Transportes y Turismo

MSC alerta de la nueva tasa verde europea: prevé 300.000 euros por barco que haga escala

  • La naviera ve avances para desbloquear la terminal de Valencia tras 4 años
  • Invierte 10 millones en su segundo edificio para albergar Medlog en la ciudad
Terminal actual de MSC en Valencia.
Valenciaicon-related

La mayor naviera del mundo, la italo-suiza MSC, considera que la nueva tasa europea que gravará las emisiones contaminantes por la escala de barcos en los puertos europeos supondrá un duro golpe a la competitividad del transbordo en los puertos españoles.

Según las estimaciones de MSC, ese impuesto verde tendrá un coste de 300.000 euros por escala de barco en puertos como el de Valencia, el primero de España en contenedores, y donde la naviera representa más del 50% del tráfico total.

Francisco Lorente, presidente de MSC España, advierte que con la llegada de esas tasas bautizadas como ETS (Europe Trading System), se facilitará que las grandes líneas internacionales hagan escala en puertos de fuera de la UE, como Tánger Med en Marruecos. "Al final desde esos puertos que no tendrán ese coste extra se realizarán los transbordos en barcos más pequeños a los muelles europeos", comentó el presidente de MSC España, que espera que ante el impacto que puede tener para la competitividad se paralice o modifique en las instituciones europeas.

El subdirector de MSC España, Ignacio Ballester, también apunta la paradoja de que se aplique esta nueva tasa por emisiones en casos como Valencia. MSC opera en los muelles valencianos con barcos que pueden enchufarse y utilizar la electricidad para reducir sus emisiones mientras están en puerto. Sin embargo, en la práctica no es posible hacerlo por que la infraestructura necesaria para la electrificación planificada desde hace años acumula retrasos.

La terminal, ¿más cerca?

Precisamente en el puerto de Valencia, la naviera con cerca del 20% de capacidad mundial de barcos de contenedores presentó hace más de 4 años su plan para crear una nueva terminal de contenedores que supone 1.500 millones de euros de inversión. Lorente asegura que la multinacional de la familia Aponte mantiene su confianza en Valencia para llevar a cabo el proyecto a pesar del "bloqueo político" que ha sufrido. Lorente atribuye a Compromís, el partido del ex alcalde de Valencia, Joan Ribó, y a los intereses de los partidos independentistas catalanes, los obstáculos al proyecto, aunque considera que "está avanzando" al haber quedado al margen del pacto de investidura de PSOE y Sumar y contar con el apoyo tanto del presidente valenciano, Carlos Mazón, como de la alcaldesa, María José Catalá, ambos del PP.

Lorente, que reconoció que ha habido ofrecimientos desde Barcelona para esa infraestructura, insiste en que Valencia es la mejor ubicación geográfica para esa terminal que permitirá ampliar su capacidad por cinco. "Va a haber muy pocos puertos en el mundo que puedan operar los grandes megabuques" y como ejemplo mencionó los gigantes de 400 metros de eslora para más de 24.000 contenedores que está incorporando MSC.

Alianza con Renfe y nueva sede

Precisamente una de las grandes apuestas del grupo naviero es la intermodalidad y la conexión entre los muelles marítimos y el tren para reducir las emisiones. Una apuesta que le ha llevado a convertirse en el socio privado de Renfe Mercancías a través de Medlog, su división de logística, que también incluye en todo el mundo compañías ferroviarias, de camiones y más recientemente una de carga aérea.

Aunque los ejecutivos de MSC aseguran que la alianza con Renfe para impulsar Mercancías no está condicionada a la macroinversión portuaria en Valencia, sí que consideran que no tendría ningún sentido que el mismo Gobierno que apoya una inversión no respalde también la otra.

Precisamente para hacer frente a su crecimiento en España, donde cuenta con casi un millar de trabajadores, MSC está construyendo un nuevo edificio de oficinas junto a su sede en Valencia, con una inversión de 10 millones de euros. Un inmueble en el que prevé que se ubicará parte de la actividad de Medlog, que también integrará su compañía de trenes de mercancías, Medway, resultado de la compra de los mercancías portugueses, además de plataformas ferroviarias en Zaragoza, Madrid y Córdoba.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud