Podcasts

El calor arruina la producción de aceite de girasol, asfixiado por la sequía y la Guerra de Ucrania

  • Las altas temperaturas anticipan la recolecta de pipas de girasol
  • Se estiman 400.000 toneladas menos de grano durante esta campaña
  • La demanda del país no se vera cubierta y el campo pide más ayudas

Continúan los problemas para el campo español. En especial, para el sector del aceite, uno de los más castigados a lo largo de este 2022. Todo comenzó con la invasión de Rusia a Ucrania, que ha disparado los precios del aceite de girasol en los mercados internacionales. Actualmente, cotiza a 1.600 euros por tonelada. En lo que respecta a nuestro país, el conflicto dejó a España sin las 500.000 toneladas que importaba desde Ucrania cada año, por lo que tocó buscar alternativas.

La escasez provocó que la industria agroalimentaria volviese a interesarse por el aceite de palma y, en menor medida, de otros menos perjudiciales para la salud, como el de soja o, por supuesto, el de oliva. Otra medida llevada a cabo fue ampliar las siembras de girasoles con el objetivo de intentar paliar con producción nacional la falta de aceite de girasol importado desde Ucrania, el principal suministrador de la industria extractora nacional.

El calor merma la producción de aceite de girasol

Así pues, según datos ofrecidos por Asaja Sevilla, la superficie dedicada al girasol ha crecido en España más de un 20%, al pasar de 626.000 hectáreas a 750.000, de las cuales casi 250.000 se encuentran en Andalucía. La Asociación de Jóvenes Agricultores de la capital andaluza asegura que en lo que respecta a la provincia de Sevilla, el incremento porcentual es aún mayor. Los agricultores de la provincia han aumentado las siembras de girasol en un 30%, al pasar de las 99.000 hectáreas de la pasada campaña a las 130.000 de la actual.

Sin embargo, los inconvenientes no han cesado y a todos estos problemas que hemos mencionado, se le ha sumado otro en forma de revés meteorológico: las altas temperaturas que han azotado a España desde comienzos del mes de junio. El calor ha obligado a que en regiones como Sevilla, primera provincia productora de girasol del país, haya tenido que adelantar y empezar ya la recolección de casi 130.000 hectáreas de esta oleaginosa.

¿Esto qué significa? Pues bien, que el incremento de las superficies de siembra apenas tendrá efecto, ya que la productividad de esta campaña estará por debajo de la media y será insuficiente para cubrir toda la demanda nacional. Los expertos aseguran que el golpe de calor que se vivió a comienzos de junio, con temperaturas que sobrepasaron los 40 grados, afectaron de forma negativa al girasol, que estaba en ese momento en plena floración y llenado de grano.

400.000 toneladas menos de pipas de girasol

Las recolectas llevadas a cabo en las primeras fincas de Sevilla ya lo confirman. Por ejemplo, en el caso de los secanos, la media que se ha obtenido hasta ahora es de 1.000 kilos por hectárea, mientras que en los regadíos (terrenos de menor superficie) la media de producción se establece en los 3.000 kilos por hectárea.

En conclusión, las primeras previsiones señalan a que el importante incremento de la superficie, ese 20% que mencionamos, provocará un aumento de la producción nacional solo del 7,5% respecto a la campaña pasada. Se estima que la cosecha española de girasol rondará las 825.000 toneladas, una cantidad que no será suficiente para satisfacer la demanda de la pipa de girasol a nivel nacional. Normalmente, se necesitan 1,2 millones de toneladas de pipas para abastecer la demanda interna de aceite de girasol y el consumo de torta destinado a la formulación de piensos.

Los servicios técnicos de Asaja en Sevilla calculan que, a la espera de que la pipa empiece a cotizar en las lonjas, y teniendo en cuenta las cotizaciones internacionales, la pipa de girasol tipo (aquella que tiene un 9% de humedad, 2% de impurezas y un 44% de rendimiento graso) debería rondar este año los 800 euros por tonelada.

La Comisión Europea fulmina la ayuda al girasol

Los agricultores viven además con gran preocupación la decisión de la Comisión Europea de suprimir, sin previo aviso, las ayudas asociadas que venía realizando a la producción de girasol y colza desde hace casi 20 años. El campo exige al Ministerio de Agricultura que reaccione, ya que creen que supone un "auténtico varapalo" a las organizaciones agrarias.

Y es que esta ayuda es fundamental para el sector, ya que ha paliado la recesión de estos cultivos proteaginosos de los que España es deficitario. Desde Asaja exigen al Gobierno que renegocien ante la Comisión Europea una partida que asciende hasta los 45 millones de euros. En caso de no poder mantenerla, los agricultores consideran que el Ministerio de Agricultura debe lograr que la Comisión autorice un ligero rebasamiento del porcentaje presupuestario previsto para las ayudas asociadas. De esta forma, se podría incluir al girasol dentro del paquete de sectores y cultivos con ayudas asociadas y mitigar el golpe.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Como a la gente no le explican los médicos (Algo que me resulta incomprensible) que el aceite de girasol es en un 65% omega-6...no entienden porque aun tomado suplementos de omega-3 a puñados, no consiguen bajar sus niveles de colesterol...Ambos ácidos grasos, comparten el mismo canal de absorción, por lo que al consumir generalmente aceite de girasol, el organismo tendrá un exceso de omega-6 y una deficiencia sistémica de omega-3 que es la encargada de retirar el colesterol de las células. Así que si existe una escasez de aceite de girasol, algo bueno puede salir de todo ello.

Puntuación 5
#1
Usuario validado en Google+
D Villamil
A Favor
En Contra

Devolved los restos del Caudillo al Valle, último aviso!

Puntuación 2
#2
delgado
A Favor
En Contra

^>

No lo saben???? la tierra no es un ente estable, y el Sol que es el que más influye en el clima de la tierra cada dos por tres "Tose" y nos echa su abrasador aliento

Vamos a ver en el periodo 1992-94 hubo temperaturas más altas que este año, bien documentadas,

Porque existen registros debido a que hubo un evento????? internacional

Lo del cambio climático, en la actualidad solo es un invento de la Genocida Internacional Socialista-WEF- para conducir a la humanidad a una Dictadura Socialista, por cierto ya hemos llegado el 15/03/2020

Puntuación 0
#3