Economía

Limitación de alquiler: un dislate legal para imponer un nuevo modelo social

  • Estamos ante competencias del Estado, y UP y ERC buscan un paraguas legislativo
.EP
Madrid

La pugna política ha vuelto a dejar de lado la seguridad jurídica, la irretroactividad, la jerarquía normativa y la constitucionalidad de las normas que se aprueban. Desde la declaración del estado de alarma hemos asistido a una sucesión de imposiciones normativas por parte del Gobierno de Sánchez, que incumplían cualquier rigor jurídico. Hemos visto que con órdenes ministeriales se han corregido leyes y se han dispuesto medidas que limitaban derechos fundamentales con simples resoluciones emitidas por secretarios de Estado. Mucho hemos escrito sobre ello en estos pasados meses.

Ahora vivimos un nuevo caso en que se comprueba la filosofía de que el fin justifica los medios. Me refiero a la ley que limita los alquileres y al decreto ley que obliga a reducir al 50% los arrendamientos pactados entre arrendador y arrendatario en actividades que se encuentran suspendidas por el Covid-19.

La norma habla de solidaridad, pero impuesta, lo que supone, como han señalado diversas patronales y asociaciones gremiales pasarle la patata caliente a los arrendadores en lugar de ayudar debidamente a compensar los gastos las Administraciones Públicas.

Fruto de esta mala praxis son las amenazas del portavoz de ERC y del vicepresidente segundo del Gobierno estatal, Rufián e Iglesias, respectivamente, de que si se recurre la norma catalana al Tribunal Constitucional y si no se regula a nivel estatal la limitación de los precios del mercado del alquiler no habrá Presupuestos Generales del Estado, lo que llevaría a la convocatoria de elecciones.

El problema de esta ley es que Cataluña no tiene competencias para regular los precios de los alquileres, que lo hace mediante la Ley de Arrendamientos Urbanos, tal y como ha dictaminado el propio Consejo de Garantías Estatutarias de Cataluña, lo que supone un atentado contra la Constitución Española y el 'Estatut' catalán.

Tanto Unidas Podemos, como ERC buscan el amparo de una ley estatal, como podría ser la de Derecho a la Vivienda

El artículo 149.1 de la Carta Magna declara que el Estado tiene competencia exclusiva sobre las relaciones jurídico-civiles "bases de las obligaciones contractuales".

Tanto Unidas Podemos, como ERC buscan el amparo de una ley estatal, como podría ser la de Derecho a la Vivienda, que sirva de paraguas para asirse al artículo 33 de la Constitución, que reconoce la posibilidad de delimitación de la propiedad privada de acuerdo con la función social tal y como apunta el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Santiago, Carlos Ruiz Miguel.

Con respecto a la jerarquía normativa, la Constitución también es clara sobre las medidas que el Gobierno de la nación puede tomar en casos de extraordinaria y urgente necesidad, que no podrán afectar a derechos fundamentales de los ciudadanos. Para ello, es necesario dictaminar los estados de alarma, excepción y sitio. Luego, no hay lugar para este decreto ley. Finalmente, es preciso estar atentos al texto definitivo del decreto ley, de entrada estamos ante una medida de carácter temporal, habrá que ver si incluye o no las mensualidades impagadas y, lo que es más importante, qué pasará si tras transcurrir tres meses sigue vigente y los arrendatarios comienzan a rescindir los contratos. Una chapuza. Un dislate jurídico para imponer un modelo social.

comentariosforum6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

EXTREMA IZQUIERDA
A Favor
En Contra

Bueno, todo esto es la antesala de lo que nos espera en las próximas décadas en España: Una República Comunista Chavista y Bolivariana. Creo que muchos españoles todavía no se han dado cuenta de lo que esto va a implicar, pero ya lo irán descubriendo.

Puntuación 21
#1
Bilbo
A Favor
En Contra

Limitar el alquiler en mitad de una pandemia mundial que evita la normal explotación de los locales es "establecer nuevos modelos sociales".

Salvar el culo a banKeros con decenas de miles de millones de dinero público, dejar que grandes multinacionales no declaren un céntimo en España ni en Europa, salvar con miles de millones inversiones privadas fallidas en radiales de Madrid o palacios de justicia, regalar suelo público a amigotes del partido, pagar la mitad de los ERTES para que las empresas privadas con negocios zoombies puedan mantener a sus ejecutivos, enchufados y familiares viviendo del cuento, permitir estafas disfrazadas de juegos de ocio por miles de millones al año, hacer la vista gorda con los continuos incumplimientos de las empresas privadas en la gestión del coronavirus en hospitales y residencias, ... eso, todo eso es "¡¡¡LIBRE MERCADO Y DEFENSA DE LAS LIBERTADES INDIVIDUALES (de la casta)!!!".

¡¡¡Nos vamos conociendo!!!

Puntuación -8
#2
En esto
A Favor
En Contra

Os doy la razón.

Ya íbamos mal con las quitas del 50% a locales que tengan que cerrar por covid, con esto sin duda aún peor.

Imagino que ahora los arrendadores deberían empezar a pagar el 50% de las hipotecas...a no, que con los bancos hemos topado.

Sean de izquierda o de derechas, esta pandemia pone al descubierto una cosa, el mal político siempre persigue y criminaliza al colectivo más débil, aquél que menos rédito le aporta y al que menos favores le debe. Ocio nocturno, jovenes, bares, universidades...arrendadores...

Puntuación 2
#3
Mustafa
A Favor
En Contra

Limitar el alquiler ayuda personas pobres, proximas elecciones mi voto ERC solo ellos les importa personas pobres.

Puntuación -9
#4
Usuario validado en elEconomista.es
gc1258
A Favor
En Contra

¿Pero es que queda alguien en este pais que respete la constitución, las leyes y las normas?. En un pais donde los propios gobernantes no respetan la ley y las instituciones ¿que otra vosa podemos esperar?.

Puntuación 8
#5
vio
A Favor
En Contra

Se supone que a su vez la Generalidad quitará el IVA al alquiler y la retención (21% + 19% = 40% que se queda de cada recibo de alquiler). A su vez debe anular el IBI, tasa de recogida de basuras, recibo de agua y de electricidad al 50%, etc. Normalmente, ante la gravedad de esta crisis, se está pactando entre arrendatario y arrendador sin necesidad de intervenir ningún ejecutivo. Tanto unos como otros tienen sentido común y saben lo que se juegan. Además, ¿esos alquileres no devengados en locales se podrán recuperar cuando el arrendador o inquilino traspase el local? Una medida muy precipitada y populista tomada por personas que desconocen la situación de este mercado.

Puntuación 3
#6