Economía

El PIB del Reino Unido cayó un 2,2% en el primer trimestre, su peor dato desde 1979

La economía del Reino Unido sufrió en los tres primeros meses del año una contracción más profunda de lo estimado inicialmente con una caída del producto interior bruto (PIB) del 2,2%, dos décimas más del dato calculado inicialmente, lo que representa la mayor pérdida de actividad económica desde 1979 como consecuencia del impacto inicial de la pandemia de covid-19, según la Oficina Nacional de Estadística (ONS) británica.

En comparación con el primer trimestre de 2019, la economía del Reino Unido registró una caída del PIB del 1,7%, según la oficina estadística.

En el primer trimestre de 2020, el sector servicios registró una caída récord del 2,3%, mientras la producción experimentó una contracción del 1,5% y la construcción del 1,7%.

A su vez, el consumo de los hogares británicos registró entre enero y marzo una bajada del 2,9%, la mayor caída desde el tercer trimestre de 1979 como reflejo del menor gasto en calzado, transporte, restaurantes y hoteles, mientras que aumentó el gasto en alimentación y bebida.

Por su parte, la formación bruta de capital fijo registró una caída del 1,1% como reflejo de la bajada de la inversión gubernamental y de la inversión de las empresas.

"Todos los principales sectores de la economía se redujeron significativamente en marzo a medida que los efectos de la pandemia golpearon (...). La fuerte caída en el gasto del consumidor a finales de marzo condujo a un notable aumento en los ahorros de los hogares", señaló Jonathan Athow, estadístico nacional adjunto de la ONS.

A principios de mes, la ONS informó de que el PIB sufrió en abril, el primer mes completo del confinamiento, una contracción económica récord del 20,4%, a raíz del cierre de comercios, bares, restaurantes y fábricas del país, que tuvieron que suspender la tarea de sus trabajadores ante la repentina ausencia de ingresos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.