Sanidad

Defectos en la fabricación, el posible motivo que genera trombos en AstraZeneca y Janssen pero no en Sputnik V

  • Nuevos hallazgos apuntan los motivos que causa las trombosis
  • Se desencadenaría por elementos que se originan en la fabricación
  • Sputnik V no produciría trombos por su mejor sistema de purificación
Defectos en la fabricación, el posible motivo que genera los trombos en AstraZeneca y Janssen pero no en Sputnik V
Madrid

La investigación sobre los trombos que producen la vacuna de AstraZeneca y Janssen se estrecha. Un nuevo estudio de Andreas Greinacher, el investigador de la Universidad de Greifswald que identificó el síndrome que causaba las trombosis, expone que la respuesta trombótica de la vacuna se podría ocasionar por proteínas no virales que se originan durante el proceso de fabricación. Una teoría que coincide con la tesis de los desarrolladores de Sputnik V, que asegura que su medicamento no genera trombos gracias a su técnica de purificación.

Qué desencadena los casos de trombosis en la vacuna de AstraZeneca (y quizá Janssen)

La nueva investigación de Andreas Greinacher, recogida por la agencia Sinc, explica que los acontecimientos tromboembólicos se producen porque hay algo en la vacuna que interactúa con una proteína de las plaquetas llamada factor plaquetario 4, lo cual desencadena una reacción autoinmune que termina con la coagulación. Hasta ahora el principal sospechoso de desencadenar esa consecuencia era el adenovirus que usa el fármaco para engañar a nuestro cuerpo y convencerlo de generar una respuesta inmunitaria contra el SARS-CoV-2.

Sin embargo, el hallazgo del nuevo estudio es que puede haber algún otro elemento que sea el verdadero culpable de motivar la respuesta inmune. En concreto, el estudio apunta que el suero de Oxford/AstraZeneca contiene proteínas no virales que se originan durante el proceso de fabricación. "No son solo del adenovirus, la mitad son derivadas de las células humanas que se usan para que se multipliquen", anunciaba Greinacher. En este punto, la agencia Sinc recuerda que antes de acabar en el interior de la jeringuilla, los adenovirus tienen que multiplicarse. Y, como todos los virus, necesitan crecer dentro de una célula.

Además, el estudio contempla que uno de los componentes de la vacuna, el EDTA (ácido etilendiaminotetraacético), presente en cantidades relativamente altas, provocaba fugas capilares en ratones. Esto explicaría que una inyección intramuscular provocara una respuesta inmunitaria general con formación de anticuerpos. Las piezas del puzle iban encajando. "Nos centramos en entender qué componentes de la vacuna pueden ser responsables para prevenirlo en el futuro e informar de aproximaciones terapéuticas y recomendaciones", comentó Greinacher durante una videoconferencia de la que fue testigo la Agencia Sinc.

Si se confirmará que el origen del problema estuviera en el procesado de la vacuna podría explicar que no se hayan encontrado casos asociados de trombosis a la vacuna Sputnik V, cuyos responsables presumen de su producto altamente purificado mediante una tecnología de cuatro fases.

Los creadores de Sputnik V, dispuestos a compartir su sistema purificación

Los casos de trombosis surgidos en AstraZeneca y Janssen trasladaron la desconfianza al resto de vacunas basadas en vectores de adenovirus, como es la rusa. Sin embargo, el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya, el organismo que ha desarrollado Sputnik V, ha explicado en comunicado que su vacuna no produce trombos de senos venosos.  Además, confesó estar dispuesto a compartir la tecnología de purificación de su vacuna con otros fabricantes de fármacos anticovid

"El Centro Gamaleya está dispuesto a compartir su tecnología de purificación con otros productores de vacunas para ayudarles a minimizar el riesgo de efectos secundarios durante la vacunación", dice el comunicado publicado por el organismo. Además, destaca que "la calidad y la seguridad de Sputnik V se garantiza con, entre otras cosas, una tecnología de purificación de cuatro etapas, que incluye dos etapas de purificación cromatográfica y dos etapas de filtración de flujo tangencial". "La tecnología de purificación ayuda a obtener un producto altamente purificado que también se somete a un control obligatorio que incluye el análisis de la presencia de ADN libre", añade.

Además, hace referencia a un artículo publicado por The New England Journal of Medicine, que indica que una purificación insuficiente de las vacunas podría provocar casos de trombosis. "La purificación insuficiente o el uso de dosis muy altas de ADN/ARN diana puede resultar en una interacción adversa de los anticuerpos de un paciente, que activan los trombocitos con elementos de la propia vacuna, incluido el ADN libre", explica el comunicado de

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 3
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

OFICIALISTA
A Favor
En Contra

Pero no era que las trombos no tenian nada que ver con las vacunas??? en que quedamos??? jajajaja seguid asi!

Puntuación 25
#1
marbellaco
A Favor
En Contra

desde el 6 de abril ya se sabia que emergent biosolutions de Baltimore no cumplia con los standarts de fabricación...

Puntuación 12
#2
Maria
A Favor
En Contra

A ver si los rusos tienen razón...

Puntuación 0
#3