Banca y finanzas

La primera denuncia por el espionaje de BBVA abre la puerta a imputar a Francisco González

  • Los denunciantes acusan a BBVA de "violación masiva de la intimidad"
El presidente de honor de BBVA, Francisco González. Foto: Reuters.

La imputación del presidente de honor de BBVA, Francisco González (FG), cada vez está más cerca. La denuncia presentada ante la Audiencia Nacional el día 12 de febrero por el expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, junto con los exdirectivos del banco José Domingo de Ampuero y Vicente Benedito, por el presunto espionaje, da un impulso relevante a la investigación judicial del caso y abre la puerta a que el juez procese al banquero.

La demanda, a la que ha tenido acceso elEconomista, apunta directamente en varias ocasiones a la responsabilidad de González en el caso de las supuestas escuchas y seguimientos ilegales contra políticos y empresarios en 2004 y 2005, llevados a cabo por el excomisario José Manuel Villarejo. Estos trabajos fueron presuntamente encargados por el banco para defenderse del plan de Sacyr de hacerse con el 5% de la entidad, tomar su control y derrocar a FG, entonces presidente ejecutivo de la misma.

Extracto de la denuncia del expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, y varios exdirectivos de BBVA

Hasta ahora, la Audiencia Nacional solo estaba investigando a petición de la Fiscalía Anticorrupción, que está actuando de oficio en la causa, por lo que esta primera demanda, que podría no ser la última, refuerza la labor de indagación que está llevando a cabo el magistrado y que ésta no quede en saco roto. Cabe recordar que el exjefe de la Oficina Económica de La Moncloa, Miguel Sebastián, anunció hace unas semanas que emprendería acciones legales contra la entidad y sus responsables, al ser uno de los afectados.

Según señalan los denunciantes, "esta violación masiva de la intimidad de los espiados fue aparentemente inducida por responsables de la entidad BBVA mientras detentaba la presidencia ejecutiva D. Francisco González Rodríguez". Así, Del Rivero, De Ampuero y Benedito ponen el foco en el banquero al asegurar que el grupo financiero contrató a Villarejo "para conseguir determinada información en beneficio del Sr. González".

El escrito, remitido al magistrado Manuel García Castellón, que investiga las presuntas actividades ilícitas del exinspector, remarca que González, ante el intento de asalto de la constructora a BBVA, "vio peligrar su puesto en la entidad". A raíz de esta amenaza, el grupo financiero cerró un contrato de medio millón de euros con el expolicía, que se materializó en más de 16.000 llamadas telefónicas intervenidas entre noviembre de 2004 y enero de 2005, y varios seguimientos físicos a los implicados en el plan de asalto.

Entre los espiados estaban varios miembros del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, como la exvicepresidenta del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, o el entonces responsable de la Oficina Económica de La Moncloa, Miguel Sebastián, así como el propio Luis del Rivero, el exaccionista de la constructora, Juan Abelló, o el entonces director gerente del FMI, Rodrigo Rato.

Hechos sin prescribir

Los autores de la demanda señalan que los presuntos espionajes comandados por excomisario constituyen al menos dos delitos. De un lado, el escrito apunta a la presunta comisión de un delito de descubrimiento y revelación de secretos de empresa, en referencia a las investigaciones realizadas sobre Sacyr. De otro lado, además, señala un segundo delito contra la intimidad cometido por un funcionario público, puesto que Villarejo era inspector de la Policía. "Las conductas denunciadas, de quedar acreditadas, constituyen una intromisión o injerencia en la esfera personal y una violación del derecho al secreto de las comunicaciones con el fin de descubrir secretos que forma parte de la esfera privada en ámbitos con expectativas legítimas de privacidad", reza la denuncia.

Por tanto, la defensa de los tres afectados considera que el autor o autores de los presuntos delitos se enfrentarían a una pena mínima "de dos años y medio a cuatro años de prisión" y a una inhabilitación absoluta por tiempo de seis a doce años, según establece el Código Penal. Sin embargo, la condena podría ser mayor, según la demanda porque "existen indicios de modalidades más graves", ya que las conductas delictivas perseguían obtener información de los afectados como "datos de carácter personal que revelan la ideología, religión, creencias, salud, origen racial o vida sexual", e incluso pudieron realizarse "con fines lucrativos".

Asimismo, el escrito remitido al magistrado García-Castellón considera que los hechos no habrían prescrito aún, puesto que "su plazo" sería de "quince años". El presunto espionaje se realizó entre finales de 2004 y principios de 2005. La Audiencia Nacional inició la investigación sobre Villarejo en 2017, a partir de ese año se para el plazo de preinscripción, en el momento en el que se abren acciones judiciales, por tanto, solo habrían pasado 13 años desde los hechos descritos.

El juez ya ha puesto el foco sobre Francisco González. García-Castellón no solo investiga a BBVA, sino también busca desentrañar qué papel tuvo el presidente de honor del banco en la contratación del expolicía. Para ello, el magistrado ha solicitado esta semana a la entidad toda la información que tenga relativa a la relación contractual con el exinspector y le da un plazo de 72 horas para la entrega de la documentación que cumple este lunes. La negativa de BBVA a aportar los documentos podría desencadenar que García-Castellón ordene un registro en la sede del banco. Fuentes de la entidad aseguran que BBVA ha colaborado y colaborará con las autoridades judiciales, respetando los principios y garantías que rigen los procedimientos judiciales.

El requerimiento de información coincide en fecha con la publicación de la información que relaciona a Villarejo con el incendio de la Torre Windsor de Madrid, en el marco de los trabajos que realizó para el grupo financiero. En el siniestro ardieron los únicos documentos (propiedad de la consultora Deloitte, que tenía allí la sede) que podrían haber inculpado a González en una presunta operación irregular en la venta de su sociedad FG Valores a Merril Lynch.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Teudis Carmona
A Favor
En Contra

LA VENGANZA DE LOS PERDEDORES: SACYR EL CABALLO DE TROYA.¿CUIDADO CON LOS INFORMENES DE VILLAREJO?.DEBERIAN SER PUBLICOS los informenes.

El sr. Francisco González Rodríguez, a sus 74 años después de toda una vida de trabajo, esfuerzo y éxito, se enfrenta ahora por envidia pues no fueron capaces de vencerle en su gestión. Él fue el que salvo al BBVA de la aniquilación como hicieron con el B.Banesto, Popular, Valencia,.. SACYR era un Caballo de Troya donde había muchas personalidades con el objetivo no solo de expulsar a la directiva del BBVA, sino de controlar al banco y finiquitarlo. ¿EL SR. GONZALEZ NO SE MERECE DISFRUTAR DE SU PENSIÓN? ¿QUE HA HECHO ÉL? ¿ESTA ES LA VENGUANZA DE LOS PERDEDORES?

EL INFORME BBVA: Las preguntas que debemos hacernos son: 1º.- cual era la intención última para que tantas personas importantes trataran de echar de la presidencia del BBVA al sr. Francisco González.2º.- ¿para qué querían controlar al Banco?. 3º.- y si el sr. Francisco González tenía derecho a defenderse, a defender su visión del Banco y a defender a los accionistas. El espionaje industrial es una práctica habitual entre las empresas de todo el mundo.Los despachos de detectives privados tienen entre sus mejores clientes a empresas que investigan a directivos, clientes, y empresas de la competencia,..ese es el mundo real.El sr. González tenía el deber y el derecho a defenderse,a defender al banco y a defender a los accionistas,de prácticas de hundimientos de empresas como ha ocurrido con el B.POPULAR,ABENGOA,PRISA,DIA..

-El BBVA ha superado sus crisis internacionales de Turquía, México,.. Ahora quieren crear una crisis artificial nacional para tapar la gran crisis del BREXIT en la que el BBVA no esta expuesto. DEJEN AL ACCIONISTA DEL BBVA TRANQUILO

Si todo lo que indica el sr. Villarejo es verdad , tenemos un problema pues los personajes de esta película, y sus tramas son inagotables. El titulo seria todos a la cárcel. El empleo de detectives privados, así como el espionaje industrial es común en todas las empresas del mundo, clientes, empresas de la competencia,autoridades y directivos son sometidos a investigación. El BBVA ha superado sus crisis, querer poner el foco en el BBVA no es inocente con toda la trama de Villarejo. Es obviar todos los graves problemas como el Brexit, el robo del banco popular,...El que el sr. González se defendiera es lo normal. Poco importa este asunto del BBVA salvo para la prensa y para los interesados. Interesados que trataron por todos los medios expulsar al sr. González elegido por el PP, controlar el BBVA y quedárselo en propiedad como se han quedado con el B.Popular..Si toda esta propaganda es por nada no quiero imaginar cuando salga la trama del B.Popular, Abengoa, Día, ....No se de que se escandaliza la prensa cuando ellos viven de la investigación de asuntos,..

En conclusión, el sr. González es culpable de recurrir a una agencia de detectives para defenderse de una OPA OSTIL lanzada por SACYR que pretendía expulsar a la dirección del BBVA, controlar al banco y finiquitarlo. El pago por unos INFORMENES. Los métodos empleados por la agencia en la confección de los INFORMENES solo es responsabilidad del técnico que los realiza, y del Ministerio del Interior que tiene que velar por la legalidad de la gestión de las agencias. No obstante, hay más de 50 empresas que recurrieron a los servicios de esta agencia y a sus métodos. ¿Por qué solo se menciona al BBVA?. Los infórmenes que presentaría este singular detective al BBVA y a las demás empresas deben ser digno de enmarcar, pues levantaran las alfombras de buena parte de la corrupción de este país. ¿Pero solicitan los españoles conocer estas corruptelas menores de la gestión política? PIENSO QUE NO.

Puntuación 0
#1