco de Inglaterra avisa de la llegada de un "periodo de inflación más pronunciado"

Estación del Banco de Inglaterra en Londres. Foto de Reuters

El Banco de Inglaterra no ha modificado su política monetaria pero sí ha añadido algunos matices a su discurso oficial. El banco central reconoce que la inflación no solo seguirá subiendo sino que además se mantendrá por encima del objetivo (el mágico 2%) durante los dos próximos años. Además, el IPC podría alcanzar tasas de variación del 4% en lo que queda de año y parte de 2022, algo que no se había previsto en el anterior informe.

Una de las herramientas de la banca central es la propia palabra, la comunicación. Por ello, no resulta fácil que una de estas instituciones reconozca que la inflación está fuera de control, puesto que estas declaraciones podrían tener un impacto amplificador sobre la subida de los precios (a través de unas expectativas mayores).

De este modo, el BoE sigue hablando de una inflación transitoria generada por factores temporales que irán mermando con el paso del tiempo. Sin embargo, el banco sí reconoce que esta transitoriedad se alarga (los precios se mantendrá fuera del objetivo durante dos años) y será más pronunciada. La pregunta que se le debería hacer a un banco central ahora mismo es, ¿cuánto tiempo tiene que estar la inflación por encima del 2% para que dejen de considerarlo como un fenómeno transitorio? 

La inflación seguirá subiendo en Reino Unido
La inflación seguirá subiendo en Reino Unido

Los investigadores del BoE reconocen que han subestimado la inflación como muestra el sensible cambio que han tenido que realizar en sus previsiones. "En general, el staff del Banco ahora espera que la inflación aumente sustancialmente en el corto plazo, alcanzando temporalmente el 4% en el cuarto trimestre de 2021 y el primer trimestre de 2022, lo que supone 1,5 puntos porcentuales más que en la proyección de mayo", sentencia el banco en su informe de política monetaria.

Inflación más pronunciada

Aunque el BoE sigue absolutamente convencido de que la inflación volverá a su cauce en el medio plazo, "se prevé que la economía experimente un período de inflación por encima de la meta en el corto plazo más pronunciado de lo esperado en el informe de mayo. Junto con las limitaciones temporales de la oferta, la rápida recuperación de la demanda ha erosionado la capacidad disponible, de modo que se proyecta que la economía sufrirá un de exceso de demanda durante un período".

El informe también realiza breves comentarios sobre la situación global en los que la evolución de los precios también tiene el protagonismo. La inflación se ha recuperado en muchas economías, y los precios de los bienes, en particular, han aumentado en todo el mundo.

Los precios de las materias primas se han disparado considerablemente desde mínimos de 2020 y explican parte de ese aumento. "Los precios de los metales están ahora más de un 40% por encima de sus niveles de finales de 2019, por ejemplo. Los precios más altos de los bienes también reflejan la fortaleza de la demanda, ya que el gasto de los consumidores se ha alejado de los servicios durante la pandemia. La inversión en equipos, instalaciones y maquinaria de TIC también se ha recuperado más recientemente. La mayor inflación mundial de los bienes también refleja un aumento de los costes de producción. Han aparecido algunos cuellos de botella que han elevado los costes de envío, por ejemplo", señala el informe del BoE.

Todo ello se está viendo reflejado en el IPC hoy, pero también lo hará 'mañana'. Los economistas del BoE explican que "puede haber un retraso antes de que las empresas orientadas al consumidor traspasen los costes a sus clientes minoristas. Si bien esto reduciría la tasa máxima de inflación a corto plazo, haría que el impacto fuese más persistente en el tiempo".

Mirando al pasado, el personal del Banco de Inglaterra estima que un aumento sostenido del 5% en los precios de las importaciones generalmente suma 0,8 puntos porcentuales a la inflación del IPC después de cuatro trimestres, 0,5 puntos porcentuales después de ocho trimestres y 0,3 puntos porcentuales 12 trimestres después.

"Esto sugiere que las perturbaciones de costes que afectan a los precios de importación del Reino Unido han tendido a tardar algún tiempo en repercutir en los precios al consumidor, aunque su impacto sobre la inflación disminuye con el tiempo", señala el banco.

Inflación sí, cambio de política no

Pese a que la inflación está superando el objetivo, el comité de política monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) ha decidido por unanimidad mantener sin cambios los tipos de interés de referencia en el mínimo histórico del 0,1% y el tamaño de su programa de compra de bonos en 895.000 millones de libras.

De este modo y aunque la institución prevé una inflación más alta durante más tiempo, parece que los tipos de interés se mantendrá bajos por más tiempo, reforzando el mensaje que han lanzado el Banco Central Europeo y la Reserva Federal de EEUU en los últimos meses. El BoE ha incidido en que la inflación a medio plazo (la tendencia) es lo que importa: "El Comité, como siempre, se centrará en las perspectivas de inflación a medio plazo, incluidas las expectativas de inflación, más que en factores que probablemente sean transitorios", sentencia el banco.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud