Economía

Los Ertes de 'rebrote' se presentan a un ritmo lento por sus rigideces

  • En Galicia 28, en la Comunidad Valenciana 26, en Asturias 7 o en Cantabria 7
  • Si la empresa puede tener alguna actividad no puede solicitar este Erte
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y Economía Social. Foto: Europa Press
Madrid

Los Ertes de rebrote están llegando a las autoridades laborales con cuentagotas. Así, de momento, en Galicia se han presentado 28, en la Comunidad Valenciana 26, en Asturias 7, en Cantabria otros 7 y en la Región de Murcia 3. En Andalucía, a falta de un recuento exhaustivo de todas las provincias, confirman que la incidencia es "testimonial" y en el País Vasco declaran desconocer el impacto que tiene hasta el momento este nuevo Erte.

Sin embargo, la mayoría de las autoridades laborales consultadas por el elEconomista coinciden en que hay que esperar hasta la semana próxima para hacerse una idea del uso de la nueva figura laboral. De hecho, el número está incrementándose cada día. En la Comunidad de Valencia, por ejemplo, la semana pasada se habían presentado siete frente a los 26 a fecha del miércoles. El mayor incremento se ha dado en Alicante que ha pasado de un Erte de rebrote la semana pasada a 18, con un total de 78 trabajadores afectados; la provincia de Valencia ha pasado de 5 a 17 expedientes y 388 asalariados afectados y Castellón de 1 a 4 con 7 personas incluidas. En Cantabria también se empieza a notar un aumento en el ritmo de presentación de Ertes de rebrote: el martes eran cinco los expedientes, con 20 personas afectadas, y este miércoles había aumentado en dos expedientes, que sumaron tres asalariados a la lista.

Uno de los motivos que estaría justificando el retraso en el uso de estos nuevos Ertes de rebrote, como se conoce coloquialmente a la nueva figura establecida por el Gobierno para dar respuesta a las empresas que se vean inmersas en zonas con rebrotes de magnitud preocupante, está en la complejidad del nuevo Erte. Tal era la confusión en la nueva figura, que la directora General de Trabajo, Verónica Martínez Barbero, convocó a los responsables de los Ertes de las comunidades autónomas para aclarar dudas.

A raíz de aquella reunión, la Dirección General de Trabajo, Bienestar y Seguridad Laboral de la Generalitat Valenciana sacó una instrucción que repartió a las empresas a través de las patronales y sindicatos para explicarles cómo se deben aplicar estos Ertes.

Purificación Cuadrapani, directora General de Diálogo Social y Bienestar Laboral de la Región de Murcia, explica que la diferencia entre los Ertes de Fuerza Mayor Parcial todavía en activo y los nuevos Ertes de rebrote regulados en la Disposición Adicional primera del RDL 24/2020 del 26 de junio estriba en que estos últimos se benefician de una mayor exoneración de las cuotas a la Seguridad Social.

Los actuales expedientes

Sin embargo, suponen una complejidad que en muchos casos no compensa a la empresa, pues los Ertes de rebrote son muy rígidos. Este motivo ha llevado a que muchas empresas estén optando por no pedir un nuevo Erte de rebrote y utilizar el que tienen actualmente en vigor, que permite no solo sacar trabajadores en función de las necesidades de su actividad; también permite reincorporarlos al Erte.

Pese a la desventaja de una menor exoneración de las cuotas, la decisión no depende solo de la voluntad de la empresa de optar por uno u otro, sino de la obligación de cumplir dos requisitos estrictos, según aclara Cuadrapani, que se recogen en la disposición adicional del RDL 24/20. Primero, que la empresa esté afectada por la adopción de "nuevas restricciones o medias de contención" adoptadas por alguna Administración Pública.

Y la segunda, que ha podido pasar inadvertida a muchas empresas, que dicha restricción "impida el desarrollo de la actividad", que la directora general matiza, se refiere a una parada completa. Como ejemplo, un bar de copas que abra a las siete de la tarde, puede tener parte de su actividad en determinadas horas, aunque no todas las que puedan interesarle. Cosa distinta son las discotecas, que cierran totalmente.

Lo mejor, no cerrar el expediente actual

Cuadrapani aconseja a las empresas que aunque todos sus trabajadores en Erte de fuerza mayor se hayan reincorporado a sus puestos no cierren el expediente. Este puede seguir abierto aunque ya no haya trabajadores cobrando el desempleo, lo que permite que si la actividad flojea, por ejemplo por un rebrote, alguno o todos sus asalariados puedan volver al Sepe sin necesidad de pedir un nuevo Erte. Además, si la empresa considera que tiene derecho a un Erte por rebrote, con mayores exoneraciones, no hay problema en que ambos estén abiertos al unísono. Una posibilidad que recomendó el Ministerio de Trabajo a las comunidades autónomas.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Estoy encelaá con la protección del personal comprometido con la socialistación infantil!! Estoy, encelaá!! Buscando trajes de epi como una loca que estoy para que no se contagien por los casos sospechosos y que no haya que cerrar. Lo primordial ahora y siempre será, la socialistación infantil en la escuela.

Puntuación 2
#1
pensiones y funcionarios hunden el pais
A Favor
En Contra

Este pais va a pagar muy caro el despilfarro en pensiones funcionarios y politicos.Los que trabajamos por cuenta propia o ajena vamos a pasar mucho hambre y nuestros hijos y nietos desgraciadamente tambien.

Puntuación 5
#2
jupar
A Favor
En Contra

truco: mantener a un trabajador en el ERTE. fraude masivo.

Puntuación 1
#3