Tecnología

Los "empleos fantasma" en LinkedIn y otras apps de empleo, ¿por qué hay vacantes que nunca se cubren?

Alamy

La búsqueda de empleo, al igual que lo han hecho los demás aspectos de nuestra vida, ha evolucionado gracias a la tecnología y ya no hace falta ir de empresa en empresa dejando tu currículum impreso. Ahora todo se hace por correo electrónico o por apps diseñadas específicamente para las ofertas de trabajo, como LinkedIn, Infoempleo o todas aquellas similares.

Esto tiene sus pros y sus contras, por ejemplo, un aspecto positivo de la digitalización de la tarea es que hay más opciones ya que podemos ver ofertas por todo el mundo, y aplicar para ellas es tan sencillo como subir un documento. Pero también tiene sus desventajas, y es que al ser tan sencillo y rápido aplicar, cualquier vacante se llena en cuestión de minutos con muchísimos aspirantes, por lo que las probabilidades de ser contratado bajan.

Ya no nos enfrentamos a los compañeros de profesión de nuestra ciudad, sino que competimos con personas de todo el mundo, lo que hace que en muchas ocasiones la vacante se cubra casi en una cuestión de horas.

No obstante, esto no es siempre así, y hay una parte de estas ofertas de empleo que a pesar de recibir miles de candidaturas se mantienen abiertas durante varias semanas e incluso meses. Esto es algo que no ha pasado desapercibido por el medio británico BBC, quienes han llevado a cabo una investigación exhaustiva sobre lo que ellos denominan como los "empleos fantasma".

Las dos razones principales por las que se publican empleos fantasma

Llama la atención que empresas publiquen puestos de trabajo y que luego nunca los cubran, pero hay ocasiones donde las compañías actúan de una manera extraña motivadas por algo, por ejemplo, cuando extrabajadores de Meta confesaron que les habían contratado para hacer no hacer nada y con el único objetivo de que la competencia no les contratase.

Los descubrimientos de la investigación realizada por la BBC encontraron unas razones similares a esta, ya que en muchos casos las compañías simplemente publicaban estos "empleos fantasma" por el simple hecho de recopilar currículums (que están repletos de información de los usuarios) y de promocionar su compañía.

La otra gran motivación para publicar empleos fantasma, tiene que ver con el "postureo" es decir mostrar lo bonito y bueno, cuando la realidad no tiene por qué ser así. Según explican muchas empresas harían esto para dar una sensación de crecimiento, que es una compañía activa y que no le afecta la ralentización de la economía, lo que no solo da una buena imagen, sino que muchas veces ayuda a motivar a los empleados.

Esto es algo muchísimo más común de lo que pensamos, por ejemplo, una investigación hecha por Resume Genius, descubrió que en EEUU durante el año 2023 habían encontrado 1,7 millones de empleos fantasma en LinkedIn. Algo similar detectaron en Reino Unido, ya que como reflejan los datos de StandOut CV más de un tercio de las ofertas de trabajo en 2023 eran trabajos fantasma.

Este descubrimiento llama mucho la atención, por un lado es tranquilizador para aquellas personas que aplican constantemente a ofertas de empleo y nunca reciben respuesta, ya que este podría ser el motivo que no les llaman.

Pero a su vez cuestiona la seguridad de estas ofertas, ya que esta práctica es de dudosa legalidad en lo que se refiere a la protección de datos. Esto es porque a pesar de que son los usuarios son los que los entregan, son engañados pensando que se están postulando a un empleo en una empresa que solo quiere su información.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud