Actualidad

Milei gana las elecciones en Argentina con una agenda económica rupturista sin precedentes para enfrentar la crisis del país latinoamericano

Milei será el próximo presidente de Argentina a partir del 10 de diciembre

El vuelco de la política argentina hacia un rumbo "libertario" y radical llegó tras el triunfo de Javier Milei al convertirse en el nuevo presidente de Argentina. En una segunda vuelta o 'balotaje' (como lo llaman los países del Río de la Plata) el representante del Partido Libertario consiguió un triunfo aplastante sobre el actual "superministro" de economía, Sergio Massa, quien reconoció la derrota antes incluso de que se conocieran los resultados oficiales. De esta forma, existe expectativa sobre la aplicación de la agenda rupturista de Milei y la transición del Gobierno actual en el inicio de su legislatura como el primer economista en ser presidente del país trasandino.

Con el 99% del escrutinio, Javier Milei consiguió un aplastante triunfo sobre Sergio Massa, con casi 56% de los votos (casi 3 millones más que su rival) versus el 44% conseguido por el candidato de Unión por la Patria. Lo que representa que el representante autodenominado "libertario" logró en esta segunda vuelva casi seis millones de votos más que en la primera, celebrada hace casi un mes. Milei se impuso en 20 de las 23 provincias y en la ciudad de Buenos Aires.

"Hoy comienza la reconstrucción de Argentina. Hoy comienza el fin de la decadencia argentina. Se termina el modelo empobrecedor del Estado omnipresente", fueron las palabras de Javier Milei desde su comando tras el término de la jornada electoral. A lo que agrego el "milagro" de que haya un presidente "liberal y libertario, el primero de la historia de la humanidad". Milei ha señalado en varias entrevistas que el país trasandino necesita 35 años para ser de nuevo "potencia mundial" como EEUU.

Por su parte, el derrotado Sergio Massa señaló horas previas al recuento oficial de votos que "obviamente los resultados no son los que esperábamos y he felicitado a Javier Milei porque es el presidente que la mayoría eligió para los próximos cuatro años".

Cabe señalar que las recientes elecciones han tenido un vuelco en el último mes, luego de que Sergio Massa ganara en primera vuelta con un 36,5% de los votos versus el 30,04% de Milei.

Agenda rupturista económica

Para llegar a esta instancia, Milei ha ofrecido una agenda económica rupturista ('Plan motosierra') sin precedentes para enfrentar la crisis del país latinoamericano y así convertirlo nuevamente en una "potencia" mundial. Para ello, Milei propone reducir drásticamente el gasto público, dolarizar a la economía, simplificar el sistema tributario, privatizaciones para eliminar a las empresas públicas y el cierre del Banco Central.

"Con este conjunto de reformas, Argentina en 15 años podría estar alcanzando niveles de vida similares a los que tiene Italia o Francia; si me dan 20 Alemania, y si me dan 35, Estados Unidos", manifestó el economista durante la campaña de las elecciones.

Fin al "devaluado" peso argentino

Estos dichos se suman a los que ha manifestado sobre que es el único en poder poner fin a la hiperinflación que vive Argentina, para lo que sugiere la dolarización como hizo Ecuador con el devaluado sucre, y pasar una "motosierra" por el gasto del Estado.

"Cuando hablo de quemar el Banco Central no es una metáfora, lo quiero dinamitar, pero esto es literal. Es decir, hacerlo implosionar y que queden todos los escombros", señaló Milei durante su campaña, cuyo plan es que el país deje de imprimir billetes y que todas las transacciones se hagan en dólares.

Según explica la BBC, originalmente, su propuesta era dolarizar en un plazo de dos años y medio, pero posteriormente quiere aplicar esta medida en el menor tiempo posible. Sin embargo, para lograr la misión hay que tener dólares, y eso es precisamente lo que Argentina no tiene, dado que las reservas han disminuido "drásticamente" y el circulante en dólares es "limitado".

Los 35 mil millones para "evitar" la devaluación

Para ello, Milei manifestó en su campaña que "estuvimos avanzando en negociaciones y ya conseguimos los dólares para dolarizar la economía al valor del dólar de mercado. Seguimos trabajando para resolver un gran problema de Argentina, que es la inflación".

Para el plan de Milei, con las estimaciones del grupo de asesores del candidato, actualmente son necesarios alrededor de 35 mil millones de dólares para implementar la idea sin necesidad de una devaluación. Para lograrlo, impulsará una serie de cambios estructurales como una reforma del Estado, flexibilización del mercado laboral y apertura de la economía, antes de avanzar hacia la dolarización.

"La dolarización no es la solución al problema de fondo"

Ante el eje del discurso de campaña de Milei, un economista expresó al medio británico que "la dolarización no es la solución a los problemas de fondo" de la economía del país sudamericano.

"Dolarizar la economía argentina de un día para el otro es casi imposible porque el Banco Central no tiene dólares", explicó al medio Sebastián Menescaldi, director asociado de la consultora EcoGo. Para dolarizar, argumentó el economista, habría que pedir dólares prestados, pero como el país tiene una alta tasa de endeudamiento, "es muy improbable que consiga esos préstamos". El experto agregó que tampoco está asegurado que la dolarización sea un éxito. "Te estarías sometiendo a la política monetaria de otro país y eso puede llegar a ser perjudicial", señaló.

El experto, además, tocó el tema de las reformas que postula Milei. "Esas reformas estructurales, tienen sentido, pero la clave está en que, si se logran esas medidas, entonces ya no tiene sentido dolarizar", afirmó Menescaldi.

Desde una perspectiva política, Milei tiene que, tras su nombramiento el próximo 10 de diciembre, que conseguir el apoyo del Congreso para avanzar con su propuesta de dolarización y, tal como están las cosas, "no tiene los votos" al no tener el apoyo suficiente de las cámaras, sentenció el economista.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud