Política

Madrid Central y Nuevo Norte marcan los primeros 100 días de Almeida como alcalde

  • Un nuevo plan anticontaminación es su gran promesa electoral
  • Las obras de Plaza España experimentarán un retraso de tres meses
  • Villacís: el equipo de Gobierno "cumple sus compromisos electorales"

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, cumple este lunes sus primeros 100 días al frente del Consistorio, un periodo en el que la modificación de Madrid Central y el nuevo plan anticontaminación han pivotado sobre una agenda basada en dar cumplimiento a las promesas electorales y al "desbloqueo" urbanístico, en el que destaca la aprobación en el Pleno municipal de la Operación Madrid Nuevo Norte.

Desde que el pasado 15 de junio Martínez-Almeida fuera proclamado alcalde de la capital con los votos de PP, Cs y Vox, en su agenda ha estado siempre presente, de un modo u otro, la modificación de Madrid Central y el consiguiente nuevo plan anticontaminación para Madrid. Todo ello después de que en la campaña electoral de las elecciones autonómicas y municipales manifestara su intención de revertirlo.

Pese a que aún son una incógnita los principales cambios de la medida, el regidor ya ha manifestado su intención de rebajar las multas por entrar al perímetro -ahora en 90 euros- con el objetivo de poder llegar en coche al Centro. También se conoce que el perímetro no se agrandará y que la Puerta del Sol, junto a su espacio más próximo, será peatonalizada antes de la legislatura.

En diversas ocasiones ha manifestado que el proyecto que está siendo ultimado "convencerá a la Comisión Europea de que Madrid está comprometida con la calidad del aire y con la solución de uno de los problemas que tenemos, la contaminación". Asimismo, han informado de que habrá otras peatonalizaciones. Todo ello después de que los tribunales suspendieran, hasta en tres ocasiones, la moratoria de multas en el área restringida.

De este modo, Almeida dará cumplimiento a una de sus grandes promesas en campaña, junto al soterramiento de la A5, proyecto del que ya se está llevando a cabo y redactando el estudio. Entre las promesas cumplidas, Martínez-Almeida ya ha llevado a cabo tanto la retirada de semáforos de la A5 como la reversión de la peatonalización parcial de la calle Galileo.

Otras obras, las de Plaza de España, conllevarán un retraso de al menos tres meses tras la aparición de restos arqueológicos tanto en la zona de Bailén como en la de Ferraz. Además, se estudiará la viabilidad de soterrar la Gran Vía tal y como recoge el acuerdo de investidura suscrito entre PP y Vox. Una máxima en las intervenciones del alcalde ha sido la de manifestar que el equipo de Gobierno cumplirá todas sus promesas.

Por ello ha indicado que llegarán las bajadas de impuestos, aunque serán a partir de 2020. También se pondrán en marcha dos aceleradoras de 'startups' y una ventanilla única para comerciantes.

Limpieza, seguridad y okupación

Una de las primeras medidas que tomó el alcalde fue la de impulsar el servicio de limpieza contratando a 500 nuevos trabajadores dentro de un plan de refuerzo de limpieza que arrancó el pasado 1 de julio y que se extenderá durante tres meses.

Respecto a la seguridad en la capital y la okupación, han sido diversas las iniciativas puestas en marcha. Una de ellas fue reforzar la presencia policial en algunos barrios como Lavapiés. En esta línea, ha comenzado un programa piloto en determinados distritos de la capital con el objetivo de reducir la tenencia de armas prohibidas en espacios públicos.

Si hay algo a lo que Almeida ha decidido plantarle cara es a la okupación. Ya ha anunciado que están en marcha sendos procesos judiciales para desalojar a los okupas tanto de La Ingobernable como de La Dragona. Para ello empleará "toda la fuerza de la ley". 

En estos 100 días de mandato ha habido también espacio para algunas polémicas. La más reciente, el enfrentamiento de Almeida con el portavoz de Vox en la Asamblea, Javier Ortega Smith, por presentarse en el minuto de silencio de la última mujer víctima de violencia machista con una pancarta en la que negaba que la violencia tenga género.

Fue en julio cuando se cancelaba el concierto de Luis y Pedro Pastor previsto para las fiestas del distrito de Moncloa-Aravaca. Desde la Junta de Gobierno se alegó que buscaban otro perfil, mientras que arreciaron las críticas por la "censura". Almeida negó que hubiera habido tintes ideológicos en la cancelación del concierto.

Cuando se cumplieron 55 días del nuevo gobierno municipal, tanto el alcalde como la vicealcaldesa, Begoña Villacís, comparecieron en rueda de prensa para mostrar su satisfacción por el "desbloqueo" y avisaron de que no variarán el rumbo.

Este gobierno pretende que la ciudad de Madrid "gane el futuro y no reescriba el pasado, que era la obsesión del anterior". El equipo de Gobierno "cumple sus compromisos electorales" y se guiará por su "compromiso con Madrid y los madrileños".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

peatón
A Favor
En Contra

Tanto como habla de la movilidad sostenible, debería regular, vigilar y sancionar la circulación de bicicletas y patinetes eléctivos que están invadiendo las aceras de Madrid, circulando a gran velocidad y poniendo en peligro la integridad física de los peatones.

Puntuación 1
#1
El último mohicano
A Favor
En Contra

Sr Almeyda usted es de los pocos políticos que quedan que conserva alguna virtud como representante de los ciudadanos. Por ahora no mete la mano en la caja, distingue entre bien público y propiedad privada ,aprueba planes que se ha leído de antemano y ¡oh maravilla! le interesan lo que opinan los vecinos: es capaz de entender que ,por encima de todo, lo que quieren es tranquilidad y sosiego y no tanto ruido y polvo de tanta especulación inmobiliaria. El mantenimiento adecuado y necesario de los servicios públicos, no soluciones quiméricas en donde por debajo se busca el margen y la comisión.

Puntuación 0
#2