Podcasts

Las heladas, las olas de calor y la alta demanda disparan el precio de la almendra

  • La producción en California se hunde un 10% por las sequías extremas
  • Se ha convertido en un cultivo muy rentable para el campo español
  • Las consecuencias del cambio climático amenazan el futuro del sector
Madrid

El precio de las almendras está disparado. El aumento de la demanda, la menor producción y la crisis climática en California han disparado la cotización de este fruto seco. Se ha convertido en un cultivo muy rentable para los agricultores españoles.

Y a pesar de que cada vez es mayor la superficie destinada a la almendra en España, la producción este año ha sido muy mala. Las heladas de la pasada primavera, las adversidades climáticas y algunas plagas y enfermedades han lastrado la producción hasta un 20% en algunas regiones, según EFE. En Cataluña, por ejemplo, se habla de la peor cosecha en 10 años.

La almendra también tiene que lidiar con el cambio climático. El aumento de las temperaturas provoca que la floración se adelante, y eso provoca que las heladas le afecten mucho más. A esta subida de las temperaturas, se suma la evolución del régimen hídrico, que puede afectar tanto a la supervivencia de los almendros como a su productividad.

Dramática situación en California

Pero si hablamos de cambio climático, lo más relevante es lo que está pasando en California. Este Estado es el mayor productor mundial de almendras, con casi el 80% del volumen global. Un nivel que casi permite hablar de monopolio. Es uno de los principales cultivos del estado, y su mayor exportación agroalimentaria. Y está en una situación dramática.

Vive en una sequía continua. Este verano, el 88% de la región se encontraba en sequía extrema, que afectaba especialmente al valle central, la zona favorita de los agricultores. Si lo sumamos a las recientes olas de calor, las condiciones se están volviendo muy complicadas para los almendros. Y el futuro no parece mejor para este cultivo, ya que los científicos prevén que el oeste americano sea cada vez más cálido y seco, a lo que hay que sumar el agotamiento de muchos de sus acuíferos.

La caída de la producción este año rondará el 10%, pero la sequía estructural que anticipan los expertos baña de incertidumbre el futuro de este cultivo. Tanto, que muchos agricultores han preferido arrancar sus almendros.

¿Qué va a pasar ahora? A corto plazo los precios seguirán subiendo. Aunque no tanto como en 2015, cuando se alcanzaron cifras récord. Salvo con las almendras ecológicas, que solo se producen en el sureste español y está muy demandada en europa, cuyo precio superará los 12 euros el kilo en origen.

En tres años los agricultores españoles esperan alcanzar las 180.000 toneladas producidas, más del doble del volumen de este año. Porque la superficie cultivada no deja de crecer y el consumo sigue al alza. ¿Pero después? Imposible saberlo.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en elEconomista.es
careles7
A Favor
En Contra

Un consejo que les doy, es que cuando publiquen ciertos temas se informen primero. En el tema de la almendra que dicen ustedes que se dispara es falso, ha subido algo por la escasez de California y las heladas en Europa pero aún sigue muy lejos de ser rentable y con estos titulares nos hacéis mucho daño a los agricultores. Hay que ser más rigurosos.

Puntuación 5
#1