Tecnología

Mark Zuckerberg: "Las compañías no son malas sólo por ser grandes"

  • El fundador de Facebook indica que la red social no hubiera nacido sin unas leyes de fomento de la competencia e innovación
  • "Nos enfrentamos a competidores que tienen acceso a los mercados en los que no estamos"
  • El alto ejecutivo reivindica "valores americanos" como la democracia, competencia, inclusión y la libre expresión

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, ha lanzado un mensaje a la cámara de representantes de los Estados Unidos que podría servir de ejemplo para muchas multinacionales. Entre ellas, los gigantes tecnológicos que este miércoles se defienden de posibles prácticas monopolísticas. Según el padre de la gran red social, "las compañías no son malas solo por ser grandes" y Facebook forma "parte de una industria que ha cambiado el mundo", así como de un colectivo que se "enfrenta a una intensa competencia mundial". Por todo ello, el líder tecnológico ha demandado "nuevas reglas para la red". Según ha valorado, la historia de su compañía "no habría sido posible sin las leyes de EE.UU. que fomentan la competencia y la innovación, por lo que generar una política de competencia fuerte y consistente resulta vital para asegurar que el terreno de juego sea igual para todos".

Ante las críticas recibidas por el impacto de la posición de dominio de Facebook, Instagram o Whatsapp, el primer responsable de estas plataformas ha mostrado su orgullo por "defender valores americanos, tales como dar voz a cada persona y ampliar el acceso a las oportunidades". Según recalcó, "en Facebook, competimos duro, porque nos enfrentamos a otras empresas muy inteligentes e innovadoras decididas a ganar. Sabemos que nuestro éxito futuro no está garantizado, especialmente en una industria tecnológica global definida por la rápida innovación. De hecho, la historia de la tecnología es a menudo la historia del fracaso, e incluso las empresas tecnológicas líderes en la industria desaparecen si no se mantienen competitivas. Por eso nos centramos

en la prestación de mejores servicios para las personas y las empresas, y competir tan vigorosamente como podamos dentro de la reglas".

A modo de recordatorio, Zuckerberg decidió conservar a la vista en su sede de California el viejo cartel de Sun Microsystems, antiguo inquilino del espacio que ahora ocupa su campus, para así tener presente que "las cosas cambian rápido en la tecnología" y que, algún día, un producto podría reemplazar a Facebook. Ante esa visión, Zuckerberg ha realizado una llamamiento para situarse "entre los construyen, porque si no lo hacemos nosotros, alguien más lo hará", sin descartar a competidores que tienen acceso a los mercados en los que no estamos.

En la misma declaración, el ejecutivo ha apelado al sentimiento estadounidense para proclamar que, "aunque gente de todo el mundo usa nuestros productos, Facebook es una compañía orgullosamente americana. Nosotros creemos en los valores -democracia, competencia, inclusión y libre expresión- que la economía americana defiende. Muchas otras compañías tecnológicas comparten estos valores, pero no siempre gana en todo el mundo". Y así, Zuckeberg ha citado a China, país "que está construyendo su propia versión de Internet centrada en ideas muy diferentes a las americanas, y están exportando su visión a otros países". De esa forma, y a medida que el Congreso y otros interesados consideran cómo las leyes antimonopolio incentivan la competencia en los EE.UU, el referente puntocom consideró "importante mantener los valores fundamentales de apertura y justicia que han hecho de la economía digital de Estados Unidos una fuerza de empoderamiento y oportunidad aquí y en todo el mundo".

Respecto al valor de Facebook y el papel de la competencia, Zuckerberg ha indicado que millones de americanos usan cada día sus servicios para mantenerse en contacto con amigos y familiares y hablar de cuestiones que les importan. "La gente utiliza nuestras aplicaciones para compartir videos, fotos, flujos en vivo, publicaciones y mensajes; para unirse a las comunidades, establecer recaudaciones de fondos para buenas causas, e incluso registrarse para donar sangre. Estos servicios crean mucho valor en la vida de las personas, y nuestro modelo de negocio significa que podemos ofrecerlos de forma gratuita. También ayudamos a millones de empresas a conectarse con los clientes. Facebook le da a las pequeñas empresas y los empresarios individuales tienen acceso a herramientas sofisticadas que antes sólo tenían los más grandes. Ahora cualquier empresa puede utilizar nuestros servicios para establecer una presencia en línea, llegar a clientes potenciales y crecer. Constantemente estamos construyendo nuevas formas de capacitar a la gente para conectarse y compartir. Desde que surgió Covid-19, hemos visto lo importante que puede ser esto. La gente usa nuestros servicios para mantenerse en contacto con amigos y familiares

con los que no pueden estar en persona; usan nuestras herramientas para mantener sus negocios en marcha ya que internet se mantiene abierto incluso cuando las tiendas físicas no pueden". Asimismo, Facebook ha apoyado "su misión de conectar a la gente alrededor del mundo vendiendo anuncios, y nos enfrentamos una competencia significativa".

Respecto al valor de competencia, el hombre fuerte de Facebook ha recordado que "construye sus productos y servicios porque las intensas presiones competitivas que enfrentamos nos empujan a experimentar con nuevas ideas. Siempre estamos trabajando para desarrollar tecnologías que cambien la forma en que la gente se conectará y comunicará en el futuro, e invertimos alrededor de 10.000 millones de dólares al año en investigación y desarrollo". Acto seguido ha advertido que "si no seguimos mejorando constantemente, nos quedaremos atrás. Muchos de nuestros productos eran nuevos conceptos cuando los introdujimos, y han servido como modelos para otras compañías y aplicaciones que han usado e iterado en nuestras ideas, incluyendo características como News Feed ranking y el botón de "Me gusta" que se han convertido en fundamentales para muchos servicios de la competencia. También hemos

ayudado a avanzar en tecnologías nacientes como la inteligencia artificial (IA), la realidad aumentada (RA), y la virtual realidad (VR), además de contribuir activamente a la comunidad de código abierto".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.