Economía

La inflación internanual media en Alemania se situó en 2019 en el 1,4%

La tasa media de inflación interanual se situó en Alemania en 2019 en el 1,4%, y por lo tanto por debajo del 1,8% en 2018, según datos definitivos difundidos este jueves por la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

En tanto, la tasa de inflación interanual en diciembre fue del 1,5% (por encima de los meses anteriores), y respecto a noviembre subió un 0,5%.

Los precios de la energía se encarecieron en 2019 un 1,4% respecto a 2018, cuando registraron una subida del 4,6% en relación al año anterior.

Esta moderada subida de los precios de la energía respondió sobre todo al abaratamiento de los derivados del petróleo en un 1,8%, y en particular del gasóleo ligero (un 2,5%) y los carburantes (un 1,6%).

No obstante, otros productos energéticos se encarecieron, por ejemplo el gas (un 3,9%) y la electricidad (un 3,4%).

Sin tener en cuenta el impacto de la energía, la tasa de inflación se habría situado en 2019 igualmente en el 1,4%.

También los alimentos se encarecieron solo moderadamente en 2019, un 1,4% respecto a 2018, con una evolución de precios también inversa.

Así, la verdura resultó notablemente más cara (un 6,3%), al igual que la carne y los elaborados cárnicos, (un 3,1%).

Por contra, los consumidores tuvieron que pagar menos por los aceites y grasas (un 6,0%) y la fruta (un 3,3%).

Los precios para otros bienes se encarecieron en 2019 un 1,3%, sobre todo los de consumo (un 1,5%), en particular el tabaco (un 3,7%) y los productos impresos (un 3,4%).

En tanto, los bienes duraderos se encarecieron solo un 0,7%; los teléfonos y la electrónica de consumo se abarataron notablemente, un 6,8% y un 5,6%, respectivamente.

En comparación con otros bienes, los precios de los servicios subieron en 2019, con un 1,5%, de forma algo más fuerte, entre ellos los alquileres de viviendas (un 1,4%).

Asimismo, subieron notablemente respecto a 2018 las tarifas de los servicios de instituciones sociales (un 5,0%), así como el mantenimiento y la reparación de vehículos (un 4,5%).

En tanto, el IPC subió en diciembre un 1,5% en términos interanuales, por encima del 1,1% en los dos meses anteriores.

Decisivo para esta tasa de inflación más alta que en los meses precedentes fue la evolución de los precios de la energía, solo un 0,1% por debajo del nivel de diciembre de 2018, frente al mes de noviembre, cuando se situaron un 3,7% por debajo.

Entre diciembre de 2018 y diciembre de 2019 se abarataron sobre todo el gasóleo ligero (un 6,2%) y los carburantes (un 4,5%.)

Por contra, algunos productos energéticos se encarecieron notablemente, por ejemplo el gas (un 5,2%) y la electricidad (un 4,1%).

Sin tener en cuenta el impacto de la energía, la tasa de inflación se habría situado en diciembre en el 1,8%.

Entre diciembre de 2018 y 2019, los alimentos se encarecieron un 2,1%, sobre todo la carne y los elaborados cárnicos, que lo hicieron un 5,5%.

Los precios para otros bienes subieron en diciembre con un 1,2% interanual por debajo de la media, debido principalmente al impacto de la evolución de la energía.

Además de los alimentos, se encarecieron sobre todo el tabaco (un 4,2%) y los productos impresos (4,1%).

En el sector servicios, las tarifas aumentaron un 1,8% interanual, entre ellas los alquileres de vivienda, que subieron un 1,5%.

Otros servicios se encarecieron incluso más, por ejemplo las tarifas en instituciones sociales (un 5,2%) y el mantenimiento y la reparación de vehículos (un 4,8%).

El IPC armonizado para Alemania, el que se calcula con criterios comunitarios, se elevó en 2019 un 1,4%; en diciembre subió un 1,5% respecto al año anterior, mientras que en relación con noviembre aumentó un 0,6%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0