Actualidad

Israel conocía el plan de ataque de Hamás que desató la guerra desde hace más de un año, según NYT

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, el pasado 28 de octubre. Autor de la fotografía: Abir Sultan (EPA Israel). Fuente: Reuters.
Madridicon-related

La guerra en la Franja de Gaza entre Israel y Hamás continúa tras romperse el alto el fuego de los últimos días. "Las negociaciones sobre la tregua en Gaza con mediadores de Catar y Egipto continúan", ha declarado a la agencia de noticias AFP una fuente próxima a las conversaciones bajo condición de anonimato, recoge RTVE. El conflicto bélico está a punto de cumplir dos meses, pues fue el cruel ataque de Hamás en territorio israelí del pasado 7 de octubre el que desató la escalada de tensión en Oriente Próximo. El Gobierno del país hebreo aseguró desde el primer momento que le pilló por sorpresa la agresión del grupo yihadista, pero una información publicada por un prestigioso periódico lo desmiente, desarmando así uno de los principales argumentos del Ejecutivo de Benjamin Netanyahu para llevar a cabo una cruenta venganza sobre toda la población gazatí.

La delicada tregua en la Franja de Gaza se ha roto. Según ha asegurado el Gobierno israelí en un comunicado este viernes, Hamás "no ha cumplido su obligación de liberar hoy a todas las mujeres rehenes y ha lanzado cohetes contra ciudadanos israelíes".

De esta forma, una vez terminado el plazo previsto del alto el fuego, los combates se han reanudado de forma casi inmediata. "Los periodistas de Reuters que se encontraban en Jan Yunis, en el sur de Gaza, vieron cómo las zonas orientales eran objeto de intensos bombardeos que elevaban columnas de humo hacia el cielo", informa la agencia de noticias británica.

Según las autoridades sanitarias de Gaza (controladas por Hamás), más de 15.000 habitantes de la Franja han muerto por los bombardeos del Estado hebreo llevados a cabo desde principios de octubre, incluidos unos 6.000 niños.

El sangriento episodio de este conflicto en Oriente Próximo (que viene de décadas atrás) comenzó el pasado 7 de octubre, cuando la organización paramilitar islamista llevó a cabo un ataque organizado por tierra, mar y aire en territorio israelí. La organización paramilitar mató a más de 1.400 personas e hirió a más de 4.100 solo ese día, además de retener a decenas de rehenes.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, prometió una "poderosa venganza" argumentando que, entre otras cosas, la agresión les había pillado desprevenidos. "Nos sorprendieron", declaró literalmente el portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), Nir Dinar.

No fue algo inesperado

Sin embargo, una información publicada ayer por The New York Times cuestiona esa versión. Según el periódico estadounidense, Tel Aviv conocía los planes de Hamás desde hace más de un año. "Los militares y los servicios de inteligencia israelíes desestimaron el plan por considerarlo demasiado difícil de llevar a cabo" por los yihadistas, recoge el NYT.

Dicho medio afirma que un documento que ha podido consultar, de unas 40 páginas, al que las autoridades israelíes dieron el nombre en clave de "Muro de Jericó", esbozaba punto por punto el tipo de invasión devastadora que finalmente se produjo el 7 de octubre pasado.

El "Muro de Jericó" no marcaba una fecha concreta para materializar el agresivo plan, pero Hamás lo acabó siguiendo a principios de octubre con una "precisión asombrosa", resalta Natasha Frost, redactora del rotativo norteamericano, en el boletín diario de este. El Gobierno israelí no ha emitido por el momento ningún comunicado reaccionando a la información de The New York Times.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud