Podcasts

La resurrección del aceite de palma: en busca de alternativas al girasol tras la invasión de Ucrania

  • Era un producto denostado por su cantidad de grasas saturadas...
  • ... y por los problemas medioambientales ligados a su producción
  • Indonesia ha limitado sus exportaciones para asegurar el abastecimiento
Madrid

No ha quedado más remedio. La industria agroalimentaria ha vuelto a interesarse por el aceite de palma. La razón es la escasez de aceite de girasol que ha provocado la guerra de Ucrania. Una tendencia que se recupera tras años de demonización, provocado por su cantidad de grasas saturadadas, y también por los problemas medioambientales asociados a su producción.

Pese a todo, el aceite de palma es una de las grasas más consumidas del mundo. Está presente en muchos alimentos procesados: margarinas, pizzas, galletas, patatas fritas, chocolates... Aunque, al menos, en España no se vende de forma embotellada.

En los últimos años, su uso se ha reducido sustancialmente, y ha sido habitual encontrar la etiqueta 'sin aceite de palma' en muchos productos. Esto se debe a su contenido de ácidos grasos saturados, perjudiciales para la salud, pero también a los problemas de deforestación que genera en los países de origen. Esto provocó una importante campaña en contra desde el año 2017, que llevó a varias cadenas de supermercados a pedir a los fabricantes que evitasen su uso. Aunque, hay que decir, que los países productores se están esforzando desde entonces por mejorar en el ámbito de la sostenibilidad.

Uno de los beneficiados fue el aceite de girasol, que se consagró como una de sus principales alternativas. Pero la invasión rusa ha dejado a España sin las 500.000 toneladas que importaba de Ucrania cada año.

La industria alimentaria busca alternativas al aceite de girasol a precios razonables

Por lo tanto, las compañías de salsas, de bollería o fritos, entre otras muchas, se han visto obligadas a interesarse de nuevo por el aceite de palma, como explica Jorge de Saja, director de Afoex, en declaraciones recogidas por EFE. Actualmente, se busca una alternativa con precio razonable, disponibilidad continua en grandes cantidades, y con los perfiles grasos necesarios.

Pero no es la única alternativa que barajan. También ponen sus ojos en el aceite de soja, o el de oliva, por supuesto. Pero, por sus características y cualidades, muy diferentes, y los cambios que exigiría su uso en sus recetas, la industria está encaminada a apostar principalmente por el aceite de palma.

Sus ventajas competitivas es que no tiene olor, ni sabor, además de que, al ser más saturado, se enrancia menos, y permite que los productos tengan una textura más cremosa. No es el más recomendable, recuerdan los expertos en nutrición, pero es fácil de usar para la industria. Y, por si fuera poco, es más barato.

Problemas de disponibilidad

España importa unos dos millones de toneladas de aceite de palma al año, pero el problema que se han encontrado desde el sector alimentario es que su disponibilidad y su precio pueden verse comprometidos por las medidas de control que están estableciendo en los países de origen.

Las autoridades de Indonesia, por ejemplo, que es el mayor productor y exportador mundial, acaban de prohibir la exportación de la variante refinada. Su objetivo, dicen, es garantizar el suministro local y frenar el encarecimiento interno por la mayor demanda internacional. Solo en febrero su precio se disparó un 44%.

Las medidas tomadas por Indonesia, junto con otros aspectos negativos, como las sequías que se están viviendo en Sudamérica o Canadá, grandes productores de otros aceites como los de soja o canola, y que también han limitado sus exportaciones, están tensionando aún más el mercado mundial de aceites vegetales. Una situación que hará inevitable que los precios de los alimentos continúen disparados.

comentarios8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

armando
A Favor
En Contra

El aceite de Palma ya esta prohibido en la mayor parte de Europa, en EEUU están a punto de hacerlo pero con la crisis esperaran un poco mas y así otras muchas naciones.

Aceite de girasol hay almacenado en estos instantes para 3 años sin necesidad de cosechar, por lo que no hay escasez solo mucha Especulación.

Puntuación 18
#1
Pepe
A Favor
En Contra

Vemos que a los gobiernos no les interesa la.salud. aceite muy peligroso.

Puntuación 11
#2
Javier
A Favor
En Contra

La población europea debería conocer que sus políticos han sido formados e impulsados por los grandes fondos de inversión internacional. Por ello el interés de los ciudadanos les importa un pimiento.

Te alimentaras con insectos , viajaras en patinete y seras feliz...¡Viva la Agenda 2030!

Puntuación 16
#3
mesnadero
A Favor
En Contra

Los periódicos deben de intentar destrozar lo menos posible el castellano, aunque quede guay, moderno y rompedor

El aceite de canola tiene nombre en castellano, y además muy conocido: Aceite de colza.

En Castilla la Vieja se está sembrando mucha colza. Cualquiera que vaya , ahora mismo por sus carreteras, verá enormes extensiones de color amarillo. Es la colza en plena floración.

Tiene mala fama por la nefasta gestión de nuestros ineptos políticos, pero es un aceite muy sano. Hay que usarlo en frío, porqué no resiste bien el calor.

Buenod días.

Puntuación 10
#4
Alarmado
A Favor
En Contra

Pero cuando se dará cuenta el inversor, el intermediario, el cliente y los gobiernos, que el aceite de palma empobrece a sus productores, ya que algún día les abandonarán y al no tener su tejido productivo diversificado y con reconocimiento ·"Eco" sufrirán su abandono y perdida de norte.

Aparte de esto, el aceite de palma es polisaturado. Su ingesta produce obstrucción del riego sanguíneo y....

.... acaba con las selvas tropicales de indonesia, malasia, borneo, etc. y los habitats de los gorilas y demás especies habitantes de estas selvas. NUTELA es un gran comprador de Aceite de Palma

Puntuación 7
#5
Anonimo
A Favor
En Contra

hay que fomentar el consumo de aceite de colza, es ms barato y con mejores cualidades sanitarias , ademas es una planta anual, no requeridora de riegos , su recogida es mecanica_ barata- ,

efectivamente no es recomendable para freir / practica culinaria llamada adesparacer.

respecto al aceite de colza "desnaturalizado" que creo tanta polemica, aun no sabemos ; creo; quien fue el culpable, si ese aceite adulterado o los otros componentes de las ensaladas.

Hubo un doctor que para demostrar que ese aceite no era la causa de la enfermedad se bebio un buen trago de el y no le paso nada

Puntuación 6
#6
el americano
A Favor
En Contra

El mundo esta loco, es lo mismo que lo del carbón, el aceita de palma se prohibió por causas del cambio climático producido por la destrucción de palmerales, esta visto que todo es palabrería hueca, hay los ecolojetas ¡

Puntuación 6
#7
TEO
A Favor
En Contra

Es un aceite vegetal como otros muchos, mejorando el refinado servirá cómo uno más.

Si por la extrema ecología fuera, ni alimentos ni energía suficiente para vivir.....

Puntuación 5
#8