Telecomunicaciones y tecnología

El Congreso de EEUU propone trocear a las grandes tecnológicas para aumentar la competencia

  • Cualquier cambio legal tendría que esperar a 2021 como mínimo
  • Todas las tecnológicas han salido en tromba para rechazarlo
Foto: Archivo.

Tras 16 meses de deliberaciones, el comité de la Cámara de Representantes de EEUU ha terminado un informe de 449 páginas proponiendo reformas antimonopolio de gran alcance para frenar el poder de los gigantes tecnológicos estadounidenses, como Amazon o Google. Las recomendaciones del subcomité antimonopolio representan la propuesta más profunda hasta la fecha para revisar la ley de competencia y podrían conducir a la división de los grandes titanes de la tecnología si el Congreso las aprueba.

Las conclusiones apuntan a cuatro de las empresas de tecnología más grandes de EEUU, Amazon, Google, Facebook y Apple, y las describen como los 'guardas de seguridad' de la economía digital que pueden usar su control sobre los mercados para cerrar la puerta a los competidores y elegir ganadores y perdedores. Las empresas han abusado de su poder para sofocar las amenazas de la competencia, lo que ha producido menos innovación, menos opciones para los consumidores y una democracia obstaculizada, según el informe.

"Las empresas que una vez fueron emprendedoras valientes y desfavorecidas, que desafiaron el status quo, se han convertido ahora en el tipo de monopolios que vimos por última vez en la era de los magnates del petróleo y los ferrocarriles", dijeron los líderes demócratas del comité, ante el rechazo de la minoría republicana. "Estas empresas tienen demasiado poder, y ese poder debe ser controlado y sujeto a una supervisión apropiada. Nuestra economía y democracia están en juego".

La recomendación más importante del informe del personal es que el Congreso considere una ley que evitaría que las empresas de tecnología sean propietarias de diferentes líneas de negocios, lo que podría llevar a un mandato para dividirlas. "Su capacidad tanto para utilizar su dominio en un mercado como herramienta de negociación en otro, como para subsidiar sus entradas en otros mercados, tiene el efecto de extender la concentración de un mercado al resto, amenazando a porciones cada vez mayores de la economía digital", agregó el informe.

Para enfrentar este problema, el informe recomienda la separación estructural de estas compañías, prohibiendo que una plataforma dominante en un sector adquiera a empresas que dependen de ella, al igual que la Ley de Sociedades Anónimas Bancarias de 1956 prohibió a los grandes bancos adquirir aseguradoras, firmas inmobiliarias y otras entidades no bancarias.

También exige restricciones en las líneas de negocio que puedan abordar o limitar los mercados en los que puede participar una empresa dominante, similar a la prohibición existente de que las cadenas de televisión entren en los mercados de producción y distribución.

Si el Congreso lo autoriza, las rupturas irían a por líneas de negocios, en lugar de apuntar a compañías en concreto, dijo el martes a periodistas el abogado del comité.

Rechazo unánime

"Estas ideas mal concebidas demuestran un malentendido del tamaño y la forma de la industria minorista", dijo Amazon en un blog tras conocerse el documento. "Amazon representa menos del 1% del mercado minorista global y menos del 4% del comercio minorista en los EEUU. A diferencia de las industrias en las que el ganador se lo lleva todo, el comercio minorista tiene un amplio espacio para muchos ganadores".

Facebook defendió sus adquisiciones de WhatsApp e Instagram, que fueron criticadas en el informe como medidas para eliminar competidores incipientes y que están siendo investigadas por las autoridades antimonopolio federales. "Instagram y WhatsApp han alcanzado un éxito enorme porque Facebook ha invertido miles de millones en esos negocios", dijo un portavoz de Facebook. "Los reguladores revisaron minuciosamente cada acuerdo y, con razón, no vieron ninguna razón para detenerlos en ese momento".

Google dijo que ha "invertido miles de millones de dólares en investigación y desarrollo para crear y mejorar" productos gratuitos como las búsquedas, los mapas y Gmail. "Competimos de manera justa en una industria altamente competitiva y de rápido movimiento", dijo la compañía.

Apple dijo que "con vehemencia" no está de acuerdo con el informe y señaló que no tiene una participación dominante en ningún mercado. Los desarrolladores de la App Store "han sido los principales beneficiarios de este ecosistema", dijo Apple, que defendió su comisión del 30% sobre las ventas de apps como "claramente dentro del mercado" y similar al de las tiendas rivales.

Millones de documentos

El informe es la culminación de una investigación anunciada por Cicilline el verano pasado cuando los agentes antimonopolio federales estaban comenzando a investigar a las empresas tecnológicas dominantes. El panel emitió solicitudes de información que arrojaron millones de páginas de documentos y celebró siete audiencias, incluida una en julio que contó con el testimonio de los directores ejecutivos de las cuatro empresas de tecnología.

Los republicanos en el comité se mostraban mayoritariamente en contra de las recomendaciones de los demócratas, aunque el diputado Ken Buck, miembro republicano del panel, dijo a Bloomberg el martes que algunos de sus colegas están interesados ??en firmar su respuesta. Un borrador de la crítica de Buck obtenido el lunes por Bloomberg señaló áreas de acuerdo entre ambos partidos y preocupaciones conjuntas sobre el comportamiento de las empresas, así como propuestas que no son "innovadoras" para los conservadores.

El diputado conservador Jim Jordan, el republicano de mayor rango en el Comité Judicial de la Cámara, que incluye el panel antimonopolio, criticó el informe por lo que llamó propuestas "radicales" para reformar la ley antimonopolio. "La gran tecnología busca atraer a los conservadores", dijo. "Desafortunadamente, el informe partidista de los demócratas ignora este problema fundamental y las posibles soluciones y, en cambio, presenta propuestas radicales que remodelarían la ley antimonopolio en la visión de la extrema izquierda".

Los grupos empresariales argumentaron que las recomendaciones de Cicilline dañarían a los consumidores, castigarían el éxito y anularían la obligación tradicional del gobierno de probar sus acusaciones. Mientras tanto, los grupos que abogan por una mayor aplicación de las leyes antimonopolio argumentaron que revitalizaría los mercados consolidados y fomentaría la innovación.

Cambio en las fusiones

Otras recomendaciones del informe incluyen cambiar las leyes de fusiones para que se presuma que cualquier adquisición por parte de una empresa dominante es anticompetitiva a menos que las empresas que se fusionan puedan demostrar que una adquisición es "necesaria para servir al interés público".

Tal cambio facilitaría significativamente a los agentes antimonopolio detener los acuerdos de las grandes empresas tecnológicas, que han completado cientos de adquisiciones durante la última década con poco o ningún escrutinio. También se debería exigir a las empresas de tecnología dominantes que notifiquen a las autoridades de todas las transacciones. Según las reglas actuales, no es necesario informar sobre muchos.

El subcomité dijo que las plataformas dominantes tienen la capacidad de abusar de sus posiciones contra proveedores, trabajadores y consumidores. Pero ese problema no encajaría dentro de las leyes antimonopolio. Para solucionar este problema, el informe sugiere crear una línea roja legal, definiendo a un vendedor como dominante si tiene una participación de mercado del 30% o más y un comprador como dominante con solo una participación del 25%.

El informe también recomienda aumentar la capacidad de los consumidores para mover sus datos entre servicios y para que todas las empresas del mismo sector trabajen juntas más fácilmente. Empresas como Facebook siguen aumentando sus consumidores, sostiene el informe, porque pocos usuarios cambiarían a un nuevo competidor que no tuviera ya el alto número de usuarios de las redes existentes.

La incapacidad de los consumidores para cambiar entre redes reduce la posibilidad de que los competidores puedan desalojar a Facebook. Pero si los usuarios pudieran mover sus datos, eso podría obligar a Facebook u otras empresas a trabajar con la competencia, lo que podría romper el control de la empresa sobre los consumidores.

El Congreso de EEUU ha exigido anteriormente estándares de portabilidad cuando obligó a los operadores de telecomunicaciones a permitir que los consumidores mantuvieran sus números de teléfono al cambiar de red. La marcación telefónica y los servicios como el correo electrónico y los mensajes de texto ya funcionan a la vez en todas las marcas a la perfección.

Cámara de Comercio: "Cualquier cambio a nuestras leyes antimonopolio afectará a todos los sectores de nuestra economía"

Aunque los demócratas controlan la Cámara de Representantes, el escepticismo de los republicanos sobre el cambio de la ley antimonopolio hace imposible que se adopten las propuestas de Cicilline esta legislatura. Incluso si las elecciones presidenciales de noviembre otorgan la mayoría del Senado a los demócratas, los republicanos aún pueden bloquear todas las leyes que no cuenten con un mínimo de 60 votos a favor.

Poderosos grupos empresariales como la Cámara de Comercio de EEUU ya habían comenzado a rechazar las ideas de Cicilline en los meses previos a la publicación del informe. Es casi seguro que aumentarán su oposición con la presentación de un proyecto de ley.

"Cualquier cambio a nuestras leyes antimonopolio afectará a todos los sectores de nuestra economía", dijo la presidenta de la Cámara de Comercio, Suzanne Clark. "Instamos a los miembros del Congreso a que se abstengan de confiar en este informe unilateral del comité para orientar la legislación futura".

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

SMERSHMA
A Favor
En Contra

Lo de la libre competencia podría ser creible hace 30 años.

Hoy en día no.

Además ya me diréis cual es el modelo de negocio de tecnologicas como Youtube, si cualquier otra empresa de cualquier otro pais del mundo intentase copiarlo... se arruinaria, es imposible que salga rentable pagar el ancho de banda que consume ese monstruo con publicidad.

Las tecnologicas de EEUU son rentables porque son mantenidas artificialmente financieramente porque su elite financiera y el estado las utiliza para espiar, predicción de tendencias mundiales, etc... pero como negocio en si mismo, son ruinosas.

Cuando no pagas por el producto, significa que tú eres el producto.

Los cerdos de una granja no pagan por la comida que reciben.

Puntuación -1
#1
Josh
A Favor
En Contra

La verdad es que lo veo necesario. El poder es muy grande y más que van a tener.

Puntuación 0
#2