Banca y finanzas

Por qué los bancos quieren que contrates una hipoteca fija en vez de una variable

  • La contratación de hipotecas a tipo fijo ha crecido en los últimos años
  • En 2012 suponían un 2%, pero se espera que en 2021 superen el 50%
  • Mientras, el euríbor toca mínimos históricos. En enero, un -0,505%
Foto: Dreamstime

La firma de nuevas hipotecas a tipo fijo para la compra de una vivienda supuso el 49,2% del total en el año 2020 según el INE, un crecimiento que repite el de los últimos años y pone de manifiesto el cambio de tendencia en España hacia el las hipotecas de tipo fijo en detrimento de las de tipo variable. Un nuevo paradigma sobre el que la crisis del Covid-19 va a actuar como catalizador: las grandes entidades del país ya comercializan el 66% de las nuevas hipotecas a tipo fijo.

Qué es una hipoteca fija y una hipoteca variable 

Una hipoteca fija permite que la cuota a pagar siempre sea la misma. Esto se debe a que se aplica el mismo tipo de interés durante toda la vida del préstamo. Por ello, se evitan cambios de cuota según las subidas o bajadas de del euríbor.

Una hipoteca variable, por su parte, provoca que el importe de las cuotas mensuales varíe según el índice de referencia, habitualmente el euríbor. Así, el tipo de interés que se aplica a la hipoteca está compuesto por el valor del euríbor más un diferencial fijo.

En España se ha producido un cambio de paradigma total en la contratación de hipotecas. Así, en el año 2012, solo se vendían el 2% de los créditos inmobiliarios a tipo fijo.  En 2015, el porcentaje se elevó hasta el 8,5%. Y fue en 2016, año en el que el euríbor entró en terreno negativo, cuando se notó el mayor incremento, un 29,8%. Desde entonces, ese porcentaje no ha dejado de crecer. 

El euríbor se situó en enero en -0,505%

Las hipotecas a tipo fijo son una de las tendencias que marcará el mercado hipotecario durante 2021, según un informe elaborado por la plataforma iAhorro. El Banco Central Europeo (BCE) ya ha adelantado que no moverá ficha con los tipos hasta por lo menos 2022 y seguirá con sus políticas de estímulos, por lo que "el próximo año será un gran momento para pedir una hipoteca. "El dinero está muy barato y será muy fácil endeudarse", ha señalado el consejero delegado de iAhorro, Marcel Beyer.

Desde febrero de 2016, el índice de referencia no ha vuelto a salir de terreno negativo. Tras cuatro mínimos históricos consecutivos en 2020 (agosto -0,35%, septiembre -0,41%, octubre -0,46%, noviembre -0,48%), en el mes de enero de 2021 el euríbor marcó la cifra récord de -0,505%. Lógicamente, al ser el más bajo de la historia, los hipotecados a los que les toque revisión próximamente pagarán unas cuotas más baratas que nunca. Además, notarán una buena rebaja respecto a la mensualidad anterior, pues el euríbor se situaba en el -0,253% hace un año y en el -0,279% hace un semestre.

Véase, por ejemplo, cuánto se abarataría una hipoteca media de 150.000 euros con un plazo de 25 años y un interés de euríbor más 1%. Con una revisión anual, sus cuotas bajarían en unos 17 euros al mes, lo que supondría un ahorro de casi 200 euros para el próximo año. Y si la revisión fuera semestral, las mensualidades se reducirían en casi 15 euros al mes, por lo que el ahorro sería de cerca de 90 euros para el siguiente semestre.

Por qué la banca está apostando por las hipotecas a tipo fijo

La tendencia de incremento de las hipotecas a tipo fijo en detrimento de las de tipo variable se mantendrá o seguirá subiendo y de manera más rápida a raíz de la crisis del Covid-19 que ha actuado como catalizador. Lo cierto, el estallido de la pandemia provocó el desplome de los créditos, que llegó a ser superior al 50%, pero poco a poco el flujo del crédito se fue reactivando. En diciembre el alza fue del 18%, hasta 5.448 millones (máximo mensual desde finales de 2010) ante el aumento de la demanda por parte de los consumidores.

Así, la batalla comercial que están protagonizando las grandes entidades bancarias del país se está jugando en el terreno de las hipotecas a tipo fijo porque es la forma con la que obtienen mayores ingresos mientras el euríbor continúa marcando caídas históricas. Asimismo, la plataforma iAhorro explica en su informe que "los clientes quieren asegurarse unos intereses bajos durante toda la vida de su préstamo hipotecario y, por otro, la banca también quiere garantizarse una cartera de clientes estable".

Respecto a las hipotecas variables, Anaïs López, de Fotocasa, considera que "es más recomendable que se haga para hipotecas de pocos años de duración o, si es mixta, que la parte variable sea la que se pague al principio del préstamo hipotecario".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud