Retail

El aceite de girasol se agota: la industria alimentaria tendrá que parar la producción en cuatro semanas

  • España trae de Ucrania el 60% del girasol que utiliza
  • El sector está intentando reformular sus productos

Una parte de la industria agroalimentaria española quedará paralizada si en cuatro semanas no encuentra un sustitutivo para el aceite de girasol, usado para la elaboración de multitud de productos, desde bollería y conservas a salsas y fritos, y cuyas reservas no aguantarán más de un mes.

La guerra en Ucrania ha detenido la actividad en las refinerías de ese país, desde el que España recibe el 62 % del aceite de girasol que utiliza, los barcos no circulan por el estrecho del Bósforo y ya sólo queda el aceite que estaba en existencias.

El desabastecimiento "es inminente", ha expresado a Efe Rubén Moreno, director general de Produlce, asociación que representa a las empresas del sector de los dulces, las galletas y la pastelería y a la que pertenecen Bimbo, Gullón o Nestlé, entre otras muchas.

"Tenemos ya los stocks al límite y dentro de un par de semanas las empresas más tempranas se habrán quedado sin aceite de girasol y en un plazo máximo de cuatro semanas todas las empresas", ha abundado Moreno.

Sectores contra las cuerdas

En el mismo sentido se han manifestado representantes de la Agrupación Española de Fabricantes de Conservas Vegetales (Agrucón) y también lo ha dicho el secretario general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados (Anfaco-Cecopesca), Juan Vieites, quien ha afirmado que el desabastecimiento es cuestión de tres semanas o un mes como mucho.

La desaparición de las botellas de aceite de girasol en los supermercados, la limitación de su venta y su subida de precio, según han denunciado algunas organizaciones, han sido las primeras evidencias de las implicaciones que la invasión de Rusia a Ucrania tiene para este producto y para el consumidor. Pero pronto ha saltado también la alarma sobre su repercusión en la industria, que necesita de este insumo al por mayor.

Según un estudio del consultor oleícola Juan Vilar, al año se consumen en España 193.200 toneladas de aceite de girasold entro del hogar, mientras que para el uso industrial, de hostelería y restauración se destinan 186.800 toneladas. El sector está tratando de importar aceite de otros países, además de reformular los productos.

¿Faltará aceite de oliva?

Para las empresas de Anfaco, que ya cuentan con parte su producción a base de aceite de oliva, recurrir a esta grasa tampoco resuelve el problema, entre otras cosas, según ha indicado Vieites, porque "ya también se está suministrando poco y también está subiendo de precio".

Según el consultor Vilar, 190.000 toneladas de aceite de oliva van a la industria agroalimentaria cada año en España y 347.000 toneladas se destinan al consumo en hogares.

Este analista ha alertado de que si la situación en Ucrania se prolonga, y se suma a una mala previsión de producción de aceite de oliva para esta campaña, este producto podría también sufrir desabastecimiento.

Sin embargo, el titular del Ministerio de Agricultura, Luis Planas, ha asegurado que el "stock" de aceite de oliva permite dar tranquilidad y seguridad de que no va a faltar.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Los gobiernos siempre dicen a la población que estemos tranquilos, que no pasará nada, ya vieron hace dos años cuando empezó la pandemia, solo serían un par de casos y aislados.

Aconsejo que se preparen lo mejor posible que puedan y abastezcanse tanto como puedan, esta guerra durará varios meses y veremos desabastecimiento de muchos productos, además de más subidas de precios.

Sin ánimo de alarmarles, reflexionen.

Suerte

Puntuación 0
#1