Actualidad

Las cuentas municipales, en peligro: los Ayuntamientos tienen ya en quiebra al 10% de sus empresas

  • El 10% de las empresas de los Ayuntamientos está en causa de disolución y un tercio, en pérdidas
  • El Tribunal de Cuentas alerta de que está en juego "la sostenibilidad de las Cuentas Públicas"

Las empresas públicas gestionadas por los Ayuntamientos, las diputaciones provinciales o los cabildos insulares se enfrentan a una oleada de quiebras. El Tribunal de Cuentas ha elaborado un informe en el que alerta de que una de cada diez está ya en causa de disolución y de que hay, además, un "elevado número de entidades con pérdidas, en muchos casos recurrentes". Muchas de ellas, según dice, "están en situación de desequilibrio patrimonial, al encontrarse su patrimonio por debajo de la mitad de su capital social".

Para el Tribunal, la gravedad de este problema es que puede poner en riesgo incluso "la sostenibilidad de las Cuentas Públicas locales", por lo que insiste en "la necesidad de adopción de medidas encaminadas a su subsanación".

En sus últimos dictámenes, el Tribunal había reclamado ya a las Administraciones locales que establecieran "las medidas precisas para que el presupuesto de las entidades locales constituya un auténtico instrumento de gestión, planificación y toma de decisiones, evitando que aquellas actúen sin presupuesto, la inclusión de previsiones de ingresos carentes de posibilidades reales de ser realizados, así como de modificaciones de crédito sin financiación efectiva", con el objetivo final de poder "atender el conjunto de obligaciones que se devenguen en el año". Pero el problema, según el Tribunal, es que sus recomendaciones y resoluciones "no han sido cumplidas".

Un 30% está en pérdidas

En el informe, elaborado ahora respecto a las cuentas del ejercicio 2020 se explica que "de las 806 cuentas remitidas por las empresas públicas locales, un total de 243 (el 30%) presentaban resultados negativos, lo que supone un incremento de cinco puntos porcentuales respecto del nivel obtenido en el ejercicio anterior, que fue del 25%".

De ellas, 228 correspondían a sociedades mercantiles y el resto a EPE (Entidad Pública Empresarial). Y lo peor además es que, según advierte el Tribunal de Cuentas, un total de 80 entidades, el 33% de las que presentaron resultados negativos en el ejercicio 2020, también habían incurrido en pérdidas en el ejercicio 2019, por lo que su deterioro es progresivo. La gravedad de la situación es que hay ya 74 empresas, el 9% de las que ha remitido cuentas, que se encontraban en situación de desequilibrio patrimonial. Es decir, que su patrimonio neto se situaba por debajo de la mitad del capital social, lo que implica caer en causa de disolución o quiebra técnica.

El Tribunal de Cuentas recuerda ante todo que según el Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital (TRLSC), "en tal supuesto la sociedad mercantil debería proceder a su disolución, a no ser que aumente o reduzca su capital en la medida suficiente, y siempre que no fuera procedente solicitar la declaración de concurso". El 17% de las empresas, es decir, 138 de las 806 con cuentas anuales, tenía una cifra de negocio igual a cero. De estas, el 80% está en activo, pero "no ha realizado ventas, ni ha presentado servicios correspondientes a la actividad ordinaria de las mismas". El 8%, sin embargo, se encuentran inactivas y el otro 12% en causa de disolución. Cabe resaltar que de todas estas empresas ninguna era considerada como "grande".

Desde el Tribunal de Cuentas insisten en que "los responsables de las entidades locales deberían finalizar los procesos de disolución de las sociedades mercantiles y plantearse la situación de las empresas que se encuentran inactivas y en situación de desequilibrio patrimonial".

Dependencia

En lo que se refiere a situación de desequilibrio, 74 empresas tenían un patrimonio por debajo de la mitad de su capital social. En este caso, "el 10 % del total de las sociedades mercantiles dependientes de los ayuntamientos se encontraba en esta situación de desequilibrio patrimonial", se señala en el informe. En concreto eran 69 sociedades mercantiles.

Ahora bien, si se tiene en cuenta el número de habitantes, las empresas más afectadas eran las situadas en municipios inferiores a 5.000 habitantes. A su vez, las empresas con una mayor deuda empresarial son aquellas que corresponden a los ayuntamientos de entre 100.001 y 500.000 habitantes. Estas compañías destacan por tener un importe de 1.309 millones, lo que supone el 35% de su activo. Además, las regiones de entre 500.000 y un millón de habitantes presentan un endeudamiento de 1.040 millones, el 41% del activo total de las compañías.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud