Retail

Damm ha reducido un 36% el consumo de agua desde 2008

  • La cervecera fue pionera en la industria al promover el cálculo de la huella hídrica
  • Promueve la cuantificación al detalle del consumo de agua
  • También trabaja en la digitalización de los procesos de cultivo

Gracias a una reducción del 36% en el consumo de agua desde 2008, la cervecera Damm, compañía adherida al Pacto Mundial de las Naciones Unidas y comprometida con la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, se ha convertido en la primera empresa en alcanzar el rango Platinum otorgado por la red EsAgua. Cetaqua, Water Footprint Network y DNV conceden este reconocimiento a la compañía por su excelencia y compromiso en el uso responsable del agua en sus operaciones.

Damm ha logrado este importante hito en materia medioambiental en el marco de su compromiso con la red EsAgua, alianza de empresas comprometidas con el uso sostenible del agua y la huella hídrica.

La categoría Platinum es el mayor reconocimiento otorgado a las empresas participantes de la organización y se entrega a aquellas compañías que han desarrollado acciones e implementado medidas enfocadas a la reducción de su impacto medioambiental.

El compromiso con el cuidado del medioambiente es parte de la identidad de Damm desde sus orígenes, siendo la reducción del impacto en el entorno, la lucha contra el cambio climático y la protección de la diversidad piezas clave en la estrategia de la compañía.

"Bajo la máxima 'Mide, analiza y actúa' la compañía ha impulsado múltiples proyectos para la mejora medioambiental y la reducción del gasto de agua en todos los procesos de fabricación," según manifiesta Juan Antonio López Abadía, director del Departamento de Optimización Energética y Medio Ambiente de Damm.

Estas iniciativas han llevado a la compañía a reducir en un 36% la ratio de consumo de agua en sus fábricas desde 2008. Además, la cervecera fue pionera dentro de la industria al impulsar el cálculo de la huella hídrica y de cada unidad de producto con el fin de controlar y reducir su impacto ambiental.

Damm ha impulsado un sistema de gestión ambiental transversal con acciones orientadas a reducir su impacto medioambiental. En el actual contexto de emergencia climática y escasez de agua, la optimización del consumo de agua en toda su cadena de valor se ha convertido en una prioridad.

La compañía promueve la cuantificación al detalle el consumo de agua de sus 16 plantas de producción y envasado en la Península Ibérica y de la huella hídrica de su cadena de valor a través de los indicadores ambientales de la Huella Hídrica (metodología de la Water Footprint Network) y la Huella de Agua (metodología ISO 14046).

Además, Damm es también miembro de Comunitat d'Usuaris d'Aigües de la Vall Baixa i Delta del Llobregat (CUADLL), cuyo fin es el de conseguir un aprovechamiento sostenible de las reservas hídricas almacenadas en el acuífero profundo del río Llobregat y potenciar entre las entidades usuarias la implantación de nuevos mecanismos de ahorro y racionalización del uso del agua.

Asesoramiento a agricultores

Más allá de los proyectos desarrollados en las fábricas, los equipos de Damm asesoran a los agricultores para la optimización del gasto de agua de sus cultivos. En este sentido, la empresa trabaja en la digitalización de los procesos de cultivo lo que entre otras cosas le permite medir y reducir el consumo de agua en los campos de producción de cebada, que suponen alrededor del 95 % de la huella hídrica de una cervecera.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin