Vivienda

Alquiler con opción a compra: una fórmula para adquirir vivienda sin ahorros

  • El inquilino tiene derecho a comprar la casa a un precio acordado previamente
  • Puede ser una opción para los propietarios que tengan dificultades para vender

La precariedad laboral y la falta de ahorros para hacer frente al desembolso inicial no financiado por el banco son aspectos que dificultan el acceso a la vivienda en propiedad. En este contexto, el alquiler con opción a compra se convierte en un modelo para adquirir vivienda. Esta fórmula, "aunque aún residual, continúa ganando adeptos en nuestro país", afirma Jesús Duque, vicepresidente de la red Alfa Inmobiliaria.

Este modelo, en la práctica consiste en la firma un contrato de alquiler que garantice que, pasado un plazo acordado, el arrendatario tiene derecho a adquirir la vivienda a un precio acordado previamente por las partes, del que se descontarán las mensualidades pagadas hasta el momento en concepto de alquiler, total o parcialmente.

Esta modalidad permite, además, a los futuros propietarios conocer a fondo la vivienda y la zona y saber si se adapta plenamente a sus necesidad antes de formalizar la compra. Si, finalmente, el inquilino no pudiera adquirir la vivienda, su compromiso estará limitado a interrumpir el contrato de alquiler en las condiciones legales habituales.

Según los datos internos con los que opera Alfa Inmobiliaria, la tasa de esfuerzo para alquilar una vivienda en España supera en la actualidad el 90% del sueldo medio de los jóvenes, una cifra similar a lo que supondría la adquisición en propiedad. No obstante, "la dificultad para lograr ahorrar ese 20% o 30% necesario, con el nivel de sueldos de nuestro país y la precariedad laboral es impensable", apuntan.

El alquiler con opción a compra también ofrece ventajas para el arrendador, ya que percibe unos ingresos y una rentabilidad durante los meses en que está alquilada, y "puede ser una opción interesante para los propietarios que encuentran dificultades para vender su inmueble por hallarse situado en zonas en las que las compraventas aún se encuentran muy paradas", afirma Duque.

Especificar en el contrato

El alquiler con opción de compra permite a las partes pactar libremente las condiciones del acuerdo, si bien es imprescindible establecer una prima de opción de compra, que consiste en un depósito que el inquilino entrega a cuenta y que este pierde si, finalmente, la adquisición no llega a término.

Otro de los aspectos que recomiendan los expertos al decantarse por esta opción es detallar en el contrato el tiempo que el inquilino puede permanecer arrendado en la vivienda, el plazo de tiempo en el que el inquilino puede ejercer su derecho de compra, el importe mensual de alquiler de la vivienda o, a quién corresponde el pago de los gastos de la comunidad o posibles reformas que sean necesarias llevar a cabo, entre otros.

Además, es necesario especificar la voluntad del propietario de vender la vivienda, el precio final de la misma, el porcentaje a descontar (parcial o totalmente) de las cuotas del alquiler en el precio de venta y la prima o aval inicial que tiene que aportar el arrendatario y que el arrendatario perderá en el caso de que no ejerza su derecho de compra.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin