Irene Martínez

Top Employers

"La primera vez que escuché la idea de 'enamorar' a los empleados, ocurrieron dos cosas: una, la idea en sí misma me pareció inesperada –no es habitual hablar de sentimientos en el entorno profesional– y dos, si bien el estado de enamoramiento a veces nos enajena y puede llevarnos a actuar sin reflexionar y a idealizar al otro hasta llegar a la decepción, el paralelismo era innegable y tenía sentido replantear el modo en que organizaciones y personas se relacionan, hasta conseguir una relación basada en la confianza, en el compromiso mutuo, la comunicación y, por qué no, en ese pequeño gusanillo, ese "no sé qué" que nos engancha y nos hace querer más… hasta no saber expresar realmente por qué". Miriam Aguado, directora de PeopleMatters, expresa así su visión sobre cómo debe ser la relación de la empresa con el empleado.