Política

Abogacía de la Generalitat no ve conflicto de intereses de Puig en el decreto que permitió la 'quita' a su grupo mediático

  • Oltra defiende que Puig solo haya hablado en Burriana: "No es Sebastopol"
Ximo Puig y Mónica Oltra. EFE
Valencia

La Abogacía de la Generalitat considera que el 'president', Ximo Puig, no incurrió en un conflicto de intereses ni hubo "conflicto real o potencial alguno" en la votación de la aprobación de un decreto general del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) y que, por tanto, no tenía que abstenerse por ser accionista de la empresa editora del periódico Mediterráneo.

Así lo recoge un informe del órgano solicitado por Presidencia de la Generalitat para tener "más seguridad" sobre los "cuestionamientos de determinadas decisiones, como la aprobación del decreto", como ha anunciado la vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, en la rueda de prensa tras el pleno semanal, en el que ha asegurado que no se ha tratado la polémica.

El escrito explica que "se ha planteado a la Abogacía de la Generalitat si el 'president', por ser propietario del 1,17% de acciones de Pecsa --Promociones y Ediciones Culturales SA, editora del periódico 'Mediterráneo'-- debió abstenerse en la votación de la aprobación del decreto del Consell que posteriormente sirvió para que el IVF efectuase la operación consistente en la autorización de compra de la deuda de todos los integrantes de los préstamos indicados frene al Grupo Zeta".

La Abogacía de la Generalitat recalca en su escrito, consultado por Europa Press, que el decreto del IVF se aprobó en fechas "muy anteriores a la operación financiera con el Grupo Zeta, que se inicia el 15 de febrero de 2019 con la oferta de compra". De hecho, recuerda que estaba en tramitación "desde el 5 de septiembre de 2018".

También remarca que el decreto es "una disposición de carácter general, en base a la Ley 5/2013 de Medidas fiscales de gestión administrativa y financiera y de organización de la Generalitat, dedicado a regular el régimen jurídico del IVF, y no es un acuerdo de aprobación de una determinada operación singular".

Ante una posible "incompatibilidad" en la Ley 8/2016 de Incompatibilidades de cargos públicos, la Abogacía concluye que "no procedía que el 'president' se abstuviese en la votación de la aprobación del decreto" al ser de carácter general y "no afectar a entidades, empresas o sociedades" participadas en el pasado por él o personas de su entorno más próximo.

"Desde el primer 'amiguito del alma'"

Sobre esta polémica, Oltra, ha garantizado que Puig comparecerá en Les Corts para dar explicaciones sobre sus acciones en 'Mediterráneo' y la votación. "No sé por qué la normalidad de repente se convierte en sospechosa: es lo que tenía que haber pasado siempre desde el primer 'amiguito del alma'", ha enfatizado.

Ha asegurado que la decisión de si Puig irá o no al parlamento a dar explicaciones corresponde a los grupos de Les Corts y no a él o al Consell, al margen de la Diputación Permanente del martes, 23 de julio, y de la petición propia de comparecencia del director del IVF, Manuel Illueca: "Puig ha dicho por activa y por pasiva que dará todas las explicaciones, y en el momento en el que se ponga fecha estará ahí, salvo causa de fuerza mayor".

Y ha puesto en valor que "hace cuatro años que las cosas son así: ya no es el gobierno quien decide el ritmo de Les Corts, que es como tiene que ser", con lo que "el 'president' cumple con el mandato y el ejercicio de control de gobierno al que tienen derecho los parlamentarios".

Respecto a las explicaciones que dio Puig durante su viaje a Bruselas y en un acto en Burriana (Castellón), Oltra ha subrayado que fueron "declaraciones públicas", por lo que "quien quiso estar estuvo", y que "ha mostrado su disposición a dar explicaciones donde haga falta y a quien haga falta". "Burriana no es Sebastopol", ha ilustrado.

Voluntad de comparecer

En esta línea, ha hecho hincapié en que "Puig ha mostrado su voluntad de ir a Les Corts, que son las que autorizan el calendario y el orden del día de los plenos; como tiene que ser en una democracia avanzada de separación de poderes". También ha insistido en que "hay una posibilidad" de que comparezca ante la petición de la oposición.

Sobre si podría haber registrado él mismo una petición de comparecencia, Oltra ha repetido que "el mecanismo está en marcha", ha asegurado que "no tendría ninguna trascendencia a nivel práctico" y ha manifestado: "Lo que tiene que hacer personalmente hay que preguntárselo a él. Yo soy la portavoz del Consell, no de lo que pasa en la cabeza del 'president'".

Preguntada por si la solicitud de comparecencia del director del IVF es "espontánea o consensuada", ha zanjado que desconoce "las intenciones íntimas de cada uno". Ha expuesto en este punto cómo ve la situación: "Hay una polémica que estalla en los medios y afecta al IVF; lo que hace Illueca es decidir dar las explicaciones y después registrar en Les Corts una petición de comparecencia".

"Probablemente, en la Comunitat hemos tenido una serie de inercias en las que lo que es tan normal parece que no. Yo he asistido a muchas polémicas, y ahí nadie expresó su deseo de comparecer", ha lamentado en referencia al anterior gobierno del PP, para poner en valor que lo actual es "como tiene que funcionar una democracia avanzada".

Para Oltra, "es la normalidad que debería haber pasado desde el primer 'amiguito del alma'", como ha manifestado al hilo de la expresión que utilizó el que fuera máximo responsable de Orange Market, Álvaro Pérez 'El Bigotes', para referirse al 'expresident' del PP Francisco Camps, dentro de unas conversaciones investigadas en el marco de la trama 'Gürtel'.

Por todo ello, ha reconocido que, si bien "hay una polémica, unas ganas de saber y un debate público" en torno a las acciones de Puig, "los gobiernos están para comparecer y dar explicaciones". "Me asombra que lo correcto se convierta en algo insólito", ha reiterado.

"Asunto zanjado"

En cuanto a la postura del resto del Gobierno valenciano --después de que el vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau (Podem) se mostrara "satisfecho" con las explicaciones de Puig-- la también coportavoz de Compromís ha recalcado que ya hizo público "como portavoz del Consell" que el 'president' dio "todas las explicaciones" la semana pasada: "Cuando las cosas se explican, asunto zanjado".

Y, de cara al Código Ético de la Generalitat, preguntada por si se ajusta o no la situación, ha vuelto a afirmar que lo que aprobó el Consell en su momento es "una norma de carácter general que estructura el IVF en cuestiones técnicas", con lo que no se tomó "ninguna decisión singular".

"El Consell no aprobó un decreto para que hubiera una quita, sino un decreto de funcionamiento de un determinado organismo. Es como decir que no podemos aprobar el proyecto de ley de Renta Valenciana de Inclusión porque podemos tener algún amigo o familiar que la pueda cobrar", ha expuesto.

En cualquier caso, Mónica Oltra ha hecho notar que este decreto sirve "para esta operación y 70.000 más" porque cree que tiene que ver con "la ruina en diferido" del anterior Consell del PP.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0