Política

Sanidad y las CCAA pactan el cierre de los locales de ocio nocturno y la prohibición de fumar en la calle en todo el país

  • Las reuniones se limitarán a grupos de 10 personas de convivencia habitual
  • Se han adoptado 11 medidas de obligado cumplimiento para todo el país
  • Illa se dirige a los más jóvenes para que cumplan las medidas "igual que los mayores"
El ministro Salvador Illa, en la comparecencia tras el Consejo Interterritorial. Imagen: EFE

Sanidad, en coordinación con las CCAA, ha adoptado por primera vez en su historia una batería de 11 medidas de obligado cumplimiento comunes en todo el país para frenar la expansión del coronavirus, entre las que se encuentra el cierre de los locales de ocio nocturno o la prohibición de fumar en la vía pública y espacios como las terrazas si no existe distancia social. Los contagios se han multiplicado en las últimas 24 horas, registrando casi 3.000 casos nuevos. La patronal del ocio nocturno ha protestado por estas medidas y ha exigido el rescate del sector. | EN DIRECTO: Todos los detalles de la evolución del coronavirus

"Ha habido un número de brotes crecientes en todas las comunidades autónomas, y por eso hemos decidido adoptar medidas", ha justificado el ministro Illa al inicio de su comparecencia. "Hemos decidido actuaciones coordinadas en materia de Salud Pública en beneficio de todas las CCAA adoptadas por unanimidad". Se trata de 11 medidas adoptadas por unanimidad y de obligado cumplimiento en todo el país, además de tres recomendaciones que abarcan diferentes ámbitos de la vida social y económica. 

La primera medida supone el cierre del ocio nocturno en toda España. La clausura de discotecas y bares de copas ya se había efectuado con carácter temporal en los confinamientos puntuales de algunos municipios, y también como parte de las medidas extraordinarias tomadas en Cataluña y Aragón para controlar el descontrol de los brotes y la transmisión comunitaria del coronavirus. Ayer, las Islas Canarias ya adoptaron esta medida sine die tras registrar una explosión de nuevos contagios, después de haber controlado su cifra de casos prácticamente desde el inicio de la pandemia. "Los brotes en ocio nocturno generan muchos casos y por la propia naturaleza de la actividad de estas instalaciones es difícil identificar los contactos", ha justificado el titular de Sanidad. 

En hostelería, restauración, terrazas y bares o restaurantes de playa tendrá que haber un metro y medio de distancia entre mesas, con 10 personas como máximo por grupo. Esta distancia también se tendrá que respetar en las barras. La mesa o agrupación de mesas que se utilicen para los grupos, además, deberán ser acordes al número de personas para respetar la distancia mínima interpersonal.

Estos establecimientos tendrán su hora de cierre a la 1 de la madrugada y no podrá admitirse a nuevos clientes desde las 12. Junto con estas medidas, de forma complementaria se ha acordado reforzar los controles para evitar el consumo de alcohol en vía pública que no esté autorizado, los conocidos como 'botellones' que, ha recordado Illa, ya están prohibidos. "El botellón está prohibido ya", ha recordado Illa, por lo que ha instado a las comunidades autónomas a que apliquen las sanciones correspondientes para que no se produzcan. 

Otra de las medidas aprobadas de obligado cumplimiento es la de la prohibición de fumar en la calle si no hay distancia social de dos metros, tras haberse adelantado Galicia este miércoles, seguida 24 horas después por Canarias. 

Sanidad y las CCAA han acordado asimismo la realización de test PCR masivos para realizar cribados cuando se detecte un positivo de covid-19 en brotes relacionados con determinados locales o ámbitos, y también en barrios o zonas que experimenten un importante aumento de contagios. 

En los centros sociosanitarios, se harán pruebas PCR a todos los nuevos ingresos 72 horas antes de su entrada. Igualmente, se realizará esta prueba a los empleados que regresen de permisos y vacaciones, así como a los nuevos trabajadores.

Según han establecido, las visitas a los residentes estarán limitadas a una sola persona y una hora máximo al día, a no ser que se encuentre en situación grave y se tema por su vida. Las residencias tendrán que garantizar que las visitas a los ancianos se realicen de forma escalonada a lo largo del día para evitar que coincidan varios visitantes. Las salidas de los residentes en centros sociosanitarios también serán muy limitadas.

Respecto a eventos multitudinarios, Sanidad ha fijado que se deberá realizar una evaluación del riesgo por parte de la comunidad autónoma siguiendo el documento que acordó la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial sobre estas actividades. Así, y teniendo en cuenta esta evaluación, todos los eventos tendrán que tener autorización de la autonomía donde se celebren para poder realizarse.

Se recomienda no reunirse con más de diez personas fuera de la convivencia estable

Entre las recomendaciones, se pide a la ciudadanía que limite sus encuentros fuera de las convivencias estables y con un máximo de 10 personas. También se recomienda la realización de cribados con pruebas PCR periódicas a los trabajadores de centros sociosanitarios, como en las residencias de ancianos, especialmente a aquellos que estén en contacto con los residentes. 

Además de esto, se suma un recordatorio para garantizar los medios y capacidades de los sistemas sanitarios para el cumplimiento de lo previsto en el 'Plan de Respuesta Temprana en un escenario de control de la pandemia por covid-19'.

"No podemos no cumplir las medidas que entre todos hemos decretado que hay que cumplir, no podemos ignorar que el virus sigue ahí", ha insistido el ministro de Sanidad. Illa ha instado a los más jóvenes específicamente a "no hacer botellones, no fumar cuando no se puede mantener distancia de dos metros y a no juntarse con más de diez personas, igual que hacen las personas mayores". 

Inicio escolar sin protocolo común

Acerca de los protocolos para el inicio del curso escolar, el ministro de Sanidad ha recordado que las CCAA han sido dotadas con un apoyo financiero para que se preparen, además de aportar una guía de medidas desde el Ministerio de Educación. Aunque admite que no existe un protocolo común establecido y lo ha dejado en manos de cada territorio en virtud de sus competencias, el ministro ha asegurado que varios consejeros de Sanidad han reclamado estas medidas comunes y se ha comprometido abordarlas en el próximo Consejo Interterritorial. La vuelta a las aulas comienza dentro de dos semanas. 

"Lo que estamos viviendo ahora no es lo que vivimos en marzo-abril, pero no podemos permitir el aumento de casos, por eso hemos tomado estas medidas coordinadas con las CCAA", ha matizado el ministro de Sanidad. 

Las comunidades autónomas han tomado medidas dispares para frenar la pandemia desde el fin del Estado de Alarma y la aparición de los brotes víricos sin que mediase una línea común de actuación marcada por experiencias eficaces para contener los contagios. Esta estrategia común ha sido reclamada por las autoridades de algunos territorios a lo largo de las últimas semanas, y ha cristalizado por primera vez tras este encuentro extraordinario del Consejo Interterritorial. 

El Ministerio de Sanidad informó el jueves de 2.935 nuevos contagios de coronavirus, un considerable avance en comparación con los 1.690 del miércoles. Además, se ha actualizado la cifra de positivos desde el inicio de la pandemia, que se sitúa en 337.334, casi 8.000 más que este miércoles (329.784). En las últimas dos semanas se han diagnosticado 13.529 positivos, 4.113 en los pasados siete días.

De los 2.935 nuevos diagnósticos, 217 se han producido en Andalucía, 418 en Aragón, 29 en Asturias, 38 en Baleares, 99 en Canarias, 45 en Cantabria, 41 en Castilla-La Mancha, 75 en Castilla y León, 164 en Cataluña, uno en Ceuta, 76 en Comunidad Valenciana, 58 en Extremadura, 107 en Galicia, 842 en Madrid, dos en Melilla, 53 en Murcia, 83 en Navarra, 545 en País Vasco y 42 en La Rioja.

Quejas de la patronal de la noche

El presidente de España de Noche, Ramón Mas, ha afirmado este viernes que el sector del ocio nocturno llevará a los tribunales la decisión del Gobierno central y las autonomías de cerrar discotecas, bares de copas y salas de baile de todo el país.

En declaraciones a Efe, el presidente de la organización empresarial de discotecas y salas de fiesta ha considerado una "total aberración" esta decisión, que se ha tomado "sin hablar" con las patronales del ocio ni con los empresarios, y sin ofrecer ningún plan de rescate ni de ayudas, ha asegurado, para este sector que supone un 1,8% del PIB, que genera 200.000 puestos de trabajo y que comprende 25.000 empresas.

"No se puede cerrar un sector estratégico de este país de esta manera sin explicárselo a los empresarios, sin planificar su futuro, sin haber acordado absolutamente nada", ha criticado Mas, al tiempo que ha lamentado que "en este país no se afrontan los problemas de cara".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud