Economía

Un BCE exhausto y desarmado levanta las manos y pide ayuda para salvar a la Eurozona

  • Hoy Largarde asume el cargo de presidenta de la institución
  • El BCE intentará cumplir con su mandato con un arsenal casi agotado...
  • ... y previsiblemente sin la ayuda de una política fiscal expansiva
Mario Draghi junto a su sucesora Christine Lagarde. Reuters

El discurso de Mario Draghi en su 'fiesta' de despedida como presidente del Banco Central Europeo (BCE) dejó varios mensajes importantes. A las ya habituales llamadas a la mayor integración, el presupuesto 'euro' o la finalización de la unión bancaria, Draghi dejó entrever que la política monetaria ha alcanzado sus límites dentro del marco actual. Christine Lagarde, la nueva presidenta de la institución que asume hoy el cargo, necesita dar un mensaje diferente que sea recibido como una brisa de aire fresco, que sin embargo no puede revertir el decreciente impacto de una política monetaria agotada. La capitulación parcial anunciada por Draghi coincide con el consenso de los expertos: cambio de caras en Frankfurt con mismas limitaciones.

Cada vez son menos los que creen en la capacidad del banco central. Los propios panelistas del BCE han rebajado sus perspectivas de inflación al 1,2% a corto plazo y al 1,5% en los dos próximos años. Por otro lado, las expectativas de inflación a cinco años dentro de cinco años a través de swaps (la inflación que se espera dentro de 10 años) son del 1,2%, muy lejos del objetivo del 2%. Nick Kounis y Bill Diviney, economistas de ABN Amro, señalan en una nota que "los resultados son particularmente llamativos, dado que el BCE anunció un nuevo paquete de estímulos en septiembre... se está perdiendo la fe en el BCE". Las tendencias estructurales de la economía (demografía, menor crecimiento global, mayor propensión al ahorro...) son difíciles de revertir incluso aunque la política fiscal y monetaria actuasen de forma coordinada.

Nadia Gharbi y Grederik Ducrozet, economistas de Pictet, creen que el BCE aún tiene margen, pero "esta vez es diferente a 2016. La persistencia de las políticas no convencionales durante tantos años ha incrementado los efectos colaterales en el sistema financiero y puede que también en la economía real, hasta el punto de que su impacto neto podría llegar a ser negativo en algunos casos".

Estos expertos creen que las herramientas del banco central están presentando rendimientos decrecientes, "esto es particularmente cierto para los tipos negativos que están cerca del 'tipo reverso' (cuando una política monetaria expansiva tiene efecto contractivo en la economía). Mientras tanto, las compras de activos (QE por sus siglas en inglés) están generando preocupaciones similares sobre sus rendimientos decrecientes".

Draghi y la cruda realidad

Aunque no era la primera vez que Draghi reconocía que la política monetaria ultra-expansiva podía tener efectos secundarios no deseados, sí fue la primera vez que admitía con claridad que la 'magia' monetaria estaba perdiendo parte de su efectividad: "Hoy, estamos en una situación en la que los bajos tipos de interés no están añadiendo el mismo nivel de estímulos que en el pasado, porque la rentabilidad de las inversiones en la economía ha caído". Aún así, el italiano aseguró que la política monetaria todavía es capaz de cumplir con su mandato (llevar la inflación a un nivel cercano al 2%), aunque necesita la ayuda urgente de las políticas fiscales.

Tal es la situación que lo que en el pasado fue señalado como uno de los males de la economía, ahora parece ser la solución. El tan denostado déficit público fue señalado por Draghi como el camino a seguir para estimular la economía y estimular la inflación. "En otras regiones donde la políticas fiscal ha jugado un rol más importante desde la crisis, hemos visto que la recuperación comenzó antes y los precios alcanzaron la estabilidad más rápido. EEUU ha tenido un déficit público medio del 3,6% del PIB desde 2009, mientras que en la zona euro ha sido del 0,5%". Tras haberlo intentado todo, Draghi culpa a la austeridad (entre otras cosas) de la debilidad de los precios y la economía en la zona euro.

Los economistas de Pictet creen que "el comodín está en un estímulo fiscal ambicioso que alivie la presión sobre la banca central, pero incluso en el merco de los escenarios esto llevaría tiempo hasta que se materialice. Como resultado, las opciones pasan por lidiar con las herramientas existentes, o con la puesta en marcha de nuevas medidas, lo que continúa siendo crucial para la credibilidad de las políticas del BCE".

Estos expertos destacan en una nota titulada 'los nuevos límites del BCE', que dentro del menú al que va a tener acceso Christine Lagarde ya se han probado muchos platos y los que aún no han salido de la cocina pueden enfrentarse a la oposición política de países importantes dentro de la zona euro. En un gráfico muestran las posibilidades, su posible efecto sobre el mercado y la oposición política que encontrarían.

La primera opción pasa por incrementar la cantidad de bonos soberanos de un mismo país que el BCE puede acumular en su balance, un límite que ahora se encuentra en el 33%. El impacto de esta medida sería notable y la oposición relativamente baja. Por otro lado están el control directo de la curva de tipos (como en Japón) y la ampliación del universo de activos que el BCE puede comprar (ETFs o deuda bancaria). En este caso la compra de deuda bancaria y ETFs tendría un mayor impacto pero también una oposición política superior.

En penúltimo lugar aparece el desvío de las claves de capital (el peso de cada país en el BCE) para comprar bonos soberanos, es decir, que el BCE pueda comprar todos los bonos españoles e italianos que quiera sin tener que comprar más alemanes, por ejemplo. Por último aparece le 'helicóptero del dinero', la opción más controvertida y la que mayor impacto tendría en los mercados y la economía. Esta herramienta supone la entrega directa de dinero a familias o gobiernos de forma permanentes e irreversible.

¿Qué puede hacer Lagarde?

De modo que Lagarde tiene un escenario complejo. Cada paso que quiera dar más allá del actual marco de actuación tendrá que lidiar con la oposición de una parte del Consejo de Gobierno. Paul Diggle, economista senior de Aberdeen Standard Investments cree que "una barrera gigante se interpone en el camino para que la labor de Christine Lagarde al frente del BCE sea eficaz: los gobiernos nacionales".

La continua desaceleración del crecimiento económico de la Eurozona y la ausencia total de presiones inflacionistas subyacentes significan que Lagarde probablemente presidirá una institución que pondrá en marcha nuevos recortes de los tipos de interés durante su mandato. Reducir aún más el coste de los préstamos sería útil para apoyar la actividad económica, pero con tipos ya tan bajos, la política monetaria no puede sacar a la economía de la Eurozona de su depresión por sí sola.

En cambio, lo que realmente necesita el bloque de la moneda única es que los gobiernos busquen el estímulo fiscal, emprendan profundas reformas estructurales y promuevan la agenda de la integración europea. Todo el mundo lo sabe, y el presidente saliente del BCE, Mario Draghi, ha pasado años repitiendo el mensaje sin cesar.

Thomas Meier, gestor del fondo MainFirst Global Dividend Stars y MainFirst Euro Value Stars, lanza un mensaje un tanto aterrador. "En Europa debemos adaptarnos a las condiciones japonesas", Cuando el Banco Central de Japón redujo gradualmente sus tipos de interés en los años noventa, muchos analistas y expertos vaticinaron que la medida sería temporal. Sin embargo, dado que la elevada carga de la deuda japonesa está frenando el desarrollo económico y la inflación a largo plazo, el Banco de Japón ha mantenido sus tipos de interés cerca de cero durante más de 20 años. "Esta evolución es también un escenario realista para Europa. Actualmente estamos experimentando una japonización en Europa".

Este experto cree que los tipos de interés permanecerán bajos al menos hasta 2030 sean quienes sean los miembros del Consejo de Gobierno y del Comité ejecutivo. Las tres principales razones que explican la política monetaria expansiva del BCE. La transición demográfica en Europa, con una sociedad en declive y envejecida; el alto nivel de deuda estructural en algunos países de la UE, como Grecia, Italia y Portugal; y la ralentización del crecimiento económico mundial impedirán que cambie el sesgo de la política monetaria. "Estas condiciones marco no cambiarán de forma rápida. Por lo tanto, esperamos que los tipos de interés se mantengan estructuralmente bajos en la próxima década", sentencia Meier.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum17
forum Comentarios 17
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

miguel
A Favor
En Contra

Las políticas de tipos de interés negativos y mucha inflación lo que hacen es arruinarlo todo, aunque los incompetentes estos digan lo contrario.

Puntuación 46
#1
anacasto
A Favor
En Contra

Vaya tia mas fea es fea con abaricia si te la encuentras por la noche a oscuras del susto que te `pega te da un infarto que no lo cuentas, con lo feisima que es yo no se si podra arreglar algo la economia

Puntuación -5
#2
Tony
A Favor
En Contra

#1 tienes mucha razón, pero el verdadero problema esta en la deuda inasumible o se reestructura o no hay solución en muchos años.

Un adeuda publica y privada de la cual no son solo culpables quienes la adquirierón sino tambien quienes la concedierón alegremente y quienes lo consintierón por lo tanto responsables todos y creo que la solución aunque a muchos no les guste pasa por una reestructuración de esa deuda de una manera que no seria deseable pero si es necesaria con sus correspondientes quitas ......

Puntuación 16
#3
TONTOLABAS AL MANDO DE LA NAVE
A Favor
En Contra

YO TENGO LA SOLUCION: QUE CADA UNO SE IMPRIMA EL DINERO EN CASA SEGUN LO NECESITE, ASI SABEMOS QUE NO SE QUEDA EN EL CAMINO Y SE REACTIVA LA ECONOMIA SEGURO.

Puntuación 26
#4
Usuario validado en elEconomista.es
moloboo
A Favor
En Contra

O "japonizamos" Europa o la "argentinizamos"...elijan vds...

Puntuación 10
#5
V for Vendetta
A Favor
En Contra

..................... "BCE exhausto y desarmado".................suena .......un poco.....................como una proclama de la guerra civil.................



y el resto......ya se sabe

Puntuación 2
#6
A Favor
En Contra

Exhaustos estamos los ciudadanos no el BCE, vamos no me jodas

Puntuación 33
#7
JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

Jaaaaajajajaja...... ¡¡ NI HA ENTRADO SIQUIERA, Y YA ESTÁ PIDIENDO SOCORRO !!

¿ No había otra persona disponible ?...... Porque algunos ya la conocemos del FMI, y esta francesa.... "mete-patas" es otro personaje mas de la Factoria FMI, ¿ se acuerdan del otro ejemplar también francés.. ( horror ) .... Dominique Strauss-Kahn, si hombre!! el que perseguía a las camareras de los hoteles por los pasillos como Harpo Marx....

Puntuación 31
#8
David
A Favor
En Contra

O Europa comienza a funcionar como un país, en grupo, o si seguimos todos para nuestro lado esto se romperá.

Esto significa una política fiscal común (no se puede permitir el dumping fiscal de unos países sobre otros) y políticas económicas, laborales y sociales comunes.

Esto supondrá riesgos para todos los países, pero aún es más peligroso no hacer nada y sufrir una japonización de la economía.

Puntuación 22
#9
Incrédulo
A Favor
En Contra

Ahora que se han quedado sin munición, y han dejado a la economía tirada, piden ajustes estructurales. Por ahí tenían que haber comenzado.Pero claro, lo fácil era dar dinero gratis a los gobiernos y a los bancos para comprar la deuda pública en su poder.Y ahora qué pretenden, echar más leña al fuego instando a aumentar el gasto público a los estados.

BCE, FMI, etc... todos plagados de políticos tomado medidas políticas y no económicas. Y ahora para rematar meten a Lagarde, una ignorante económica, a dirigir el BCE. Iros al demonio, parásitos.

Puntuación 27
#10
Subid tipos pedazos de melones
A Favor
En Contra

Llevamos casi 10 año ayudando a los pobres que se hipotecaron con un piso + bmw gracias a los tipos bajos pero jodiendo a los otros pobres que no pueden acceder a una vivienda por la burbuja inmobiliaria que ha creado el propio BCE.

Es hora que la cosa se nivele un poco y se empiezen a subir tipos para que además de nuestros ancentros del 2008 los del 2019 también podamos tener nuestra vivienda.

Puntuación 15
#11
desde Málaga
A Favor
En Contra

No entiendo mucho de economía pero creo que es el momento de decir a mis compatriotas=

BIENVENIDOS AL NUEVO ORDEN MUNDIAL DE LA ESCLAVITUD ( La deuda)

Puntuación 7
#12
NO HE VOTADO
A Favor
En Contra

Yo no he votado a nadie para que endeude mi país hasta alcanzar una deuda inasumible.

¿Con que permiso de los ciudadanos han llegado a esta situación estos incompetentes?

Si se han endeudado de una manera irracional que les quiten todos sus bienes, como nos pasa a los ciudadanos cuando pedimos un crédito y no lo podemos pagar.

GENTUZA.

Puntuación 12
#13
Armagedon
A Favor
En Contra

Al número 1 amigo la subida de tipos solo funcionaría unos meses después cuando la gente no pueda pagar, sus casas, hoteles,negocios fábricas,maquinarias,etc, sería el caos,despidos masivos inclusive personal de bancos cierre de entidades,para el 1,cierre de empresas,etc, subidas de deuda pública y privadas,habría un exceso de stop que nadie podría comprar gente,en la calle sin casas ni trabajos los tipos altos es una bomba que estallaría al BCE en las manos el euro fue y es el gran fraudulento para los europeos, y los ingleses lo saben.

Puntuación -3
#14
J
A Favor
En Contra

Armagedón, totalmente equivocado. La subida de tipos es la única forma de medir la capacidad de administrar nuestros recursos por parte de los políticos. Además la gente está menos endeudada que nunca y los que pretendan hacerlo tendrán que darse cuenta que ya no vale el todo gratis y aumentar la morosidad que causa tanto mal a nuestro sistema financiero

Puntuación 5
#15
Slipknotpm
A Favor
En Contra

La verdad creo que el comentario más positivo de todos es el de el número 9.

Y al que dice que se le está ayudando a los pobres a pagar su casa y su coche, decirle que la culpa fue de los bancos, dejarle dinero a un ignorante que no sabe ni lo que firma es culpa del banco en su mayor medida, por qué además les daban nóminas falsas y no siquiera se molestaban en comprobar su eso era cierto.

Puntuación 1
#16
barrabas
A Favor
En Contra

Esta sujeta cuando se puso al frente del FMI, lo primero que hizo fue subirse el sueldo un 11%. Haber cuanto tarda en subírselo ahora.

Puntuación 3
#17