Economía

El plan económico del futuro gobierno de coalición agravará los desequilibrios fiscales

  • AIReF y Banco de España censuraron los ingresos previstos por la reforma tributaria
  • El PSOE y Unidas Podemos insisten en defender los Presupuestos rechazados por el Congreso
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Foto: Reuters.
Madrid

El futuro Gobierno de coalición, si Pedro Sánchez logra apoyos suficientes para ser investido presidente, ya tiene su hoja de ruta económica. Se trata del proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019, que recoge los incrementos del gasto y la reforma fiscal que pretende la alianza progresista del PSOE con Unidas Podemos. Sin embargo, el limitado impacto previsto por la medidas para mejorar la recaudación y el incremento del gasto no harán sino incrementar los desequilibrios fiscales de las Administraciones Públicas, unas brechas para las que la Comisión Europea exige una solución.

Y es que a pesar de que la previsión de ingresos adicionales de dicha proyección de Cuentas, que pactaron Sánchez y Pablo Iglesias en 2018, es de unos 5.654 millones de euros, los órganos reguladores alertan de que tales vaticinios eran exagerado. Así lo indican los exámenes que hicieron tanto el Banco de España como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) sobre el proyecto. De hecho, el análisis de este último ente estima que, como mucho, los ingresos serán de 3.214 millones, muy por debajo de lo estimado el Gobierno.

Y las dudas permanecen. Los analistas insisten en que es muy difícil calcular los ingresos que puede generar la creación de los impuestos a las operaciones digitales y a las transferencias financieras, es decir, las tasas Google y Tobin. A esto hay que sumar que, al tratarse de tributos que se han de activar a través de proyectos de ley independientes, su puesta en marcha quedará postergada al menos hasta mediados del año entrante.

Previsiones también para 2020

En cambio, los socialistas han insistido en este mapa de ingresos adicionales en el plan presupuestario para 2020 que se acabó enviando a Bruselas en octubre, con la excepción de la prometida subida de IRPF para las clases altas. Con todo, fuentes socialistas indican que aunque esta medida no se aborde en los próximos Presupuestos sí que se tocará, vía acuerdo parlamentario, durante la legislatura.

Sin embargo, aunque se cumpliera el horizonte de ingresos pronosticado por el futuro Ejecutivo de coalición, difícilmente se abordarían los desequilibrios de los que ha alertado Bruselas. De hecho, la Comisión reclamó en noviembre, con el programa presupuestario de 2020 en mano -que no incluía las medidas de ingresos adicionales citadas-, un ajuste de unos 7.800 millones para solventar la "desviación significativa" del equilibrio presupuestario que revela el texto, que en cuanto a medidas adicionales de gasto solo incluye los 6.380 millones planteados para el incremento de las pensiones y de los salarios de los empleados públicos y otras medidas de calado social.

Es decir, que todavía no se aborda en plenitud el gasto adicional, particularmente el social, que habían previsto el PSOE y Unidas Podemos en los presupuestos pactados y que previsiblemente se retomará. Un alza que en total supone unos 23.000 millones.

Y es que a medidas ya citadas como el incremento de las pensiones y de los salarios públicos se suman otras como ampliar la gratuidad de la educación pública y universalizarla de cero a tres años, una medida que los socialistas se han comprometido a comenzar a desarrollar en el primer semestre de 2020. A esto hay que sumar la apuesta tanto de Sánchez como Iglesias por el desarrollo definitivo del sistema de dependencia. En este caso, el sistema público tendría un empujón de 831 millones, un 60% más de lo que se había destinado para este ámbito en los últimos Presupuestos Generales del Estado aún en vigor, los diseñados por Cristóbal Montoro y el PP.

Las políticas de vivienda también serían objeto de un impulso estatal, con el fin de subir el parque público. A esto hay que sumar el desarrollo del prometido ingreso o renta mínima vital para hogares en riesgo de exclusión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum6
forum Comentarios 6
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

ferrusolo
A Favor
En Contra

Cada vez que veo la vomitiva foto del abrazo, me acuerdo de aquella otra foto clásica en blanco y negro, en la que aparecían los sátrapas comunistas Bréznev y Honecker dándose un beso en los morros.

Puntuación 15
#1
A Favor
En Contra

Solo los fiscales? No os enteráis (o no os queréis enterar) pero ...como siempre han dicho los socialistas y comunistas.. a base de palos aprende la gente.

Los españolitos tenemos lo que nos merecemos.

Puntuación 10
#2
incierto
A Favor
En Contra

QUÉ COSA MAS ASQUEROSA DE ABRAZO..........

ES............DIOSSSSSSSS ¡¡¡¡ QUÉ ASCO !!!!

Puntuación 9
#3
DESASTRE
A Favor
En Contra

Vamos al DESASTRE, está cantado.

Puntuación 6
#4
Aurelio
A Favor
En Contra

A estas alturas, después de haber pactado y gobernado con PNV, BNG y la propia ERC en las comunidades autónomas (O nacionalidades según el PSOE) de Pais Vasco, Galicia y Cataluña, hay alguien que piense otra cosa. En realidad, el PSOE es lo mismo que ERC, pero light.

Si alguien tiene interés en la República es el PSOE. En este momento e Sr.Sánchez ya esta ejerciendo de Presidente de la República, orillando al Rey y chupando cámara allá donde se pueda.

Alguien sigue siendo tan ciego que no ve esto! De no ver a un PSOE revanchista, sanchista, mentiroso........cada día se parece mas a Miterrand, pero en malo.

Puntuación 4
#5
Usuario validado en elEconomista.es
Chinchu
A Favor
En Contra

Más que un desastre. El colmo es que lo que quieren es que paguen algo los que no pagan. Esperemos que Felipe y D. José María Aznar pongan orden. Esta gente se creen que pueden cambiar lo que siempre ha sido bueno para todos. Lo mismo se creen que hay ostras para todos.

Puntuación -1
#6