Vivienda

Petróleo, luz y gas por las nubes, ¿qué pasará con el precio de la vivienda?

  • La subida en la obra nueva será mayor que en la de segunda mano
  • Las grandes capitales registrarán un mayor encarecimiento

La guerra de Ucrania ha supuesto el impulso definitivo al escenario de precios ascendentes que había ya antes del conflicto. Además, esto ha dinamitado todas las previsiones que lanzó el Banco Central Europeo al cierre de 2021.

El escenario que maneja ahora el BCE arroja un incremento de precios del 5,1% este año, frente al 3,7% previsto en diciembre del pasado año. En el peor de los escenarios la inflación podría ser del 7,1%. En este contexto, en el que el petróleo, el gas y la luz se están acercando a los temidos precios de ruptura, y nos enfrentamos a escenarios de desabastecimiento, con un encarecimiento generalizado de los materiales, surge la pregunta en el sector inmobiliario: ¿qué va a pasar con el precio de la vivienda?

Los expertos consultados por este medio coinciden en que la vivienda se encarecerá este año y la horquilla de incrementos medios se sitúa entre el 3% y el 6% dependiendo de cuál sea la evolución de la guerra en Ucrania y cuánto tiempo dure el periodo de incertidumbre.

El pasado año la vivienda se encareció de media en España un 2,9% por el aumento del apetito comprador y la falta de oferta. Este año se suman factores decisivos como el conflicto armado en Ucrania, así como el escenario de inflación y el encarecimiento de los materiales, que afectarían más concretamente al precio de la obra nueva.

La subida del precio será mayor en la vivienda de obra nueva que en la de segunda mano

Con este contexto, Servihabitat cree que la vivienda subirá de media este año alrededor de un 4%. Así, en su último informe apuntan que "la profesionalización del sector inmobiliario tras la anterior crisis, el comportamiento activo de la demanda y la facilidad de acceso al crédito son tres de los factores que han propiciado el avance del sector, sólido y saneado. En 2022, se prevé un mantenimiento de la tendencia ascendente en el precio, con un avance del 4% y la vivienda nueva (4,5%) por encima de la usada (3,9%)", concretan.

Antonio de la Fuente, managing director de corporate finance y responsable del negocio residencial en Colliers, coincide en que los mayores incrementos se darán "en las viviendas de obra nueva". "Estas representan realmente una parte pequeña del mercado, frente a la vivienda usada, y precisamente hay una menor oferta de este producto y una mayor demanda, lo que provocará que haya un encarecimiento más elevado".

Además de las diferencias entre el tipo de producto, Luis Corral, CEO de Foro Consultores Inmobiliarios, recuerda que también "debemos partir de la base de que España funciona a distintas velocidades, en función de su actividad económica y de sus flujos migratorios". Por tanto, el experto cree que "en grandes ciudades o municipios importantes, que son motor de la economía, y que tienen demanda sólida y solvente, la tendencia de precios es alcista y seguirá, especialmente en vivienda nueva por la falta de oferta. Y ante la falta de vivienda nueva, la demanda tira de segunda mano y la tensión se traslada a este segmento con la consiguiente subida de precios".

Por su parte, Ferran Font, director de Estudios de Pisos.com, destaca que en el caso de las viviendas de segunda mano "esperan crecimientos moderados, como con los que finalizábamos 2021" y también cree que "para este 2022 la demanda tendrá tendencia a concentrarse en grandes capitales y por lo tanto, será en estos mercados más dinámicos donde las subidas de precio puedan ser algo mayores".

Por otro lado, el experto señala que hay condicionantes ya conocidos como puede ser la aplicación de la Ley de Vivienda o la recepción de los fondos Next Generation, que puede tener impacto sobre esta evolución.

¿Qué pasará con la subida de tipos?

"A esto hay que sumar la situación geopolítica actual que además de tener un impacto sobre la inflación y el aumento de tipos, puede tener como consecuencia un cambio en la política expansiva del BCE. Por otro lado, también plantea un aumento de tipos y esto tendría como consecuencia el final de las hipotecas tan baratas de las que disponemos ahora y podría esto trasladarse a un decrecimiento de las compraventas resultado de una disminución de la capacidad económica de la demanda", explica Font.

Cristina Arias (Tinsa): "Los precios se moderarán a medida que se incrementen los tipos de interés"

En este sentido, Cristina Arias, directora del Servicio de Estudios de Tinsa, espera que "los precios continúen al alza durante los próximos meses y que se moderen a medida que se incrementen los tipos de interés". "La demanda de uso se puede mantener en los próximos meses, dado que se esperan subidas de tipos y aquellos que estuvieran planteándose comprar una vivienda pueden acelerar sus decisiones de compra para asegurarse un coste de financiación bajo", explica Arias.

En el caso de la inversión, cree que "también podría continuar eligiendo el inmobiliario como activo mientras exista una volatilidad tan alta en los mercados. A medida que se incrementen los tipos, la demanda se puede ir moderando y, con ello, las tensiones en los precios".

¿Cómo afectará a la actividad?

El mercado inmobiliario ha comenzado el año con cierto impulso a consecuencia de la inercia del anterior, donde se activaron las compraventas tras un parón generalizado por el confinamiento, explica Juan Carlos Higueras, profesor de EAE Business School.

Según el experto, durante este año, las operaciones de compraventa van a seguir aumentando (tanto de obra nueva como de segunda mano), además de por la demanda insatisfecha y acumulada que aún hay, porque los inmuebles son un buen activo refugio para protegerse de la inflación. Por otra parte, el anuncio del BCE de retirar anticipadamente los estímulos y comenzar a subir los tipos, van a fomentar un nuevo impulso al mercado inmobiliario.

comentarios9WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 9

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Cualquier producto que su origen sea las materias primas va a estar caro muy caro.

Luz, gasóleo, gasolina, agua... Y vivienda también porqué la vivienda además de construirse con materias primas necesita el sueldo y el suelo sobre todo en grandes ciudades es carisimo.

Puntuación 18
#1
mar399
A Favor
En Contra

Todo depende de la oferta y la demanda, y en el caso de la vivienda, depende mucho del euribor. Y el euribor no para de subir, cuando esté entre un 1% y un 1,5%, ahí nos veremos.

Puntuación 13
#2
yomismo
A Favor
En Contra

La vivienda es un lastre, está sostenida, pero ahora ya no se va a poder sostener más y puede que aun no lo sepan los que manejan el cotarro, aunque intenten resistir aun algún tiempo. Al principio va a subir, claro que sí, porque la gente con dinero ahorrado para protegerse de la inflación va a comprar. En un escenario de incertidumbre, incluso en las situaciones de los que son funcionarios, endeudarse es muy mala opción, a ver hasta donde suben los productos básicos de verdad,

como la comida, en un escenario de restricción crediticia, subida de tipos, etc. Estamos en una grave situación energética, y por tanto, ya no vamos a tener la esclavitud de las máquinas. Y estamos viendo los primeros efectos, huelga de transportistas, y el sector primario ahogado, subida de fertilizantes con escasez. Las ciudades poco a poco van a ir a menos ya que son grandes sumideros energéticos. El consumo va a ir desacelerándose y más por nuestros paupérrimos salarios. Las tres patas, turismo, inmobiliario y consumo interno están totalmente muertas. Las empresas que exportan con subidas de materias primas van a dejar de exportar tanto. Escenario es duro y toca bajar. Lo que está pasando es solo el principio. A partir de ahora hay que invertir bien, se acabó ser cigarra a costa de los que tienen que crear.

Puntuación 21
#3
Sanchinflas Gate y palmer@s corrut@s
A Favor
En Contra

Sí #3, mejor pagar un alquiler más caro aún que la hipoteca, por la inflación y los controles,.. eso sin contar a ver dónde se meten 20 mills de ucranianos que, entre el hijo de Putin y el cómico de Poyenski, se están quedando sin chavolo.. para mi que engrosarán las listas de la alianza de incivilizados, pero como no va a haber paguitas que dar, se enmarcarán en la explotación de género indioto doblando la bisagra para pagar, y que los 3 de siempre se lo lleven calentito.. si es que no lo mandan todo a tomar xculo con la escalada, una vez llegados a la inmunidad borreguil

Puntuación 10
#4
Nano54
A Favor
En Contra

Lo jodido no es comprar una casa (o un coche) sino mantenerlo. Si no tienes para pagar las derramas de fachadas, tejados, ascensores etc... y si no tienes para pagar el seguro, la ITV y la gasolina del coche es como que no tienes nada.

Puntuación 17
#5
Nicaso
A Favor
En Contra

El mercado inmobiliario valdrá lo que quieran que valga. Los rolletes que se cuentan en artículos de este tipo no hay quien se los crea. El ladrillo no debe ser refugio de nada y si va para abajo no debe estar el Estado soportando su caída mediante ayudas indirectas. Más valdría que los inversores lo hiciesen en acciones de empresas españolas que a este ritmo dentro de poco terminarán siendo de fondos extranjeros que nos tendrán completamente colonizados.

Puntuación 12
#6
Harto de tontos
A Favor
En Contra

Que no compre nadie y problema resuelto.

Puntuación 8
#7
Carlos
A Favor
En Contra

A disfrutar de lo votado jajaja.

Puntuación 3
#8
Manuel
A Favor
En Contra

La peor inversión es la vivienda. La mejor inversión es en suelo de cultivo

Puntuación 3
#9