Podcasts

La catastrófica campaña de la almendra: la producción se hunde y el precio no sube

  • Los efectos de las olas de calor y la sequía han castigado al sector
  • Muchos agricultores renuncian a cosechar ante la subida de costes
  • Buscan alternativas, como el uso de la cáscara para biocombustibles
Madridicon-related

Una campaña catastrófica. Unanimidad a la hora de calificar el momento que vive la almendra. Los responsables de frutos secos de varias asociaciones agrarias denuncian, además, que los precios no están recogiendo esta fuerte caída de la producción.

El Ministerio de Agricultura estima que la caída de producción de almendra caerá casi un tercio respecto a la temporada anterior, que también fue más corta de lo habitual. Desde las asociaciones son aún más pesimistas, y ya en plena campaña calculan que la producción se hundirá más de la mitad. En algunas regiones, como en Cataluña o la Comunitat Valenciana, la situación es aún más grave, con una caída de la producción que ronda el 90%.

Las condiciones climáticas han castigado con dureza al sector. A los problemas por las lluvias y las heladas en primavera se han sumado después los efectos de las olas de calor y la sequía en verano, que aún perdura, señalan los expertos, en declaraciones recogidas por EFE.

Campaña catastrófica

La campaña ha sido catastrófica, con rendimientos ridículos. Los expertos recuerdan que el almendro en secano es muy sensible a la sequía, y si esta es muy persistente, como la que estamos viviendo, seca la planta entera. Aunque tenga regadío de apoyo.

La situación es tan grave que muchos agricultores han decidido, directamente, no meter las máquinas a cosechar, porque con la subida de los costes de la energía y el gasóleo ni siquiera compensa.

Esos costes disparados también repercuten en la regeneración del sector. Sustituir todos esos árboles que han sido destrozados por la sequía va a ser muy caro para los agricultores.

La ley de la oferta y la demanda no se está cumpliendo

Hay un problema adicional para los agricultores especializados en la almendra: la ley de la oferta y la demanda no se está cumpliendo, denuncian. A pesar de la menor cosecha en España, y también en California, uno de los grandes productores mundiales, los precios se mantienen por debajo de costes, a pesar del ligero repunte en las últimas semanas.

A pesar de la situación, expertos como los de Asaja piden a los agricultores que tengan paciencia. Con Estados Unidos, recordemos, mayor productor mundial de almendra, recortando su producción más de un 10%, recomiendan a los agricultores que no entreguen la almendra hasta que no haya una mejor cotización.

Para tratar de minimizar en parte el impacto de esta campaña catastrófica, los agricultores buscan vías de ingresos alternativas. Una de esas opciones pasa por las empresas transformadoras, que aprovechan el potencial de la cáscara de almendra para la fabricación de biocombustibles, como los pellets, y así conseguir unos céntimos más por kilo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud