Agro

Portugal entra en la batalla por la almendra: una empresa preve plantar 5.000 hectáreas

David Carvalho y Filipe Rosa
Valladolid

La compañía Veracruz ha anunciado un proyecto de inversión de 50 millones de euros para plantar 2.000 hectáreas de almendros en Portugal, una superficie que está previsto que alcance las 5.000 hectáreas en un futuro.

Por el momento, serán más de 3 millones de almendros en 2.000 hectáreas de terreno, repartidas en cinco fincas ubicadas en dos municipios del interior portugués, Fundão y Idanha-a-Nova. La inversión de 50 millones de euros en el almendro que el grupo luso-brasileño Veracruz está germinando en la región de Beira Baixa es uno de los más grandes proyectos agrícolas jamás llevados a cabo en el distrito de Castelo Branco y acaba de ser reconocido por el Gobierno portugués como PIN (Proyecto de Potencial Interés Nacional) - un estatuto que distingue los emprendimientos de impacto relevantes en el país, que promueven el desarrollo económico, social, tecnológico y de sustentabilidad ambiental.

Cuando la plantación está totalmente instalada y la producción a través de velocidad crucero, de estos campos van a salir 4 mil toneladas de almendra, todas de variedades tradicionales mediterráneas. Se trata de la primera fase de la inversión de Veracruz que, en el futuro, y mediante la apertura de capital a otros inversores, pretende llegar a las 5.000 hectáreas de almendros implantadas.

"Nuestra misión es hacer de Portugal un jugador importante en el sector de los frutos secos en Europa. Debido a sus características de suelo y clima, Portugal tiene todo el potencial para ser asumido como una referencia importante en el cultivo de almendras, que se centra ahora en California, responsables del 80% de la producción total. Por otro lado, por su ubicación geográfica, estamos muy cerca de los consumidores, ya que Europa responde por más del 40% del consumo global", dice David Carvalho, socio cofundador de la empresa que prevé exportar cerca del 70% de la producción. Destacando que ya existe un reconocimiento internacional de la calidad de los productos 'made in Portugal', el empresario cree que "es posible mejorar el conocimiento de la marca "almendra Portugal", similar a lo que ocurre en los sectores de vino y aceite".

Filipe Rosa, socio cofundador, dice que la elección de Portugal y, más específicamente, la región de Beira Baixa se debió no sólo al clima y los suelos perfectamente adaptado a la cultura de la tierra, sino también "debido la disponibilidad de tierra y agua. Y, tan importante, a la voluntad política demostrada por los alcaldes en acoger nuestro proyecto y revertir el proceso de desertificación del Interior. Somos un "proyecto-ancla" que busca crear un cluster de producción para valorar esta región. Vamos a crear más de 150 puestos de trabajo directos e indirectos en los próximos años y asumimos el compromiso de contratar, siempre que sea posible, mano de obra local".

El empresario recuerda que esta es la primera fase del emprendimiento: "En un futuro muy próximo, con los socios correctos, pretendemos exponer nuestro impacto y aumentar nuestro almendro para 5.000 hectáreas", refuerza.

El emprendimiento de Veracruz prevé, además, para 2021, la instalación de una fábrica de descascarillado y procesamiento de almendra en la misma región, en una inversión de 6,5 millones de euros. Con capacidad para recibir y transformar la producción de otros productores locales, garantizándoles canales de flujo, esta unidad permitirá atraer otras inversiones en almendro para aquellos municipios y rehabilitar terrenos abandonados, promoviendo el desarrollo económico y social de la zona.

Drones y satélites

Apostando en las más modernas tecnologías de smart farming, este proyecto recurre a la utilización de drones y la captura de imágenes satélite para verificación del desarrollo y salud de las plantas. Simultáneamente, implementa las más sostenibles tecnologías de agricultura de precisión y economía circular, como la introducción de sondas en el suelo para monitorear el uso del agua y de fertilizantes. Además de asociaciones científicas y tecnológicas con institutos y universidades locales, Veracruz pretende apoyar startups de agrotech ofreciendo parte de sus tierras como campos de exploración y showroom para estos nuevos proyectos.

Acerca de Veracruz

La empresa nace después de un estudio económico y financiero exhaustivo del cultivo de almendra en el mundo, a manos de los socios David Carvalho (brasileño de origen portugués, fundador y gestor de varias empresas de tecnología en Brasil) y Filipe Rosa (empreendedor portugués que ha lanzado seis startups tecnológicas a ambos lados del océano).

Con el fin de trabajar la tierra y aplicar las más avanzadas tecnologías agrícolas, Veracruz instaló su sede en Castelo Branco y, en 2018, inició la plantación de almendras en el Fundão e Idanha-a-Nova. La compañía está trabajando en conjunto con los otros productores de este sector en Portugal durante la presentación de la Asociación Nacional de Productores de frutas secas, interesadas, entre otros objetivos, para producir conocimiento sostenido del sector y sus prácticas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0