Política

Así suaviza Ximo Puig la 'quita' pública a su grupo mediático

  • El presidente esconde que la deuda proviene de 'Mediterráneo'
  • Habla de un decreto "general" que solo amparó esta operación
  • La condonación le brinda un socio solvente: Prensa Ibérica
Ximo Puig, en 'Les Corts Valencianes'. EE
Valencia

El entorno del presidente valenciano, Ximo Puig, achica agua sin cesar en su defensa ante la quita que lo ha convertido en socio de Prensa Ibérica, el principal grupo mediático de la Comunitat. Tal circunstancia se produjo con la compra de Grupo Zeta por parte de la propia Prensa Ibérica, materializada gracias a una condonación del 70 por ciento en la que el banco público valenciano (IVF) perdonó 1,3 millones. Entre las cabeceras que han cambiado de manos con la operación se encuentra El Periódico Mediterráneo, diario del que proviene la deuda condonada y en el que Puig tiene una participación del 1,16 por ciento que le reporta dividendos (70.000 euros en seis ejercicios).

Son dos las tesis principales de la defensa de Puig. La primera, que la deuda perdonada por el IVF era de Grupo Zeta, en absoluto de la empresa en la que tiene acciones el presidente. Y la segunda, que no hubo para nada conflicto de intereses en el voto a favor del mandatario para autorizarle a realizar quitas, autorización que se produjo días antes de que se aplicara la condonación en beneficio del periódico de Puig.

El primer argumento, el de que el crédito es de Grupo Zeta y solo de Grupo Zeta, obvia los hechos más esenciales. El préstamo inicial fue de 6 millones para el desarrollo de una imprenta (Pilsa) en la localidad alicantina de Biar, una iniciativa de la sociedad de Mediterráneo (Pecsa). El diario, que era rentable, estaba devolviendo el importe con regularidad (pagó 4,2 millones), pero la mala situación de Grupo Zeta, su accionista mayoritario con el 85%, le llevó a sindicar en un solo crédito la deuda con todos sus acreedores, incluido el IVF.

En consecuencia, el banco público cambió de interlocutor, pero la deuda, quiera o no quiera Presidencia, continuaba siendo la misma: los 1,9 millones que quedaban por pagar de la imprenta de Mediterráneo, la empresa participada por Puig. Tanto es así que Silsa, en sus propias cuentas anuales, explica que "sigue como garante solidaria de los mencionados préstamos", que cifra en los citados 1,9 millones. "No es cierto, Pilsa es garante solidaria de todo el crédito", replican desde el IVF. Tanto da. En cualquier caso, el perdón del 70% a Prensa Ibérica por parte del IVF beneficia a Puig, porque Mediterráneo ha pasado de estar endeudado con un gran pool bancario a estarlo solo con Prensa Ibérica, su nuevo accionista mayoritario con el 85%. También resulta obvio que, con la operación, Puig pasa de tener un socio de referencia camino de la quiebra (Grupo Zeta) a contar con uno solvente que disipa la temida liquidación (Prensa Ibérica).

El segundo argumento nuclear también recurre a un aspecto técnico para eximir al presidente del conflicto de intereses. El decreto que autorizó al banco público para condonar grandes deudas –subraya el entorno de Puig– no versaba sobre el crédito del grupo mediático del presidente. Se trataba de una norma "de carácter general", sentencia en la misma línea la Abogacía de la Generalitat en un informe encargado por la propia Presidencia para analizar si hizo bien el líder socialista –informe en que olvidaron preguntarle si existe conflicto de intereses entre cobrar dividendos de un periódico al que la misma Presidencia riega con publicidad institucional–.

El devenir de hechos de la quita, por contra, dibuja un paisaje cuanto menos poco estético. Porque el decreto fue validado el 15 de marzo, cuando la condonación ya había sido apalabrada entre el banco público y Prensa Ibérica. Y porque esta se materializó de inmediato, la semana siguiente, según reconoció el propio IVF. ¿Realmente ignoraba Puig que el IVF ya había acordado la primera quita en beneficio del periódico en el que tiene acciones al votar a favor de ese decreto, cuya disposición adicional amparaba la suya de forma retroactiva?

Puig se esconde

Además de la defensa técnica está la política. Desde que PP y Cs solicitaron a Puig que acuda a Les Corts para explicar el embrollo, el Consell viene ensalzando que el presidente tiene voluntad de hacerlo, si bien desliza a continuación que asistirá cuando el Parlamento se lo solicite. Rehúsa, por tanto, a solicitar personalmente su comparecencia en la Comisión Permanente, como le piden los populares. Declaraciones ante los medios tampoco está haciendo. Habló al respecto un día en Bruselas y un fin de semana en Burriana.

Cronología

1984: Compra las acciones

Puig participó en un movimiento asociativo con otros socialistas y el propio PSPV para comprar 'Mediterráneo', diario en el que tiene actualmente 210 acciones, el 1,16%.

1999: El PSOE sí vende

El partido vende sus acciones en la firma del periódico (Pecsa), pero el alcalde de Morella y diputado compagina los poderes político y mediático.

2005: El origen de la deuda

'Mediterráneo' recibe dos créditos que suman 6 millones del banco público valenciano (IVF) para impulsar una imprenta en Biar (Silsa).

2009: Crédito sindicado

La mala situación de Zeta, accionista mayoritario, lleva a sindicar todas sus deudas en un crédito. Al IVF Pecsa le debía todavía 1,9 millones que ahora se impagan al depender las liquidaciones de Zeta. Dentro del gran crédito, Pecsa responde por dicha cifra.

2015-2018: Presidente y accionista

Ximo Puig accede a la presidencia de la Generalitat y dispara el conflicto de intereses al conservar las acciones del periódico -al que su administración concede 639.525 euros en publicidad y del que cobra como accionista 12.280 euros en dividendos-.

2019: La 'quita'

La Generalitat, con el voto de Puig, autoriza al IVF para condonar deudas, y la primera operación se produce a los pocos días: Prensa Ibérica compra, con una 'quita' de 1,3 millones, la deuda originaria de 'Mediterráneo' -sindicada en la de Zeta-. El movimiento convierte al presidente, a través de Pecsa, en socio del mayor grupo mediático valenciano, al que ha concedido 3,3 millones en publicidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum8
forum Comentarios 8
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en Facebook
Zayrus Walter
A Favor
En Contra

Esto lo hace uno del PP y sería claramente corrupción... ahora bien, como lo hace uno del PSOE ya no está tan claro.

Puntuación 16
#1
Sorp
A Favor
En Contra

En cuanto un político se queda más de una legislatura en el poder, mal rollo ya se cree que el dinero que administra es todo suyo.

Puntuación 5
#2
rojos y piojos
A Favor
En Contra

chorizo y socialista no pasa nada.

Puntuación 7
#3
pep
A Favor
En Contra

Y seguimos comiendo turrón...turrón...turrón... de todos los españoles...!!!

Con lo rico que es el diccionario de la RAE en adjetivos calificativos y los escasos que nos parecen para calificar a estos nuestros politicastros de este nuestro país de países...

Y ahora que éstos son del otro lado, ¿qué dirá la mediatica izquierda? (ya sabemos, na de na).

Puntuación 6
#4
Paradogico
A Favor
En Contra

Y todas televisiones como son socialistas y podemitas ,calladas como p...: Me pregunto como la prensa puede aceptar a y admitir aun tipo periodista e informador de Television tan parcialista como es Antonio Ferreras de la SExta y asu esposa .

Este hombre informador con sus criticas diarias a la derecha y tanto ensalzar a la izqueirda esta adoctrinando indebidamente a los jóvenes y mayores de manera equivoca .

Puntuación 6
#5
MAN-ICOMIO
A Favor
En Contra

ASI SUAVIZA SIMO PUIG...........................

NO, NO: LAVADO CON PERLAN.

¿Y QUE DICE "PIETRO-LANDIA?.

¿ESTO NO ES CORRUPCION?.

¡QUIA!: LA CORRUPCION ES SOLO DEL PP.

"VALIENTES FARISEOS , HIPOCRITAS, Y UN SINFIN DE ADJETIVOS MAS"

Puntuación 6
#6
Incrédulo
A Favor
En Contra

Ximo, eres un corrupto parásito, y lo sabes...

Puntuación 5
#7
VIO
A Favor
En Contra

Es evidente que el presidente del gobierno central de la llamada Comunidad Valenciana quiere comprar medios periodísticos para que jaleen su actitud populista y pan catalana. También ha reactivado su TV valenciana completamente deficitaria para seguir en esta línea. De modo que a los alicantinos nos roba con el impuesto de sucesiones, de patrimonio y de actos jurídicos documentados (1,5%) para construir su Gran Valencia, mientras Benidorm tiene el Palacio de Congresos a medio construir desde hace más de 15 años. Con esta política solo esta consiguiendo la desafección de Alicante de la denominada CV, y su derecho a constituirse en “La Comunidad Europea de Alicante”, libre e independiente de este gobierno central que nos roba y nos humilla con sus propuestas pan catalanas. El señor presidente, Chimo Puig, debe dimitir por honradez personal y ser sometido a juicio para aclarar si merece un castigo por esta situación tan embarazosa en la que se encuentra al entremezclar sus intereses personales con los políticos. Viva Alicante libre.

Post Data: El Gobierno Central Valenciano es incapaz de gestionar la cantidad de inmuebles y terrenos que muchas personas les ceden al renunciar a sus herencias. Ni siquiera son capaces de localizarlos, y caen en manos de mafias especuladoras que se lucran de esta desidia institucional.

Puntuación 2
#8