Tecnología

El coronavirus también afecta a la salud de la industria del móvil

  • China produce el 70% de los smartphones que se venden en el mundo
  • Numerosas plantas han sufrido bajas laborales por la cuarentena de los empleados
  • Apple cierra sus tiendas físicas y oficinas en China hasta el 9 de febrero

Como el resto de las industrias y sectores económicos, el negocio del móvil no está vacunado del coronavirus. El brote originado en Wuhan, no sólo golpea a los principales fabricantes de smartphones sino que también afecta al conjunto del ecosistema de las telecomunicaciones. Hasta el momento no se ha estimado el impacto económico derivado por retrasos ocasionados ante los periodos de cuarentena de los empleados, la suspensión de viajes al gigante asiático o las cancelaciones con proveedores de suministro.

En espera de que se despejen las actuales incertidumbres y se suprima la situación de emergencia sanitaria, los analistas ya aseguran que las principales marcas chinas se resentirán en sus ventas, al reducir en un 5% sus envíos a todo el mundo. Al margen de este dato, aún no han desvelado nuevas cifras, puesto que no ha dado tiempo a actualizarse las variables necesarias. No obstante, todos los observadores dan por hecho que se producirá un movimiento en la producción de móviles hacia otras geografías en el caso de que el problema continúe causando estragos.

El país natal de Huawei, OPPO, Vivo y Xiaomi produce siete de cada diez smartphones que funcionan en el mundo, porcentaje que estaría llamado a reducirse en favor de otras regiones si persisten las actuales condiciones.

Los analistas de Strategy Analytics pronostican que el mercado mundial enviará un 2% menos de teléfonos inteligentes de lo esperado en 2020, debido al "miedo y la 'parálisis' causada por coronavirus", según informa South China Morning Post. Este dato contrasta con las recientes previsiones de Gartner, que apuntaban un crecimiento global del mercado del 5%, gracias al impulso de los terminales de 5G, aunque sin considerar en sus cálculos el daño del coronavirus. Por su parte, al margen del impacto en la economía china, los expertos Canalys auguran que el primer trimestre de 2020 será casi tan malo como el de 2013, el peor que se recuerda en los últimos años.

Las mismas fuentes recopilan las reacciones de los principales fabricantes. Así, fuentes internacionales de Huawei indicaron que sus operaciones mantenían la normalidad acostumbrada " desde el suministro hasta la entrega". Oppo reconocía que "los empleados globales de la compañía gozan de buena salud", al tiempo que se están preparando "activamente para tomar contramedidas que aseguren que el trabajo y la producción normales no se vean afectados". El vicepresidente de Xiaomi, Lu Weibing, explicó que "la reciente escasez de varios modelos de productos es realmente muy grave, y la situación se aliviará gradualmente después del 10 de febrero", según valoró en un post en Weibo, la plataforma china tipo Twitter. Vivo se negó a comentar si se enfrentaban a una posible disminución de los envíos de teléfonos inteligentes debido a la situación.

Medidas preventivas de Apple

Apple anunció el pasado fin de semana el cierre provisional de todas las tiendas físicas y oficinas en China, como medida de prevención para los empleados de estos establecimientos, hasta el próximo 9 de febrero. La misma estrategia ya la han puesto en marcha otras compañías en los últimos días, como es el caso de Toyota y McDonalds. Así, el grupo de Cupertino ha pedido a sus empleados de las oficinas corporativas que, en lo posible, trabajen desde sus respectivas casas. Los consumidores chinos interesados en renovar sus equipos pueden acceder a las tiendas online con absoluta normalidad y gestionar por esta plataforma las compras de productos Apple.

Asimismo, diversas fuentes locales estiman que la compañía estadounidense puede prepararse para lo peor, de forma que el lanzamiento del nuevo iPhone 9 o iPhone SE2 podría demorarse y no cumplir con su tradicional presentación de septiembre, debido posibles problemas de producción de la nueva familia de terminales. "Según el analista de Apple Ming-Chi Kuo, el virus en China está afectando el suministro del iPhone y también podría afectar la producción del nuevo iPhone de nivel de entrada", tal y como informa el servicio USNews, quien reveló que "los envíos de teléfonos inteligentes en el mercado chino han disminuido alrededor de 50 a 60 por ciento durante el período de año nuevo chino con respecto al año anterior, debido probablemente al virus".

La gran feria de las telecomunicaciones del Mobile World Congress (MWC), que acoge Barcelona entre los próximos 24 y 27 de febrero, no parece que vaya a resentirse por el brote de virus. El MWC "se llevará a cabo según lo previsto" pese a la emergencia sanitaria internacional declarada por el brote de coronavirus, según afirmó el pasado viernes la GSMA, asociación mundial de la industria móvil organizadora del evento. Pese a lo anterior, la organización reforzará la asistencia médica durante los días del evento y las vísperas, con un programa de limpieza y desinfección incrementado en las áreas de mayor afluencia, como accesos, lavabos, áreas de restauración, superficies, pasamanos y pantallas táctiles públicas.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

V for Vendetta
A Favor
En Contra

.......desabastecimiento..............no carestia................que fino

Puntuación 0
#1