Economía

La deuda total de España supera los 3 billones de euros por primera vez en la historia y roza el 270% del PIB

  • La deuda de las AAPP se ha incrementado en 165.000 millones durante la crisis
  • La deuda de las empresas también crece en 56.000 millones con el covid
  • Los hogares son el único sector que ha reducido su deuda en el último año
Foto de recurso de Alamy
Madridicon-related

La crisis del covid está 'estirando' algunos indicadores económicos hasta lugares desconocidos. Un buen ejemplo es el ratio de deuda total (la suma de la pública, de los hogares y las empresas no financieras), que en España ha superado los 3 billones de euros por primera vez en la historia, según los datos publicados esta semana por el Banco de España. En términos relativos, la deuda total de todos los sectores se ha situado en el 269,4% del PIB, siendo la Administración Pública (AAPP) el mayor 'contribuyente' a este dato con una deuda del 122% del PIB.

Lo que es más preocupante es que las previsiones apuntan a que la deuda total podría seguir aumentando. En términos absolutos (euros contantes y sonantes) seguirá expandiéndose seguro (se espera un déficit público del 7% para ese año) y en términos relativos dependerá del crecimiento de la economía española en 2021. Si se produce una recuperación vigorosa que dispara el PIB, aunque aumente la deuda en euros de las AAPP, empresas y hogares, el crecimiento de la economía podría amortiguar el ratio de deuda sobre PIB.

No obstante, volviendo a los euros, la deuda total de la economía española ha alcanzado en febrero de 2021 (último dato publicado por el BdE) los 3,007 billones de euros, lo que supone un aumento de 212.000 millones de euros desde que comenzase la pandemia del covid. De todo ese aumento producto de un solo año, 165.000 millones corresponden a la deuda pública. El Gobierno y las CCAA han puesto en marcha una vasta red de medidas (ertes, ayudas a autónomas, créditos...) para intentar amortiguar el golpe de la crisis, que ha desatado el gasto público. La deuda púbica ha pasado de 1,2 billones de euros (febrero de 2020) a los 1,366 billones de febrero de 2021, lo que representa el 122% del PIB.

Por otro lado, la deuda de las empresas no financieras también se ha incrementado. Las firmas han afrontado esta crisis con una mentalidad diferente a la pasada. Ante las perspectivas de una crisis corta (aunque profunda), muchas compañías han apostado por retener a sus trabajadores y su capacidad de producción a costa de endeudarse más (finalmente la crisis no ha sido tan corta). Esto, junto al desplome de los ingresos, ha llevado a que la deuda de las empresas no financieras se sitúe en 948.130 millones de euros, unos 56.700 millones de euros más que antes de la pandemia. En términos relativos, las empresas deben el equivalente al 84,9% del PIB nacional.

En el lado opuesto están los hogares (las familias), que han recortado los gastos de forma tajante (por obligación o por miedo al futuro) y han reducido su endeudamiento hasta los 692.608 millones de euros (62,5% del PIB), unos 10.000 millones menos que en febrero de 2020. En conjunto, los hogares y las empresas (sectores privados) suman una deuda de 1,653 billones de euros, el 147,4% del PIB, que sumado al 122% de la deuda pública alcanzan ese 269,4% de deuda total.

No obstante, analizando sector a sector sobresale el comportamiento de las familias. Los hogares españoles han ahorrado a niveles récord durante esta pandemia. Los últimos datos publicados por la agencia de estadística de Bruselas (Eurostat) revelan que los hogares españoles han sido los que más han incrementado su ahorro en la zona euro, acumulando más 100.000 millones de euros, unos 60.000 millones más que en 2019. Este esfuerzo de los hogares ha sido sido aún mayor si se tiene en cuenta que la renta disponible de las familias se ha reducido un 3,3% durante la crisis. Con menos ingresos hemos ahorrado mucho más.

Pese a todo, la deuda total ha alcanzado un nuevo máximo histórico por el incremento de los pasivos de las empresas y las AAPP. No obstante, la situación no es tan grave si se analiza el endeudamiento en términos relativos (respecto al PIB). Bajo este indicador, la deuda total aún no ha tocado máximos históricos. Ahora mismo se encuentra en el 269% del PIB, una cifra alta pero que aún dista de los máximos alcanzados en 2013, cuando la deuda privada estaba disparada (cerca del 200% del PIB) y el total rozó del 280% del PIB.

Hoy, la deuda privada se encuentra muy lejos de sus máximos históricos, habiendo alcanzado el 147,4% en febrero. Por el contrario, la deuda pública ha tocado niveles no vistos desde 1902, tras rebasar el 122% en los últimos datos publicados. Pero no siempre fue así la historia.

La deuda de los diferentes sectores ha cambiado radicalmente en 15 años. España llegó la crisis de 2007-2008 con una deuda total equivalente al 230% del PIB (inferior a la de ahora), en la que los hogares (83%) y las empresas (112%) llevaban claramente la delantera. Por el contrario, la Administración Pública presentaba una deuda del 35,8% del PIB (frente al 122% de hoy). Fue entonces, con la crisis de 2008, cuando se inició el cambio de tendencia. Las familias comenzaron a apretarse el cinturón muy poco a poco, mientras que la deuda de las empresas tocó techo en 2010 y fueron las AAPP las que comenzaron a 'desahorrar' a través de grandes déficits públicos hasta el día de hoy. En el último año, la deuda pública ha supuesto 77 euros de cada 100 euros nuevos de deuda total.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud