Vivienda

¿Ha crecido la demanda de casas prefabricadas con la crisis?

  • Las casas prefabricadas cuestan entre 30.000 y 150.000 euros
  • Son más rápidas y sencillas de construir que las casas tradicionales
Casa prefabricada de inHAUS

Comprar una casa es una de las decisiones más importantes en la vida de una persona. El mercado ofrece múltiples opciones de vivienda, entre ellas, las casas prefabricadas, que en los últimos meses se han posicionado como una buena alternativa de compra. De hecho, las peticiones para construir una vivienda prefabricada en Madrid han crecido un 32% en 2020 respecto al año anterior, según datos de habitissimo.

Fuenlabrada, Collado Villalba, Valdemorillo y Torrejón de Ardoz, fueron las poblaciones donde más se solicitaron este tipo de viviendas en 2020.

Los expertos explican este incremento a la pandemia del coronavirus y a la creciente conciencia sobre el uso de recursos sostenibles. Desde la plataforma del sector de la reforma y la reparación creen que son una alternativa a la vivienda tradicional, por su rapidez y sencillez. 

El precio también es uno de los motivos principales por el que muchos madrileños optaron por la vivienda prefabricada frente a la vivienda tradicional. Según habitissimo, la inversión media para la construcción de una casa prefabricadas es de 94.430 euros, siendo de 30.000 euros la inversión para las viviendas más pequeñas y 150.000 euros para las viviendas de tamaño más grande y mejores calidades.

Aún así, la cifra final viene también marcada por el tipo de modelo escogido y las dimensiones que finalmente se compren. Por ejemplo, una vivienda con revestimientos de madera tendrá la mitad del coste que una de hormigón o acero. Las casas prefabricadas son, además, fijas y pueden hipotecarse o revenderse como cualquier otro inmueble.

Otra de las ventajas es la rapidez de construcción y adaptabilidad: "la vivienda se puede ir modulando en función de las necesidades y se puede instalar, siempre que la normativa lo permita, en cualquier terreno", explican desde habitissimo.

Durante este proceso, se requieren las mismas licencias que para una casa de hormigón, así como el proyecto técnico. A la reducción de tiempos a la hora de la construcción hay que sumarle, además, la disminución en la generación de residuos y en emisiones lanzadas al medioambiente.

Las casas prefabricadas se han convertido en una alternativa eficiente medioambientalmente. Entre otras ventajas, en su construcción se utilizan materiales naturales y reciclables como la madera, que además es un gran aislante.

Existen también diversas opciones "verdes", como son los sistemas de recirculación de aire o el diseño bioclimático, que mejoran la eficiencia energética y reducen el consumo al mínimo, en este tipo de hogar.

Además, se le suma el uso de fuentes de energía renovables para reforzar la autosuficiencia energética de la vivienda, lo que la transforma en una opción realmente sostenible.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin