Sanidad

Sanidad colecciona errores en mitad de la pandemia

  • El ministro cambió ayer de parecer y la prueba serológica ya no es clave
Salvador Illa, ministro de Sanidad. Foto: Efe

El 24 de abril se cumplieron 40 días desde que se decretó el estado de alarma, una cuarentena en la que se han visto muchas decisiones erróneas y cambios de parecer en el Ministerio de Sanidad cuando más falta hacía la determinación y experiencia.

Al comienzo hubo errores y precipitación en las compras de material sanitario, con algunos episodios más graves como las mascarillas defectuosas, que han provocado el contagio de muchos médicos. Tampoco se usó el potencial de la sanidad privada, que, en el momento más agrio de la pandemia, con los hospitales saturados, disponían de 2.000 camas UCI vacías. Y se terminó topando un precio para las mascarillas, que ha dejado en una situación delicada a algunas farmacias.

Los primeros días fueron los destinados por el Ministerio de Sanidad para proveer el material sanitario que necesitaban los hospitales y los profesionales. Los contratos, que vieron la luz el pasado martes, reflejan estrés y desconocimiento del mercado. Empresas de sectores tan poco relacionadas con la sanidad como la construcción, la asesoría laboral, la gestión de bases de datos, la alimentación o la cosmética fueron los encargados de traer (cuando lo hicieron) respiradores, test, utensilios para utilizar estos últimos, o mascarillas.

Al observar los contratos hay un dato que es muy llamativo. Dos empresas (Quevedos Strategy, HongKong Travis) fueron contratadas alrededor del 20 de marzo para traer 950 respiradores y 720 aún no están en España y no estarán todos hasta el mes de junio. No es que esté mal tener fondo de armario (sobre todo porque es cierto que la oferta de la empresa vasca Quevedos es de las más ajustadas en precio), es que la necesidad era que estuvieran entre marzo y abril. Además, y posiblemente por la tardanza en disponer del material, Sanidad también contrató con Hyperin (empresa de construcción) 144 respiradores para su entrega inmediata que nunca llegaron.

La situación fue tan dramática que la única salida pública que se le dio hasta entonces a Pedro Sánchez, más allá de las salas de La Moncloa, fue en Móstoles el 3 de abril. Fue a la fábrica Hersill para ver cómo hacían los respiradores que un día antes Sanidad atinó a contratar a razón de 100 diarios.

Días antes, el 23 de marzo, los médicos intensivistas dieron la voz de alarma señalando que no había camas UCI y estaban cribando pacientes respondiendo a diferentes criterios clínicos. No había tampoco respiradores para el aluvión de pacientes que llegaban esos días, sobre todo en Madrid, Cataluña o Castilla-La Mancha. Al unísono, varias voces de la sanidad privada avisaban de que tenían espacio disponible (algo más de 2.000 camas con sus respiradores) en comunidades donde el Covid-19 no estaba siendo tan agresivo. Ni comunidades, ni Sanidad utilizaron esos espacios, y eso que para el traslado de pacientes se supone que existía un AVE medicalizado. En su lugar, se montaron hospitales de campaña.

Mascarillas y test falsos

Las compras que se hicieron en aquellos primeros momentos también provocaron caos en las siguientes fases de la pandemia. Uno de los más graves es el caso de los 2,1 millones de mascarillas adjudicadas a Garry Galaxy. Este contrato está incluido con otros dos proveedores que también dispensaron mascarillas y, en total, se pagaron 31,3 millones de euros. Además del grave perjuicio de salud causado, estas mascarillas se pagaron a 3,56 euros la unidad, uno de los precios más caros en comparación con el resto de contratos.

Los test fueron otra de las decepciones en las compras de Sanidad. El Ministerio adjudicó a un precio muy elevado a una empresa de cosmética unos test rápidos que llegaron mal y que, además, no eran los más idóneos para la estrategia de cribado. Estos test comprueban con una sensibilidad baja (aún incluso aunque hubieran llegado sin estar defectuosos) en comparación, por supuesto, con los PCR, pero tambiñen con los test rápidos por anticuerpo. De hecho, la mezcla de estos dos últimos es la recomendada por el propio Ministerio en sus documentos oficiales de manejo del coronavirus. Además, dos días después de firmar estos test defectusos llegaron a un acuerdo con la empresa Hans Biomed para traer cinco millones de test por anticuerpo por 7,7 euros la unidad, casi 20 euros menos.

Protección para las personas

Para comenzar esa fase de desescalada, las mascarillas es un elemento básico cuando no se pueda guardar la distancia mínima de un metro (lo aconsejable son dos metros). Ha habido muchos titubeos a nivel internacional, pero las declaraciones del propio Gobierno diciendo que van a estar en las farmacias es síntoma de que las consideran, si no esenciales, sí recomendables. El problema para algunos establecimientos ha venido con la decisión de fijar un precio máximo. Durante principios de abril fueron varios los que se abastecieron por si la ciudadanía reclamaba mascarillas, pero lo hicieron a un precio mucho más alto que esos 0,96 euros. Sin embargo, también es cierto que las principales distribuidoras del país surten desde el lunes a las farmacias a un precio inferior al topado.

Desde que el 7 de abril se anunciara un estudio para comprobar la incidencia del coronavirus en España, el Gobierno ha condicionado a sus resultados la velocidad de la desescalada, así como su comienzo. Hasta el viernes, Salvador Illa habló de otras variables que serán determinantes y que aluden a la casuística de casos y su evolución hospitalaria para abrir en mayor o menor medida los territorios. Al mismo tiempo, dijo que no será necesario esperar a conocer los resultados finales de ese "ambiocioso estudio" para comenzar la desescalada y que se ofrecerán datos al terminar cada una de las tres oleadas de las que consta. "Se puede usar como un indicador más para ir guiando la transición", dijo.

Por tanto, el estudio serológico ya no será la clave de bóveda para la desescalada. Aún así, Illa contradijo las palabras que él mismo pronunció en el Congreso de los Diputados en relación a su comienzo. "Comenzará el lunes en la mayoría de comunidades. No se ha retrasado, es que es muy ambicioso", dijo del plan que él anunció el 7 de abril y que iba a tardar una semana en ponerse en marcha. ¿Y cuáles son las nuevas o enésimas consignas a las que atender? Illa aludió a ellas de pasada, sin entrar en detalles. Pero serán muy similares a las que avanzó este jueves elEconomista: incidencia de nuevos casos del 1%, ocupación máxima de las UCI del 50% e ingresos hospitalarios por debajo del 30% en casos de Covid.

Las idas y venidas de Sanidad también comienzan a cansar a algunas comunidades autónomas. La última reunión entre el Ministerio de Sanidad y estas para abordar el plan de desescalada no llegó a buen puerto. Según las fuentes consultadas, realmente existen dos citas, la técnica (con representantes de Salud Pública) y la política (consejeros y ministro). El pasado lunes se reunieron por videoconferencia y el Ministerio les pidió información sobre sus planes, a lo que muchas comunidades respondieron que le corresponde al Ministerio trazar las líneas básicas, que para eso es el mando único. "La certeza que tenemos es que no tienen plan y por eso pregunta a las comunidades. Seguiremos en confinamiento durante un tiempo y eso de que la salud es lo primero, es obvio, pero la incapacidad de dirigir, no", explica el ex secretario general de Sanidad, Rubén Moreno.

comentariosforum10WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 10

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Aristí²til el jove
A Favor
En Contra

Cuando veas las barbas de tu vecino pelar, pon las tuyas a remojar.

Y estos del gobierno, que no se enteran ni se dan por aludidos.

Estos son gobernantes de pacotilla.

NO saben hacer nada. Y esto les viene grande. Muy grande.

Salgamos a la calle y echémoslos.

Puntuación 13
#1
Aristí²til el jove
A Favor
En Contra

Destitución del general guardia civil censor del reino.

Que le hace el trabajo sucio al gobierno al impedir que la gente contraria al gobierno se exprese libremente.

Dictadura bananera al estilo Maduro. Y el hijo de put. del giboso, que terminará esta vez para no volver a ser elegido.

Ya lo conocen hasta en su casa.

Puntuación 15
#2
Aristí²til el jove
A Favor
En Contra

Todos los países europeos, como Francia o Alemania, están permitiendo hacer ejercicio al are libre. De sobra es conocido el beneficio del ejercicio físico en el estado inmunológico del que lo practica.

Por ello, no me creo que hagan lo que los expertos sanitarios van recomendando.

Es que somos más o menos de nuestros vecinos europeos?

Estos hacen lo que les da la gana, minando el espíritu de los ciudadanos.

Mentiras por un tubo; en las cifras, en las mascarillas y respiradores que no llegan, y siempre están comprando. En test defectuosos y en test que no llegan.

Por qué no os vais a tomar por culo y dejáis a los demás partidos solucionar lo que vosotros sois incapaces de hacer.

Sois burros de solemnidad. Y ya está.

Puntuación 11
#3
ed
A Favor
En Contra

Como sois los de la derechita, sólo sabéis ladrar

Puntuación -19
#4
A Favor
En Contra

Esta gentuza al final va a acabar con todos nosotros, ya sea por lo que hacen con la enfermedad o por el desastre de la economía.

Impresentables!!

Ya hemos aprendido a aplaudir y darle a las cacerolas, ahora hay que tener memoria y aprender a votar.

Puntuación 16
#5
Aristí²til el jove
A Favor
En Contra

#4 ed

Ladrará tu p. madre.

Acaso ves algo bien hecho? Eres parcial.

Puntuación 13
#6
A Favor
En Contra

El inútil del filósofo no sabe ni.por donde anda, como el resto del desgobierno. Y estos son los que nos van a sacar de la ruina, si no saben lo que hacer con su mano derecha.

Puntuación 12
#7
A Favor
En Contra

Solo hay que leer el artículo hasta el final para ver el desastre de la gestión. Eso claro, los que sepan leer, los borregos progres que andan por aquí solo ven las fotos.

Aprender a votar borregos progres!! A ver si os vais todos a la miseria de una pVta vez y os crece la memoria.

Puntuación 12
#8
Usuario validado en elEconomista.es
jgalesco
A Favor
En Contra

Los mensajes que sueltan estos ineptos están determinados por el interés político propio; si saben que las mascarillas son necesarias, como de hecho insistían los chinos desde el principio, pero como no han sido capaces de abastecer la demanda, pues sueltan el mensaje de que no son necesarias si no se tienen síntomas, error mayúsculo que traerá cola. Proclaman a los cuatro vieno que van a hacer un muestreo masivo de test para dirigir la desescalada, pero como saben que no han podido suministrarase de suficiente número de test, pués dice que ahora no va a hacer falta y con unos poquitos basta. Son exasperante hasta la nausea, espero que se vayan en el falcón a Venezuela y pidan asilo allí, mas les vale desde luego...

Puntuación 7
#9
Para Ed
A Favor
En Contra

Como son los de la izquierdita, siempre con argumentos tan profundos y elaborados.

Me has dejado impresionado y sin palabras.

Puntuación 3
#10