Actualidad

Las claves del polémico acuerdo de defensa mutua firmado por Rusia y Corea del Norte

El presidente de Rusia, Vladímir Putin (izquierda), y Kimg Jong Un, dictador de Corea del Norte, brindando ayer en Pyongyang. Fuente de la imagen: Reuters.
Madridicon-related

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el dictador de Corea del Norte, Kim Jong Un, firmaron este miércoles un acuerdo de "asociación estratégica" con una cláusula de defensa mutua en caso de agresión que, como era de esperar, ha provocado una mayor tensión en el escenario geopolítico global. Pero ¿qué dice este nuevo pacto entre ambos Estados? ¿Por qué es tan polémico?

Asociación estratégica

Los mandatarios norcoreano y ruso afirmaron ayer un acuerdo de "asociación estratégica" con una cláusula de defensa mutua en caso de agresión.

El documento permite a ambos Estados poner en marcha mecanismos de "asistencia mutua ante posibles agresiones contra cualquiera de las partes firmantes", explicó Putin en una rueda de prensa tras el encuentro.

El pacto fue alcanzado en el marco de la visita de Putin al país asiático, la primera en 24 años, señala Europa Press. Reemplaza al Tratado de Asistencia Mutua de 1961, el Tratado de Amistad y Buena Vecindad del 2000 y las declaraciones posteriores firmadas en 2000 y 2001, según explicó el asesor del Kremlin, Yuri Ushakov, a la agencia rusa de noticias TASS.

Pyongyang y Moscú han aumentado paulatinamente sus relaciones diplomáticas y en materia de seguridad, especialmente a medida que aumenta la tensión en la península de Corea y a raíz de la invasión rusa de Ucrania, la cual comenzó en febrero de 2022.

Hacer frente a la OTAN

Vladímir Putin justificó la necesidad de este nuevo pacto haciendo alusión a las últimas declaraciones de líderes de países miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) sobre la posibilidad de entregar armas a Ucrania y, también, avalar el uso de las mismas para atacar objetivos en territorio de Rusia.

"Esto no es solo una declaración, esto está pasando y es una clara violación de las restricciones asumidas por los países occidentales en el marco de sus obligaciones internacionales", aseveró el mandatario ruso, según recogió la agencia Interfax.

La alianza occidental tiene un pacto similar

En concreto, el artículo 5 del Tratado del Atlántico Norte estipula que si uno de los miembros de la OTAN (España es uno de ellos) sufre un ataque, el resto le ayudará tomando "las medidas que juzguen necesarias", incluyendo "el empleo de la fuerza armada".

Los Estados tienen prohibido usar la fuerza para resolver conflictos internos o externos. Es un principio básico del derecho internacional. En teoría, solo puede permitirlo el Consejo de Seguridad de la ONU (Naciones Unidas), un órgano que está compuesto de forma permanente por cinco países con grandes diferencias y divergencias entre ellos: Estados Unidos, China, Alemania, Francia y Rusia. A ellos se suman otros 10 no permanentes (cambian cada dos años).

Moscú 'sale en defensa' de Pyongyang

El presidente de Rusia también insistió este miércoles en "revisar" el régimen de sanciones impuesto por las Naciones Unidas (ONU) contra Corea del Norte.

Como ya se ha mencionado, Rusia es uno de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, lo que le da poder para vetar cualquier resolución que se quiera aprobar en el organismo. Aun así, Putin aseguró este miércoles que su país sigue dispuesto "a seguir realizando esfuerzos políticos y diplomáticos para eliminar la amenaza de una reanudación del conflicto armado en la península de Corea".

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el dictador de Corea del Norte, Kim Jong Un, durante un paseo por el jardín de la Casa de Huéspedes Kumsusan en Pyongyang. Imagen difundida por la Agencia Central de Noticias Coreana el 20 de junio de 2024. Fuente: Reuters.

EEUU: "Nos preocupa mucho esto"

Un día antes de que Rusia y Corea del Norte estrecharan lazos, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, prometió: "Seguiremos haciendo todo lo posible para obstaculizar el apoyo que estos dos países se están dando, como Irán y Corea del Norte", indicó el martes antes de afirmar que Corea del Norte habría entregado más de 11.000 contenedores con munición a Rusia para su posterior uso en Ucrania.

Blinken volvió a hacer hincapié en que Rusia está tratando "desesperadamente" de desarrollar y reforzar sus relaciones con países que puedan granjearle este tipo de asistencia para avanzar en el frente ucraniano y ha criticado el apoyo de China a la industria militar rusa.

"Nos preocupa mucho esto porque es lo que hace que la guerra continúe", manifestó, al tiempo que acusó a Pekín de "echar más leña al fuego en un contexto que supone, aseveró, la mayor amenaza para Europa desde el final de la Guerra Fría".

Otras críticas

Desde Ucrania, ayer el asesor de la Presidencia del país, Mijailo Podoliak, usó sus redes sociales para opinar que el acuerdo es "una decisión unilateral y de lo más descarada" contra la imposición de sanciones a nivel internacional contra Corea del Norte.

Además, Podoliak criticó el "ensordecedor" silencio de Naciones Unidas y "otras organizaciones responsables del control efectivo de la aplicación de sanciones".

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Exteriores de Corea del Sur, Lim Soo Suk, ha subrayado hoy que su país "responderá firmemente a cualquier acción que amenace" su seguridad "trabajando con la comunidad internacional, incluidos aliados y naciones amigas". No obstante, el Gobierno surcoreano anunciará próximamente su posición oficial sobre el contenido del acuerdo entre Rusia y su país vecino.

"Lamentamos que, a pesar de las repetidas advertencias de la comunidad internacional, Rusia y Corea del Norte hayan firmado un tratado de asociación estratégica integral y hayan mencionado abiertamente la cooperación militar-tecnológica, lo que viola directamente las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", ha zanjado, según ha recogido la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud