Economía

El Tribunal de Cuentas de la UE duda de la sostenibilidad de la reforma de pensiones española

  • Critica que faltan ciertos elementos que corrijan el desequilibrio español
El ministro encargado de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. EE
Madridicon-related

El Tribunal de Cuentas de la UE señaló este jueves que España necesita replantear la reforma de pensiones porque duda de la sostenibilidad del sistema español. En una extensa evaluación de los planes de Recuperación por países, el Tribunal destacó la posibilidad de incrementar la partida del gasto a medio y largo plazo, con su consecuente impacto en las cuentas públicas.

Así, el informe destaca  directamente que la reforma del sistema de pensiones española "podría elevar el gasto en pensiones a medio y largo plazo. El impacto fiscal global del aumento del gasto en pensiones podría tener que atenuarse aún más mediante ajustes fiscales proporcionales en el futuro", señala.

Pensiones aparte, otro órdago lo lanza al sistema sanitario, declarando que no subsanó algunas deficiencias del sistema que la Comisión requiere para cumplir con sus recomendaciones específicas en la implementación de los planes de Recuperación y Resiliencia, en un análisis en el que apunta también a la necesidad de mejora en sostenibilidad de las pensiones.

"Aún quedan algunas deficiencias en relación con determinados elementos de las recomendaciones específicas por país, como el sistema sanitario (España) o las inversiones y el entorno regulador (Francia)", destacó el Tribunal de Cuentas en un informe en el que valora la manera en que el Ejecutivo comunitario evaluó los planes nacionales.

Crisis energética

En un paso más, el Tribunal de Cuentas ha puesto de relieve que no se incluyeran medidas para fortalecer las "interconexiones eléctricas entre España y Francia" en los planes de Recuperación y Resiliencia, y ha considerado que "por definición resultarían adecuadas".

Así, los auditores han apuntado además a las interconexiones eléctricas, las políticas de investigación y la atención primaria como lagunas identificadas en el plan de Recuperación español, en línea con el análisis realizado por la Comisión Europea.

Por otra parte, han evidenciado que España no ha detallado que medidas para cumplir los hitos y objetivos del plan se ejecutarán después de 2026.

El Tribunal de Cuentas europeo ha concluido en su informe que la evaluación realizada por la Comisión Europea de la implementación de los planes nacionales "es adecuada" en general, aunque considera que siguen existiendo riesgos para su aplicación "eficaz", entre ellos la falta de claridad de algunos hitos y objetivos o de armonía en la definición de ambos conceptos.

"Hay que contar con total transparencia y controles eficaces para garantizar que los fondos de la UE se emplean para su finalidad prevista y logran el impacto esperado", ha señalado la miembro del Tribunal que dirigió la auditoría, Ivana Maletic.

Los auditores concluyeron que la evaluación realizada por la Comisión Europea del cumplimiento de los países de las condiciones del Mecanismo de Recuperación era "adecuada" y "se basaron en exhaustivas directivas internas y listas de comprobación".

A este respecto, la miembro del Tribunal que dirigió la auditoría ha añadido que algunos aspectos relevantes de las recomendaciones específicas por país que afectan a "reformas estructurales" quedaron "sin abordar" en algunos países, como el entorno regulatorio en Francia o la reforma del sistema catastral y de parte del sector financiero en Italia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud