Vivienda - Inmobiliario

El ciclo de la vivienda se agota: freno de compraventas y caída de precios en los próximos meses

  • El 33% de las agencias creen que los precios de venta de su zona bajarán
  • En el mercado del alquiler habrá más estabilidad de rentas y operaciones

El mercado residencial continúa con su proceso de ajuste para adentrarse en un nuevo ciclo. La recta final de 2022 ya mostró los primeros signos del cambio -con un descenso del 10,2% de las operaciones de compraventa en diciembre-, y todas las previsiones de los expertos apuntan a que la fotografía se repetirá en los próximos meses. Los últimos en sumarse a ese pronóstico han sido las inmobiliarias, que hablan de una "desaceleración" de precios y de compraventas de viviendas en los próximos meses. En cuanto al alquiler, creen que las rentas seguirán subiendo aunque de forma moderada.

Respecto a la compraventa de vivienda, el Índice General de Venta se sitúa en 45 puntos entre enero y marzo de 2023, lo que supone un descenso de ocho puntos frente al trimestre pasado, y el nivel más bajo desde que estalló la pandemia del coronavirus.

Desde el portal inmobiliario explican que un 33% de las agencias encuestadas cree que los precios de venta en su zona bajarán durante el próximo trimestre, y solo un 8% pronostican que subirán.

"La confianza de las inmobiliarias durante los próximos meses estará centrada en la captación de nuevo producto mientras prevén una ralentización importante en el número de operaciones frente al ritmo que han mantenido durante 2022", explican desde el portal inmobiliario. Las previsiones recogidas en La Encuesta de Sensibilidad Inmobiliaria (ESI) están marcadas entre otras cosas, por la subida de los tipos de interés llevaba a cabo por el Banco Central Europeo para contener la elevada inflación

El alquiler

Si para la compraventa se anticipa una corrección de precios y operaciones, para el mercado del alquiler las agencias inmobiliarias hablan de "estabilidad". Las rentas seguirán subiendo, aunque lo harán de forma más moderadas a como lo han hecho en 2022, mientras que  las operaciones se normalizarán.

La captación de nuevo producto también seguirá una evolución positiva, manteniendo la línea de trimestres anteriores. Prueba de ello la estabilidad del mercado de alquiler es que el Índice general de Alquiler ha comenzado el año en los 59,3 puntos, tres puntos por debajo del cierre de 2022, pero medio punto anual más.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud