Política

Ciudadanos apuesta por gobernar con el PP dejando fuera a Vox

  • La formación naranja pidió la presidencia del nuevo Ejecutivo andaluz
Juan Marín, líder de Ciudadanos en Andalucía. Foto: Archivo.

Ciudadanos está dispuesto a entrar en un gobierno de coalición en la Junta de Andalucía con el PP, aunque con la premisa de que en el Ejecutivo no haya miembros de Vox, según fuentes de la formación naranja. Aunque no harán ascos al apoyo del partido de Santiago Abascal para la investidura y que contribuyan posteriormente con sus votos en el Parlamento andaluz a sacar adelante proyectos durante la Legisltura. El presidente de la formación a la derecha del PP, Santiago Abascal, garantizó el lunes que su formación "nunca será obstáculo" para una mayoría alternativa en Andalucía "a la corrupción socialista y al comunismo chavista que estaba dirigiendo la política andaluza hoy".

Desconcierto

No obstante, Ciudadanos jugó al desconcierto exigiendo la presidencia del nuevo Gobierno que, en su opinión, les corresponde dado que "ha sido el único partido que había tenido resultados positivos con crecimiento". Incluso el candidato en Andalucía, Juan Marín, mostró su deseo de llegar a acuerdos con el PP para "liderar el cambio" en la comunidad e invitó a que "el PSOE-A se piense su apoyo" y solicitó a Susana Díaz que sea "generosa. Que se lo plantee, a lo mejor es ella la que tiene que apoyar a un gobierno de Ciudadanos", señaló.

En opinión de las mismas fuentes, esta postura no será determinante para no converger en un gobierno de coalición entre ambos partidos, aceptando incluso los resultados (26 diputados de los populares frente a 21 de Ciudadanos) y cediendo la presidencia del Gobierno al candidato del PP, Juanma Moreno.

La formación que preside Albert Rivera aprobó en los últimos estatutos hace un año la incorporación a gobiernos de coalición con otros partidos, para empezar a tener visibilidad de experiencia en la gestión de administraciones, más allá de unos cuantos ayuntamientos.

Pero el panorama de desconcierto no sólo se dio dentro de las filas de los partidos considerados de derechas. Desde el PSOE y Podemos también se pidió la colaboración de Ciudadanos, incluso del propio PP, pidiéndoles responsablidad política para frentar a "la ultraderecha en España". La secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta, Susana Díaz, anunció el lunes de madrugada, tras conocer que había perdido 14 diputados y 400.000 votos -el peor resultado de los socialistas en Andalucía- que como candidata del partido más votado tenía la responsabilidad de llamar al diálogo a los partidos constitucionalistas para "intentar evitar que la extrema derecha sea quien decida el gobierno de Andalucía".

Los ministros de Pedro Sánchez también hicieron sus propias valoraciones sobre lo ocurrido en Andalucía. Tanto José Luis Ábalos como María Jesús Montero, ministros de Fomento y Hacienda, respectivamente, mostraron su preocupación ante los resultados electorales. Sin embargo, también recordaron que el PSOE ha sido el partido con "respaldo mayoritario" y que su obligación es la de intentar formar gobierno. Sin embargo, Montero avisó de que "la entrada de la extrema derecha es un signo de preocupación". "Espero que los partidos democráticos seamos capaces de no entrar en ese juego y podamos cortar el paso a la ultraderecha para que no forme parte ni de los apoyos del Gobierno ni del propio Gobierno", añadió.

Por su parte, varios presidentes autonómicos y regionales del PP coincidieron en que, ante las próximas elecciones de 2019, no hay que dar pábulo a Vox hablando en todo momento de esta formación política, sino que hay que centrarse en recuperar votantes que se

Ábalos insinúa la dimisión de Susana Díaz

Tras la debacle socialista, Ábalos, secretario de Organización del PSOE, no descartó la dimisión de la presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz. El también ministro de Fomento dejó abierta esta puerta si no logra un acuerdo que le permita mantenerse como presidenta, algo que a día de hoy no parece posible si hay un gran pacto que sume los votos de Partido Popular, Ciudadanos y Vox.

"Nuestro papel va subordinado al éxito de nuestro proyecto político", reconoció Ábalos, quien durante la rueda de prensa que ofreció en Ferraz también indicó que el Comité Federal del PSOE participará en las negociaciones que con otras formaciones van a llevar a cabo los socialistas andaluces.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud